Prepara tus propios caramelos para calmar la tos

La miel y el limón se reinventan junto al jengibre para dar forma a gominolas contra la tos.

Febrero es uno de los meses más fríos del año y los resfriados son muy frecuentes. Desde siempre han existido remedios naturales que han ayudado a mejorar la sensación del malestar que provocan los procesos gripales.

Entre ellos, la miel y el limón han ido juntos como solución a la tos y los problemas de garganta y, actualmente, tras el auge del jengibre en la medicina natural, se ha creado una infusión perfecta para calmar la tos y mejorar el bienestar en días fríos y grises.

Por un lado, el limón es conocido por su aporte de Vitamina C, que refuerza las defensas del organismo y además es desinfectante. También es rico en minerales, entre los que destacan el potasio, el magnesio, el calcio y el fósforo.

Por otro lado, la miel no es solo una alternativa saludable al azúcar, sino que a la vez, aporta muchos beneficios como su poder antiséptico o su acción calmante.

Finalmente, el jengibre favorece la absorción de nutrientes, lo que le convierte en un buen ingrediente complementario en sopas, cremas y salsas. Cuenta con propiedades expectorantes y antibióticas que pueden actuar con eficacia en problemas de gripes y resfriados.

Si juntamos estos tres extraordinarios alimentos, el resultado es un remedio complementario para minimizar los síntomas de los procesos gripales como la tos, la congestión nasal e incluso pueden reforzar el sistema inmunitario.
El concepto de infusión viene del propio verbo infusionar, que significa aromatizar un líquido con otro ingrediente a través del calor.

Así es cómo, en este caso, para conseguir un remedio tan legendario como la infusión de miel, jengibre y limón únicamente hay que dejar hervir agua con dos rodajas finas de jengibre fresco durante 10-15 minutos. Pasado este tiempo, se añade el zumo de un limón y una cucharada de miel. A pesar de ser un remedio fácil y rápido de preparar, hay quienes no les gustan las infusiones.

Preparar caramelos

Para ellos, existe la versión en gominolas. Una receta muy sencilla y rápida para llevar a cualquier parte.
  • Para ello solo se tiene que hervir 250 ml de agua con el zumo de cuatro limones, una cucharada y media de jengibre fresco rallado y tres cucharadas de miel. Mientras infusiona durante 15 minutos, se disuelven 20 gramos de gelatina en 250 ml de agua, se agrega a la infusión y se deja hervir hasta cumplir el tiempo.
  • Se vierte la mezcla en moldes para hacer cubitos y se deja enfriar en la nevera hasta que adquiera la textura de gominola.
  • Se conseguirán unas gominolas naturales perfectas como remedio casero contra la tos.
Ester Vila
Ester Vila
Branded Content en Diario de Ibiza

Redes Sociales

4,769FansMe gusta
15,316SeguidoresSeguir
4,188SeguidoresSeguir
201SuscriptoresSuscribirte

Últimas empresas en incorporarse a nuestro portal de servicios.

TE PUEDE INTERESAR