Ibiza es una tierra gastronómicamente muy rica. Arroces y pescados de roca dan lugar a platos como el bullit de peix, pero también hay espacio para las carnes y los platos de la tierra como la ensalada payesa o el sofrit pagès. Por esta razón, es muy complicado abrir un restaurante en la isla y competir con su nivel culinario, pero cuando un proyecto apuesta por un producto de calidad y una elaboración detallada, lo consigue. Hace cuatro años llegó, desde Milán, El Carnicero Ibiza, un restaurante donde la carne es la protagonista y la decoración un factor clave.

Ahora que ha empezado el verano, su terraza es un sitio ideal.
Ahora que ha empezado el verano, su terraza es un sitio ideal.

«El corazón del local es la casa payesa, con origen en el año 1400, que hemos restaurado con mimo y cuyo espíritu hemos conservado con una mezcla de diseños originales y terrazas espectaculares», explicó Javier Rodríguez, director de El Carnicero Ibiza. El local tiene diferentes espacios, como el Gran Patio, con mesas al aire libre junto a preciosos olivos; la Casa Payesa con el salón principal y un bar interior; la Sala del Dueño, donde se encuentra el horno; las Mesas Mirador, un espacio ideal para disfrutar de una cena en pareja en mesas altas; o la Sala de Juegos para los más pequeños de la casa.

Su excelente ubicación, situado a dos minutos caminando del centro de la localidad de Ibiza y con un gran aparcamiento donde dejar el coche, hace que se convierta en un sitio ideal donde tomar la primera copa antes de empezar a disfrutar del ocio nocturno que ofrece la isla.

Si hay un pilar fundamental en el restaurante El Carnicero, es la carne, presente en la carta y servida en diferentes elaboraciones.

Lo mejor es probar algunos de sus sutiles entrantes, como el tiradito de magret de pato con salsa chimichurri o el ceviche El Carnicero con cebolla morada, cilantro y toque andino; para después seguir con una buena pieza de carne. Ya sea en forma de steak tartare, en hamburguesa o cualquiera de los cortes que ofrecen, como el vacío de buey o la chuleta de buey madurada durante noventa días, pedir carne es garantía de placer y calidad. Todas ellas, pueden servirse con arroz pilaf, veduras en Josper y patatas chips o asadas, entre algunas de las muchas guarniciones que se ofrecen para acompañar cualquier carne.

Fiesta de aniversario de El Carnicero Ibiza

Este jueves, el restaurante celebró su cuarto aniversario en un acto donde asistieron sus clientes más fieles, caras conocidas de la sociedad ibicenca y los principales medios de comunicación de la isla.

El Carnicero Ibiza quiso agradecer la confianza de sus clientes y organizó un evento donde el fuego, la magia y el espectáculo se unieron a la música en directo y a una cuidada degustación de sus mejores elaboraciones. «Han sido cuatro años de ilusiones y muchísimo trabajo para conseguir que un sueño, pasara a ser un proyecto y creo que, por fin, podemos decir que una realidad», afirmó Javier Rodríguez.

«Me gustaría agradecer el trabajo a todos nuestros colaboradores y aprovechar esta ocasión para mandar un abrazo muy grande a todo nuestro público», añadió el director de El Carnicero Ibiza al finalizar la fiesta.

- Publicidad -