La paella, un clásico de este restaurante.

La gente de la isla tiene un punto de encuentro irreemplazable durante todo el año: Bon Lloc. Muchos residentes (y también un buen número de turistas) saben ya que en este restaurante encuentran un lugar agradable para reunirse a desayunar, almorzar, comer o cenar. Porque este establecimiento permanece abierto durante todo el día, dando un servicio próximo y familiar de la mañana a la noche.

Muchos grupos de amigos y familias quedan en Bon Lloc para disfrutar de sus ricos arroces, pescados en general o el excelente bullit de peix, en particular. Elaborados al modo tradicional, estos platos conservan la tradición ibicenca y mediterránea y la presentan ante el comensal.

Toda la familia es bienvenida en Bon Lloc.

Bon Lloc también es perfecto para un tapeo ya sea a mediodía o por la noche. Elaboraciones caseras perfectas para picar algo o bien para comer o cenar compartiendo diversos platos. En este sentido, son también muy apreciados los ricos montaditos.

Y a mediodía, el menú no deja indiferente a nadie, con platos mediterráneos que se sirven a un precio asequible.

- Publicidad -