Este fin de semana es el último para disfrutar del auténtico cocido madrileño en El Cigarral, el restaurante que lleva celebrando unas jornadas específicas de este plato desde hace más de una década. La familia Ortiz y su equipo estrenaron estos días dedicados al cocido madrileño el pasado 14 de octubre, y será mañana cuando pongan el punto final hasta el próximo año.

Quienes aprecien esta receta tradicional pueden reservar su mesa para hoy o mañana, para deleitarse con el cocido servido en tres vuelcos. En el primero, la sopa de fideos llega en puchero a la mesa. En el segundo, los manjares son el garbanzo castellano, el repollo al caldo de lacón, las patatas y zanahorias cocidas en su caldo y la salsa de tomate escalfado. El tercer vuelco está compuesto por el morcillo, la gallina, el chorizo, la morcilla, el tocino de veta y los huesos de camón y caña de vaca, acompañados por la guindilla y la cebolleta fresca.

El Cigarral despide así las jornadas del cocido madrileño, pero comienza a preparar ya las del bacalao y la caza.

- Publicidad -