Km5, en la carretera de Sant Josep.

Km5 sigue siendo un lugar imprescindible en las veladas ibicencas. Los más sibaritas adorarán comer en su barra de sushi, donde lo preparan en vivo y en directo, de cara al comensal. A los platos de cocina japonesa tradicional, se unen otros que aportan guiños de fusión como los hot rolls o los originales uramaki, ¡una tentación para el paladar! Se sirven en un espacio renovado y al aire libre, donde también se pueden degustar ostras francesas que deleitan a los paladares más exigentes.
Abierto al público todas las noches de 20 horas a 3 de la madrugada.

- Publicidad -