Vicent Cardona Roig es el delegado insular del Colegio de Ingenieros Industriales de Balears. Foto: Sergio G. Cañizares
Vicent Cardona Roig es el delegado insular del Colegio de Ingenieros Industriales de Balears. Foto: Sergio G. Cañizares

Con una nueva sede a punto de abrir en la avenida de España, 56, de Vila, el Colegio de Ingenieros Industriales de Balears consigue un logro importante para la profesión, tras varios años luchando por disponer de un espacio oficial propio en la isla.

La nueva sede del Colegio.
La nueva sede del Colegio.

Con su conocimiento del sector y ante un deterioro de los edificios de Vila, el colectivo reclama nuevas normativas para embellecer las edificaciones de la localidad a través de su renovación.

Más allá de una mejora de la estética urbana, también reivindica la falta de participación que tiene el colectivo en la creación de nuevos edificios de viviendas. Al fin y al cabo, una obra tiene que cumplir los parámetros estéticos, pero también de funcionalidad y, en eso, los ingenieros industriales superiores son expertos.

Esta tarea no únicamente se limita a Vila, ya que el colectivo busca un plan que mejore la estética de las rutas de la isla a través del embellecimiento de las edificaciones industriales situadas a pie de carretera. Sin duda, Ibiza tiene rincones y pueblos muy bonitos y sería maravilloso que los desplazamientos entre ellos estuviesen a la altura.

El Colegio de Ingenieros Industriales de Balears también pide una legislación para chequear la instalación de los edificios de Eivissa con el objetivo de renovarla. Es importante tener en cuenta que, con el paso de los años, pueden deteriorarse y provocar incidentes. Piden, para ello, una normativa consensuada que no cambie con cada mandato.

Renovación del turismo

La isla vive del turismo y el Colegio de Ingenieros Industriales de Balears reclama un plan de financiación para renovar las instalaciones de la industria hotelera pero también promover la industria rural.

El agroturismo puede ser muy positivo para la isla si se consigue fomentar el uso de las tierras para el propietario. Promover la industria secundaria para producir a través de la tierra es fundamental para generar producto de calidad en Ibiza y darle la bienvenida a un turista atraido por ese comercio. Para ello, es importante limitar la venta de propiedades agrícolas a quienes quieran destinarlo a un uso comercial ajeno al sector.

Sin duda, promover las industrias asociadas al agroturismo, como la producción de aceite o cosmética, no solo generaría más riqueza en la isla y un nuevo turismo sino también contribuiría al cuidado del medioambiente.

- Publicidad -