Inicio Etiquetas Embutidos

Etiqueta: Embutidos

OLEOTECA SES ESCOLES, un rincón muy especial para despertar los sentidos

Ses Escoles, la primera oleoteca de la isla, es un rincón de esencia ibicenca donde una cálida atmósfera acompaña al comensal. Aquí se respira el auténtico ambiente ibicenco, y se pueden degustar suculentas carnes a la parrilla, cocas tradicionales o tablas de embutidos de gran calidad. Abierto todo el año, este establecimiento permite, además, conocer los secretos de la elaboración del aceite en la isla, y marida todos sus platos con el aceite de oliva virgen extra Can Miquel Guasch.

Ses Escoles se ha convertido en un lugar imprescindible para cenas de empresa, y el punto de encuentro de familias durante las fiestas navideñas. Abierto todos los días excepto el 25 de diciembre.

El Paladar | Un cortador de jamón es el ‘invitado’ con más amigos

Un buen jamón es sinónimo de éxito en cualquier evento. Y si es en una boda, suele ser el ‘invitado’ con más amigos. En El Paladar lo saben y por ello ofrecen la posibilidad de instalar una estación gastronómica de corte de jamón al instante. Para ello cuentan con seis experimentados cortadores de jamón. Estos profesionales son especialistas en satisfacer los gustos de los invitados que asisten a cualquier evento.

El Paladar, con más de doce años de experiencia, cuenta también con distintas opciones gastronómicas para atender las demandas de sus clientes. Junto al jamón, una de las preparaciones que más éxito suele tener es la instalación de una mesa con distintos tipos y variedades de quesos, que se sirven en miniatura a modo de degustación.

También, en El Paladar son especialistas en la elaboración de bandejas, decoradas con todo detalle, con una exquisita selección de embutidos ibéricos, ahumados o canapés, entre otras delicias.
Esta empresa de productos gourmet cuenta con tiendas o puntos de venta en varias localidades de las Illes Balears.

El Paladar, Jamoneria & Delicatessen. Manjares de pequeños productores

Los productos más selectos de la gastronomía nacional pueden encontrarse en El Paladar, una tienda gourmet situada en el centro de Ibiza que también distribuye a restaurantes y otros establecimientos hosteleros de la isla.

Una gran tienda con artículos de alimentación ‘gourmet’. R.E.I.
Una gran tienda con artículos de alimentación ‘gourmet’. R.E.I.

Artículos de alimentación elaborados por pequeños productores llegan directamente a El Paladar, donde se encuentran jamones con Denominación de Origen, embutidos ibéricos, quesos, patés, conservas premium y una selección de vinos y licores nacionales e internacionales con una excelente relación calidad-precio.

Embutidos nacionales y locales. R.E.I.
Embutidos nacionales y locales. R.E.I.

Los jamones y paletas, productos estrella de la tienda, son originarios de Salamanca, Huelva, Extremadura o Sierra Morena. Los profesionales de El Paladar se trasladan a cada uno de estos lugares para escoger cada pieza, garantizando así la máxima calidad del producto.
Huevos, quesos, leche, miel o pan completan la selección gastronómica de El Paladar, donde además se realiza corte de los embutidos (incluido corte a cuchillo), se preparan bandejas tipo catering para eventos y se ofrece servicio de corte de jamón para celebraciones.
El Paladar es distribuidor de confianza para muchos restaurantes de la isla. Entregas puntuales de productos que conquistan a los paladares más exigentes.

Budapest, entre el Mercado Central y los puestos callejeros

Budapest es una ciudad fascinante. Definida como ‘el París del Este’, cuenta con una oferta cultural y de ocio infinita, que incluye, cómo no, un gran apartado para la gastronomía. Y si hay un lugar perfecto donde conocer las especialidades del país ese es el Mercado Central de Budapest, en húngaro Nagycsarnok, un edificio impresionante que merece la pena visitar tanto para comprar algo como para simplemente disfrutar de la belleza de la construcción.

Vista frontal de la fachada del Mercado Central de Budapest.
Vista frontal de la fachada del Mercado Central de Budapest.

El edificio es un diseño del arquitecto Samu Pecz y fue levantado originalmente  en 1897. Durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, la estructura del mercado quedó gravemente dañada como ocurrió con buena parte de la ciudad. Desde entonces y hasta los años 90, la actividad del mercado fue en declive hasta que se declaró en ruinas y se cerró al público. Afortunadamente fue restaurado y hoy es uno de los edificios más significativos de Budapest. Sus 10.000 metros cuadrados de superficie y su estructura de hierro son realmente impresionantes.

En la planta baja podemos encontrar puestos de comida y algunas paradas de souvenirs, pero es en las galerías superiores donde es más probable escuchar a alguien hablando inglés, español o chino antes de húngaro a lo largo de los pasillos llenos de recuerdos de la ciudad, artesanía y ropa. También hay puestos de comida donde degustar platos típicos a buen precio y ahí sí que se ve tanto a residentes como turistas compartiendo mesas alargadas en un ambiente agradable y nada pijo.

Como la mayoría de los mercados, el Central abre todos los días excepto el domingo y los días de mayor ambiente son los sábados por la mañana.
Tanto en el Mercado Central como en los puestos callejeros  de comida que se sitúan en el centro de Budapest es posible probar los platos tradicionales.  No es una gastronomía muy ligera pero sí muy sabrosa. El salami húngaro es el rey de los embutidos (téliszalámi), en especial el paprikás szalámi (salami con pimentón).

El plato húngaro más conocido es el gulash (gulyás) una sopa de carne, pero también el pörkolt, un plato de carne muy sabroso con un caldo de pimentón; el libamáj (hígado de ganso), las populares salchichas debreceni o las kolbász (salchicha de pimentón) hechas de carne de cerdo mangalica.

Companatge – Can Caus. De la granja a la mesa en un mismo lugar

Gastronomía y Restauración- Can Caus- Especiales Diario de Ibiza - 0003De la granja a la mesa, pasando por una elaboración cuidada, marca el éxito de los productos Companatge. Aunque todo el año están a pleno rendimiento, en el verano se incrementa la producción de quesos frescos como el requesón o recuita, que se unen a los tradicionales de cabra y oveja, con pimentón o con especias.

Queso de Companatge
Queso de Companatge

Otra de la exquisiteces es el aceite Can Caus extra virgen extraído de las aceitunas de finca ecológica de Ca Ses Ties en Santa Gertrudis.
Además de los embutidos tradicionales como sobrasada, butifarrón o vientre, Companatge cuenta con la línea gourmet ‘Ses Matances Can Caus’ que producen los cerdos con cruce de ibéricos alimentados en sus granjas a base de cereales y productos naturales.

Y para degustar estos quesos y embutidos nada mejor que reservar una mesa en la inmensa terraza de Can Caus. Una vez allí, destacan el cabrito y el cordero que se crían en las explotaciones de esta empresa de productos gastronómicos. También la cocina ofrece todo tipo de carnes a la brasa como el chuletón de buey, cerdo, pollo o conejo.

Uno de los comedores del restaurante.Restaurante.
Uno de los comedores del restaurante.Restaurante.

Además de las carnes, tienen mucho éxito las ensaladas, las parrilladas de verduras, las paellas o  los arroces típicos de Ibiza.
Y para terminar, un postre de elaboración propia como es el yogur de leche de cabra o de oveja con miel.

- Publicidad -