Desde que nació en 1974, el restaurante Can Gat ha tenido siempre la misma filosofía: promover los valores gastronómicos ibicencos y dar un servicio excepcional al cliente. Y así continúa a día de hoy, asentado ya como uno de los imprescindibles de la cocina local.

Desde la Cala de Sant Vicent, este tradicional restaurante ofrece ricas paellas, arroces, pescados frescos elaborados al momento y unas calderetas que dejan completamente rendidos a los comensales. Delicias directas al plato en un entorno perfecto, con vistas increíbles al mar y la costa y una gran playa para que los niños jueguen a sus anchas.

El restaurante no es solo un lugar perfecto para reunirse con la familia o amigos, sino también para celebrar eventos con unas vistas magníficas al Mediterráneo.

Quienes aprecien la gastronomía mediterránea e ibicenca elaborada con los mejores ingredientes del mar y la tierra pueden reservar ya su mesa, para deleitarse con los mejores pescados de la isla y suculentos arroces y paellas.

- Publicidad -