El Peugeot 2008 destaca por su fuerte personalidad en el segmento de los SUV compactos. Los conductores que buscan un vehículo a mitad de camino entre un turismo convencional y un todoterreno, disfrutarán con este modelo de una experiencia de conducción única y adictiva.

Puesto de conducción.
Puesto de conducción.

El diseño del 2008 sobresale por los pasos de rueda, la calandra vertical y los paragolpes que protegen tanto a la carrocería como a los pasajeros.

Desde el exterior los faros con molduras negras y cromadas reflejan el alto nivel de la tecnología a bordo. Mientras que en el interior, el ambiente luminoso subraya tanto la riqueza de los materiales como el cuidado por los detalles.

Ideal para las Pitiusas

Quienes disfruten al volante, lo harán todavía más con el Peugeot i-Cockpit® ya que este puesto de conducción consigue una experiencia intuitiva, ágil y segura.

El Peugeot 2008 es ideal para el uso en las Pitiüses ya que en los desplazamientos urbanos el Active City Brake reduce la gravedad de los accidentes e, incluso, los evita. Además, los amantes de las actividades al aire libre disfrutarán con la versión especial Crossway, que ofrece un equipamiento ideal para los aventureros que dan valor a la imagen.

La gama de motores está compuesta por mecánicas que cumplen con la norma Euro6 ya que las emisiones de CO2 se sitúan en niveles reducidos: entre 90 g/Km y 114 g/Km. En cuanto a las mecánicas están asociadas a cajas manuales y automáticas. Respecto a las potencias van desde los 82 CV hasta los 130 CV en motores diésel o gasolina.

- Publicidad -