Las vistas directas al Mediterráneo son un auténtico placer durante todo el año. Jockey Club Salinas permite, además, divisarlas mientras se degusta una gastronomía mediterránea muy elaborada en un ambiente alegre, de complicidad con el cliente y profesionalidad.

Una cocina mediterránea con guiños al mundo.

Variedad, calidad y buen producto son los tres conceptos que mejor definen la cocina de Jockey Club. En su mesa se puede degustar desde un pulpo al grill con espuma de patata y pimentón de la Vera, pasando por el excelente jamón ibérico de bellota, un supremo bacalao con arroz meloso de sobrasada y coulis de pimientos del piquillo o una hamburguesa de wagyu con guacamole, picada de pimientos, hojas de ensalada y cilantro que dejan sin palabras al comensal. Pero también están el confit de pato, los mejillones en salsa marinera, ceviches, tartar y un sinfín de elaboraciones más que concentran lo mejor de la gastronomía mediterránea y hacen guiños a otras culturas culinarias del mundo.

Mañana, ‘get together’ con Ainsley May y Bruno from Ibiza en el local

Platos inspirados en la gastronomía de autor.

Y quien crea que la música en Ibiza deja de sonar cuando termina el verano está muy equivocado. El espíritu musical continúa vivo en Jockey Club Salinas con sonido en directo con los mejores DJ. El restaurante abre viernes, sábados y domingos desde las once y media de la mañana hasta la puesta de sol, y celebra eventos como el ‘Get Together’ que llega mañana con Ainsley May y Bruno From Ibiza para imprimir buen ritmo de dos del mediodía a siete de la tarde.

«reivindicamos la pasión por lo auténtico y lo diferente», aseguran

Todos estos ingredientes forman el concepto Jockey Club Salinas, que desde que abrió sus puertas en 1993 es un beach restaurant con alma de chiringuito. Un espacio distendido para charlar, comer, escuchar buena música y, en definitiva, disfrutar durante todo el año. «Reivindicamos la pasión por lo auténtico y diferente», aseguran.

- Publicidad -