- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Una tapa de bacalao de Noruega sobre una base crujiente de alcachofas de Jerusalén con algas, presentada por Oyvind Boe Dalev, chef del restaurante de Oslo Statholdergaarden, ha ganado el I Campeonato Mundial de Tapas, celebrado esta semana en Valladolid.

El español Alberto Montes, del Hotel Restaurante Atrio, en Cáceres, ha sido uno de los dos subcampeones de este concurso, según el fallo del jurado, que ha presidido el chef Alberto Chicote y del que ha formado parte, entre otros miembros, Rafael Anson, presidente de la Real Academia de la Gastronomía en España.

Montes, que participaba como campeón del concurso nacional celebrado el año pasado, ha sido galardonado por ‘En busca de tesoro’, una croqueta elaborada con pasta soplada de wantón, de origen asiático, y rellena con un guiso de calamares en su tinta con salsa ali-oli, que ha presentado dentro de un cofre.El otro subcampeón mundial ha sido el japonés Saito Taka Yoshi, del restaurante Mori Farm, de Kagoshima (Japón), por su ‘Wagyu Tapas’.

Los tres accésit han sido para la marroquí Fatima Namili, del Dar Moha, en Marrakech, por ‘Pastilla’ (Tapa más Tradicional); Francesco de Sanctis, del Sibares Cocina Libre, en Lima (Perú), por ‘El rostro de la quinoa’ (Tapa más vanguardista); y Jonathan Grandy, del Heliport Brasserie, en Lieja (Bélgica), por un carpaccio de gambas rojas de Garrucha (Almería) (Mejor concepto de Tapa).

Todos ellos integran el palmarés de este I Campeonato Mundial de Tapas que, junto al XIII Concurso Nacional de Pinchos y Tapas, celebrado este lunes y martes pasados, han protagonizado el Festival de la Tapa en esta ciudad.

El ganador del certamen nacional ha sido Igor Rodríguez Sanz (San Sebastián, 1977), del restaurante Ham en Puerto Sóller (Isla de Mallorca), por una ensaimada elaborado con un guiso de cangrejo de río. «Ha sido espectacular, lo más grande que me ha pasado en mi carrera, resulta increíble», explicó instantes después de recoger su premio.

Los subcampeones nacionales han sido Pepe Ron, del Bar Restaurante Blanco, en Cangas de Narcea (Asturias) por un pepito de ternera; y Ramón J. Lapuyade, del Restaurante Hostal El Portal, en Alcolea de Cinca (Huesca), por una tapa de cordero glaseado con cola.

Los tres accésit han sido para los cocineros José Francisco Luque, del Hotel Palace, en Madrid, por ‘¡¡100 % Madriz!!’ (Tapa más tradicional); Rodrigo Andrés Osorio, del Cenador de Amós, en Villaverde Pontones (Cantabria) por ‘ADN cántabro’ (Tapa más vanguardista); e Íñigo Kortabitarte, del Restaurante Kobiya, en Durago (Vizacaya), por ‘Rulo de Lumagorri con hongos’ (Mejor concepto de Tapa).

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!