Inicio Etiquetas Personas

Etiqueta: Personas

El contacto con animales mejora la autoestima y la motivación

Mantener contacto con los animales, sean propios o ajenos, produce importantes beneficios en la salud de las personas avalados por estudios científicos internacionales. Desde la simple acción de acariciar a un perro hasta montar a caballo ayudan a la socialización, fomentan el autocontrol de las emociones, potencian la confianza y desarrollan la empatía, entre otros beneficios.

Salir a pasear y jugar con el perro beneficia al propietario, que hace ejercicio físico.

«Acariciar a tu perro te baja las pulsaciones, tiene un efecto relajante», afirma el veterinario Fernando Ribas, quien subraya también los beneficios físicos de tener este animal como mascota. «Salir tres veces al día y caminar tres kilómetros con el perro es muy bueno, especialmente para personas mayores -afirma Ribas-. Cuando llegas cansado de trabajar… Dedícale 10 ó 15 minutos a tu perro para salir a pasear, ya verás cómo desconectas. Deja en casa el móvil, olvídate del ordenador y la tele». El veterinario agrega: «Tengo una responsabilidad con el perro, pero también tengo un beneficio para mí. Salgo, hago ejercicio y me relaciono con otras personas».

Tener una mascota favorece la socialización y mejora la empatía en la familia.

Estudios internacionales indican que el trato con los animales mejoran el desarrollo de las personas

Esta afirmación puede comprobarse en los parques caninos que se han ido poniendo en marcha en la isla, donde personas de todas las edades se encuentran y charlan mientras sus mascotas corren y se relacionan (mejorando su socialización: la del animal y la de la persona). También existen grupos de personas que, especialmente durante los meses de invierno, quedan los fines de semana para pasear conjuntamente a sus perros, realizando excursiones que les mantienen en contacto con la naturaleza.

Mejor desarrollo del niño

La relación con los animales mejora el desarrollo de los niños.

Muchos niños piden a sus padres tener una mascota en casa, ya sea un perro, un hámster, un gato, una tortuga o un pájaro. Tener un animal puede resultar muy positivo para el desarrollo del niño, pero es muy importante enseñar a los pequeños que los animales no son un juguete, sino que requieren una serie de cuidados de los que deben responsabilizarse según su edad y posibilidades.

Una vez tomada la decisión, cuando los padres acceden a adoptar un animal, es esencial conocer bien las necesidades de cada uno y escoger según el tiempo que podamos dedicarle. No requiere las mismas atenciones un perro, que debe salir a pasear tres veces al día, que un gato, que no necesita que su propietario le dedique tanto tiempo.

Pasear al perro tiene un efecto de socialización sobre el propio animal pero también en el propietario

Convivir con animales de compañía es positivo para los niños, ya que mejoran su desarrollo psicológico y su personalidad, favoreciendo la empatía con el animal y potenciando su sentido de la responsabilidad.

Tener una mascota puede favorecer también la autoestima del niño y mejorar su desarrollo del lenguaje verbal (mientras hablan y se comunican con el animal), así como interpretar mejor el lenguaje no verbal al observar su comportamiento. Motivación, autoestima y confianza son otros valores que se fomentan con el contacto directo de los niños con los animales.

La equitación permite relacionarse con el caballo y la naturaleza. S.G.C.

Equitación y espíritu de equipo

No todo el mundo puede tener un caballo, pero las escuelas de equitación son un lugar perfecto para que niños y mayores mantengan un contacto directo con estos animales que también es muy beneficioso para la salud.

Cuadras Es Puig, montar a caballo, una grata experienca a cualquier edad

Montar a caballo es una experiencia muy agradable que permite practicar deporte al aire libre en contacto directo con la naturaleza. Las Cuadras Es Puig, en Santa Gertrudis, cuentan con medio centenar de caballos de diferentes razas, tamaños y caracteres para adaptarse a los niveles y personalidades de quienes quieran aprender hípica o perfeccionar su estilo.

«La equitación es un deporte sin edad», explica Pepe, propietario de las cuadras, quien comenta que todo el mundo, en cualquier momento, puede aprender a montar a caballo, «desde los cuatro o cinco años».

En Cuadras Es Puig ofrecen clases de equitación en grupos de cuatro personas como máximo, a precios accesibles: desde una vez por semana a 75 euros al mes hasta tres veces por semana por 180 euros al mes. «Las clases no consisten solo en subirse al caballo, sino que los alumnos también aprenden a cepillarlo, a prepararlo y sus cuidados», apunta Pepe, quien destaca «el espíritu de equipo» que se respira en su equipo de competición, a pesar de ser un deporte individual. En las cuadras también tienen caballos en tutela y realizan paseos.

