A Son de Mar. El mejor modo de disfrutar la isla en invierno

A ritmo pausado, degustar la cocina de A Son de Mar es un plan perfecto para residentes

Diana Blesa
Vistas únicas en A Son de Mar, donde saborear una cocina con sello mediterráneo. Foto: Sergio G. Cañizares

La isla blanca es perfecta para disfrutar todo el año. Sus encantos se mantienen vivos más allá de la temporada estival, y los residentes sienten que tienen derecho a vivirla y sentirla en la calma de los meses de otoño e invierno. Precisamente con esta idea está pensado el restaurante A Son de Mar, un espacio que permite relajarse en el mágico entorno de Marina Botafoch sin las prisas del verano.

Deliciosos arroces y paellas. Foto: A Son de Mar

Las vistas al puerto y a la ciudad antigua de Dalt Vila son perfectas desde este exclusivo puerto deportivo de Ibiza. Sentarse a la mesa de un buen restaurante y deleitarse con una gastronomía mediterránea basada en la calidad del producto es un placer que nadie puede perderse. A Son de Mar brinda la oportunidad perfecta: arroces y paellas elaborados en distintos estilos, con claras influencias de la tradición valenciana, cocinados a fuego lento con una finísima capa de arroz, y una selección de carnes y pescados para completar la experiencia gastronómica, con recetas que contienen toques de autor con efecto sorpresa.

 

Suculentos postres.

Los precios se ajustan en el establecimiento para el invierno, y los comensales pueden degustar un completo menú de lunes a viernes por 18 euros; fines de semana por 29,5 euros.

 

- Publicidad -