Aunque las primeras fotografías que se publicaron en el Diario de Ibiza fueron en 1928 con motivo de la visita de Alfonso XIII a la isla para inaugurar el monumento a Vara de Rey, no fue hasta principios de los años 70 cuando la fotografía empezó a cobrar protagonismo en las páginas del diario. Las nuevas tecnologías de entonces (se implantan las linotipias, la impresión off set y se renuevan los talleres) permiten que se inicie la información gráfica. La imagen empieza a hacerse un hueco en las páginas de Es Diari y las informaciones más importantes comienzan a ilustrarse con fotografías propias.

Hasta finales de los 60 y principios de los 70, las imágenes que se publicaban en las páginas del periódico eran bastante esporádicas, muchas de ellas provenían de la llamada cadena de prensa del movimiento (ese ‘grupo periodístico’ que servía de elemento propagandístico del régimen franquista y que llenaba las páginas de los diarios de informaciones del gobierno).

Buil Mayral en la ciudad de plástico de Sant Miquel en 1971. ARXIU D’IMTAGE I SO CONSELL D’EIVISSA
Buil Mayral en la ciudad de plástico de Sant Miquel en 1971. ARXIU D’IMTAGE I SO CONSELL D’EIVISSA

Fue en ese cambio de década cuando en las páginas de Es Diari se empezaron a asomar las primeras fotografías de colaboradores como Juan J. Gili Olcina y Buil Mayral. Este último se puede considerar como el primer reportero gráfico de Diario de Ibiza.

En 1970 Buil Mayral, con 50 años, ya era un reconocido fotógrafo artístico y galardonado con importantes premios. Un encargo de la editorial Everest para hacer las fotografías de la guía turística de Ibiza y Formentera le permitió conocer la isla y, como ocurrió con decenas de artistas en aquellos años, esa primera visita resultó clave en su vida. Ese mismo año Buil Mayral decidió instalarse en Ibiza de manera definitiva.

BUIL MAYRAL RETRATÓ LOS ACONTECIMIENTOS MÁS IMPORTANTES DE LOS AÑOS
70 Y 80

Como recuerda el escritor Vicente Valero en una semblanza sobre el fotógrafo publicada en este periódico en 2010: «Por aquellos años la fotografía era aún un experimento en la prensa escrita de las Pitiüses, de manera que muy bien puede concedérsele a Buil el título de pionero. Y su vocación de fotógrafo artístico no se vio menoscabada por su trabajo. Continuó tomando imágenes para su archivo personal, con una mirada profunda hacia el mundo rural ibicenco sobre todo, que había despertado su interés desde los primeros días de su llegada. Y al mismo tiempo, como fotógrafo de Diario de Ibiza, se abrió a todas las manifestaciones de la vida política, cultural, social y deportiva de la isla».

Precisamente, la primera referencia que se tiene de Buil Mayral en Es Diari es un amplio reportaje gráfico de la ordenación episcopal de monseñor Teodoro Úbeda el 1 de noviembre de 1970. El periódico informaba dos días después (los lunes no se publicaba la prensa) a lo largo de tres páginas de un evento celebrado al aire libre y con una nutrida presencia de asistentes. «Más de diez mil», decían las crónicas, lo que venía a ser la cuarta parte de la población de la isla en aquellos años. Allí estuvo Buil Mayral con su cámara Nikon, con la que recogió ese acontecimiento y otros muchos que se sucedieron en la isla en aquella década cargada de noticias impactantes.

Dos montajes fotográficos de Buil Mayral que se publicaron el Día de los Inocentes.

Montajes e inocentadas

Como buen artista, a Buil Mayral y a su amigo Gili Olcina, impulsores de la Agrupación Fotográfica y Cinematográfica de Girona, les gustaba experimentar y hacer montajes fotográficos. Como anécdota, en aquellos primeros años se permitieron incluso gastar algunas bromas el día de los Santos Inocentes en las páginas de Es Diari. En 1970 despojaron de espadas y trompetas la estatua de Vara de Rey y un año más tarde dejaron semiderruida la torre de la catedral a causa de las fuertes lluvias caídas.

Se puede decir que Mayral también fue pionero en retratar a los personajes famosos y darles cabida en las paginas del Diario. Y además lo hizo con una mirada humorística muy característica del autor. Xavier Cugat, Frank Sinatra, Dean Martin, Gina Lollobrigida o Úrsula Andrews fueron algunas de las estrellas que retrató el artista. Mayral expuso su obra en varias ocasiones y siguió colaborando en el Diario de Ibiza hasta 1983, con varios altibajos debido a los desencuentros con los editores del periódico. Mayral dejó su impronta en Es Diari y en la sociedad ibicenca con imágenes de centenares de acontecimientos y personajes. ¿Su mejor fotografía periodística? «Una impublicable», reconocería años más tarde en una entrevista.

Por aquellos años, un jovencísimo Toni Pomar empezaba a colaborar en las páginas deportivas de los domingos y asomarse con su cámara por los veranos de aquella Ibiza que ya tenía fama mundial.

Toni Pomar con Mary SantPere en Ibiza. ARCHIVO TONI POMAR
Toni Pomar con Mary SantPere en Ibiza. ARCHIVO TONI POMAR

«Cuando llegué al Diario en 1986 no había fotógrafo», recuerda, porque tras la marcha definitiva de Mayral y hasta la llegada de Pomar eran los redactores los que tenían que hacer las fotografías.

«Recuerdo aquellos años como de mucho trabajo, sólo libraba los sábados y tenía que ir de un lado para otro. Al ser el único medio que había, y yo el único fotógrafo, era yo el que marcaba muchas veces la agenda o si no llegabas a la hora, te esperaban; en las elecciones, por ejemplo, yo les decía a los candidatos a qué hora tenían que ir a votar para poder organizarme la ruta», rememora entre risas.

Por la cámara de Pomar pasaron muchas historias y noticias que se reflejaron en las páginas de Es Diari, aunque quizás la que más le impactó fue el accidente de un autobús en Ca na Negreta en el que murieron siete personas. «Fue muy duro, pero en general el trabajo en el periódico fue una experiencia muy positiva». Entre los colaboradores de aquellos años también destacan Salvador Petit o Vicent Roca.

Por la redacción de es diari han pasado grandes fotógrafos ibicencos

A finales de los años 80 se produjo el desembarco de jóvenes fotógrafos ibicencos, con Rafa Domínguez a la cabeza. Hijo de Antonio Domínguez y ahijado de Rafael Mulet, los dos fundadores de Raymar, Domínguez empezó desde muy joven a colaborar en las páginas de Es Diari. «Entonces se cubría absolutamente todo, íbamos a todos los sitios y no parábamos en la redacción», señala. Domínguez recuerda como acontecimientos más relevantes el histórico ascenso de la SD Ibiza a Segunda B en el año 92, «con un Can Misses abarrotado» y el trágico accidente de dos niñas del barrio de sa Penya que murieron ahogadas en el puerto. «Hacíamos guardia con las familias, conviviendo con ellas días y noche», rememora.

Por la redacción de Es Diari pasaron en aquellos años fotógrafos ibicencos que luego han tenido una destacada trayectoria, como Carles Ribas (premio Ortega y Gasset de periodismo gráfico), Joan Costa (segundo premio en el World Press Photo en la categoría de naturaleza) o Moisés Copa. Tanto Juan A. Riera como Vicent Marí, los actuales reporteros gráficos, llegaron en los años 90 a la redacción y desde entonces han recogido los acontecimientos más importantes que han ocurrido en la sociedad ibicenca en el último cuarto de siglo.