Especial Seguros

0

[vc_custom_heading text=”Especial seguros” font_container=”tag:h2|text_align:left|color:%23ffffff” google_fonts=”font_family:PT%20Serif%3Aregular%2Citalic%2C700%2C700italic|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal” css=”.vc_custom_1475053595512{margin-right: 10px !important;margin-left: 10px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 15px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 15px !important;background-color: #009385 !important;border-radius: 20px !important;}” link=”url:http%3A%2F%2Fmas.diariodeibiza.es%2F%3Fp%3D15351|title:Especial%20Seguros||”]

Proteger a la familia es casi una obsesión para muchas personas pero, ¿qué productos presenta el mercado de seguros para conseguirlo? El abanico es tan amplio que lo más adecuado es acudir a un profesional para que nos ayude a detectar las necesidades específicas de nuestro núcleo familiar y contratar las pólizas más adecuadas en cada caso.

[td_block_13 custom_title=”” category_id=”32″ tag_slug=”especial-seguros” sort=”random_posts” limit=”10″ td_filter_default_txt=””]

Evitar gastos inesperados con una póliza para mascotas

0

La responsabilidad de los propietarios de mascotas no se ciñe solo a su alimentación y cuidados, sino también a responder ante los posibles daños materiales y personales que puedan causar en el día a día. Si nuestro animal de compañía es un pez, difícilmente pondrá a terceras personas o bienes en situación de riesgo. Sin embargo, otro tipo de mascota puede provocar daños (incluso accidentalmente) ante los que el único responsable es el dueño.

En el caso de los perros, el seguro de responsabilidad civil es obligatorio para todas las razas únicamente en Madrid y el País Vasco. En el resto de comunidades, solo los dueños de perros de razas potencialmente peligrosas, sometidas a una legislación específica, deben contratar este tipo de póliza. De todos modos, puede resultar muy interesante consultar los beneficios que se derivan de este tipo de seguros y decidir si merece la pena contratarlos.

No solo ataques de perros

Al pensar en las coberturas de responsabilidad civil vienen a la mente exclusivamente ataques o mordiscos de perros, pero los animales pueden provocar también otro tipo de daños de forma accidental como caídas a viandantes, daños a la propiedad e incluso accidentes de tráfico (si, por ejemplo, se escapa y cruza una calle provocando una colisión entre vehículos). Ante este tipo de situaciones, las pólizas evitan a los propietarios gastos adicionales inesperados y les permiten salir a la calle a pasear con sus mascotas con mayor seguridad.

Las mascotas pueden provocar daños a personas o bienes que quedan cubiertos con el seguro

Algunas compañías están especializadas en este tipo de pólizas y las ofrecen de forma independiente, pero quienes deseen asegurar a su mascota pueden verificar si el seguro del hogar, que tiene una cobertura por los daños que pueda ocasionar la familia (por ejemplo, que se caiga una maceta y dañe un coche estacionado en la calle), puede incluir también a las mascotas.

Las pólizas pueden cubrir también los gastos veterinarios de las mascotas. S.G.C.
Las pólizas pueden cubrir también los gastos veterinarios de las mascotas. S.G.C.

Seguros para gastos veterinarios

Las compañías aseguradoras también presentan otro tipo de pólizas flexibles que permiten contratar desde una cobertura básica (de daños al animal) a una cobertura ampliada que incluye la garantía de asistencia veterinaria.

Las compañías aseguradoras disponen de pólizas para cubrir los gastos veterinarios

Como en el caso de los seguros de salud de las personas, es posible contratar pólizas para que se reembolse la factura de la visita al veterinario una vez realizada, o a través de la tarjeta, sin tener que depositar ninguna cantidad previa.

Si bien en la actualidad no existe un boom en la contratación de este tipo de seguros, su incremento es una tendencia que se está dando en otros países europeos y podría llegar a España en el futuro. Hoy en día, lo más habitual es que solo los propietarios de especies o razas muy especiales contraten este tipo de seguros. Por ejemplo, para cubrir los gastos veterinarios de caballos (tanto de paseo como destinados a actividades deportivas), de perros o gatos de razas muy delicadas o animales exóticos, tales como aves, serpientes, tortugas o pequeños mamíferos, cada vez más frecuentes en los hogares españoles.

- Publicidad -