Inicio Etiquetas Poliza

Etiqueta: Poliza

Evitar gastos inesperados con una póliza para mascotas

0

La responsabilidad de los propietarios de mascotas no se ciñe solo a su alimentación y cuidados, sino también a responder ante los posibles daños materiales y personales que puedan causar en el día a día. Si nuestro animal de compañía es un pez, difícilmente pondrá a terceras personas o bienes en situación de riesgo. Sin embargo, otro tipo de mascota puede provocar daños (incluso accidentalmente) ante los que el único responsable es el dueño.

En el caso de los perros, el seguro de responsabilidad civil es obligatorio para todas las razas únicamente en Madrid y el País Vasco. En el resto de comunidades, solo los dueños de perros de razas potencialmente peligrosas, sometidas a una legislación específica, deben contratar este tipo de póliza. De todos modos, puede resultar muy interesante consultar los beneficios que se derivan de este tipo de seguros y decidir si merece la pena contratarlos.

No solo ataques de perros

Al pensar en las coberturas de responsabilidad civil vienen a la mente exclusivamente ataques o mordiscos de perros, pero los animales pueden provocar también otro tipo de daños de forma accidental como caídas a viandantes, daños a la propiedad e incluso accidentes de tráfico (si, por ejemplo, se escapa y cruza una calle provocando una colisión entre vehículos). Ante este tipo de situaciones, las pólizas evitan a los propietarios gastos adicionales inesperados y les permiten salir a la calle a pasear con sus mascotas con mayor seguridad.

Las mascotas pueden provocar daños a personas o bienes que quedan cubiertos con el seguro

Algunas compañías están especializadas en este tipo de pólizas y las ofrecen de forma independiente, pero quienes deseen asegurar a su mascota pueden verificar si el seguro del hogar, que tiene una cobertura por los daños que pueda ocasionar la familia (por ejemplo, que se caiga una maceta y dañe un coche estacionado en la calle), puede incluir también a las mascotas.

Las pólizas pueden cubrir también los gastos veterinarios de las mascotas. S.G.C.
Las pólizas pueden cubrir también los gastos veterinarios de las mascotas. S.G.C.

Seguros para gastos veterinarios

Las compañías aseguradoras también presentan otro tipo de pólizas flexibles que permiten contratar desde una cobertura básica (de daños al animal) a una cobertura ampliada que incluye la garantía de asistencia veterinaria.

Las compañías aseguradoras disponen de pólizas para cubrir los gastos veterinarios

Como en el caso de los seguros de salud de las personas, es posible contratar pólizas para que se reembolse la factura de la visita al veterinario una vez realizada, o a través de la tarjeta, sin tener que depositar ninguna cantidad previa.

Si bien en la actualidad no existe un boom en la contratación de este tipo de seguros, su incremento es una tendencia que se está dando en otros países europeos y podría llegar a España en el futuro. Hoy en día, lo más habitual es que solo los propietarios de especies o razas muy especiales contraten este tipo de seguros. Por ejemplo, para cubrir los gastos veterinarios de caballos (tanto de paseo como destinados a actividades deportivas), de perros o gatos de razas muy delicadas o animales exóticos, tales como aves, serpientes, tortugas o pequeños mamíferos, cada vez más frecuentes en los hogares españoles.

Seguros más indicados para la protección de la familia

0

Proteger a la familia es casi una obsesión para muchas personas pero, ¿qué productos presenta el mercado de seguros para conseguirlo? El abanico es tan amplio que lo más adecuado es acudir a un profesional para que nos ayude a detectar las necesidades específicas de nuestro núcleo familiar y contratar las pólizas más adecuadas en cada caso.

•Seguro de salud. La salud es lo primero, sí, y por ello -pese a contar con un sistema sanitario público de calidad- muchos padres y madres de familia contratan una póliza para complementar la cobertura de la Seguridad Social. Existen diversos tipos: de cuadro concertado (un listado de médicos con los que la aseguradora colabora) o de reembolso (la aseguradora cubre el 80% de la visita); con copago (una pequeña franquicia que hace que se deba invertir una pequeña cantidad de dinero por visita) o sin él (las primas son algo más elevadas).

•Seguro del hogar. Por supuesto, el hogar es esencial para mantener el bienestar de la familia, por lo que es imprescindible (aunque no obligatorio) contratar pólizas que garanticen la permanencia de la vivienda. «En la actualidad muchas compañías están ofertando añadidos que, en realidad, son cosas pequeñas. Para mí lo importante es lo grande. Mi filosofía con el seguro del hogar es que yo tengo un bien con un patrimonio invertido, y puedo recuperarlo si ocurre algún incidente», apunta Gema Torres, de C. Torres A., quien incide en la importancia de no incurrir en el «infraseguro», que dejaría a las familias en una situación muy delicada si, por ejemplo, se les incendiara la vivienda. «Una buena protección de la casa es fundamental».

•Seguro de ahorro. No está solo destinado a las personas mayores, sino también a los pequeños de la casa. «Es como cuando la abuela abría una cuenta en el banco e iba depositando pequeñas cantidades para los nietos», afirma Torres, indicando que una pequeña cantidad mensual puede permitir afrontar gastos en el futuro como los derivados de los estudios, o el pago de la entrada a una vivienda, cuando el niño cumpla la mayoría de edad.

Por supuesto, los adultos también encuentran en este tipo de planes un complemento muy oportuno para la pensión de jubilación, que les permitirá vivir mejor cuando concluyan su etapa laboral.

•Seguro de responsabilidad civil. El cabeza de familia debe tener un seguro de responsabilidad civil (muchas veces está incluido en el seguro del hogar) que cubre daños personales o materiales que los hijos puedan causar. En muchos colegios privados, por ejemplo, piden acreditación de este tipo de seguro, por si el niño daña a otro por accidente o estropea algún material.

•Seguro de decesos. Evitar contratiempos y preocupaciones añadidas en un momento tan delicado como la muerte de algún miembro de la familia es casi siempre el motivo principal en la contratación de los seguros de decesos. Este tipo de póliza suele incluir los gastos y trámites funerarios, como la estancia en el tanatorio, el entierro o incineración, flores, traslados o repatriaciones. Se trata del seguro que tiene mayor penetración en España por detrás del de automóviles.

C. Torres A.: Una cuestión de confianza

0

Confianza, seguridad y profesionalidad se dan la mano en C. Torres A., una empresa multidisciplinar que atiende a sus clientes de forma personalizada. C. Torres A. es asesoría jurídica, fiscal y laboral, centro de negocios, inmobiliaria y consultoría, pero también una correduría de seguros dispuesta a satisfacer las necesidades individuales de cada cliente.

Experiencia, profesionalidad y un trato próximo en la empresa. SERGIO G. CAÑIZARES
Experiencia, profesionalidad y un trato próximo en la empresa. SERGIO G. CAÑIZARES
Asesoria C. Torres. SERGIO G. CAÑIZARES
Asesoria C. Torres. SERGIO G. CAÑIZARES

«Hacemos seguros de todo tipo y, al ser correduría, no mediadores, disponemos de un gran abanico de opciones para encontrar la póliza más apropiada en cada caso», explica Gema Torres del Moral, abogada y titulada en seguros que dirige la empresa junto a su hermano Claudio, economista.

La especialización de un equipo en el apartado de seguros permite conocer todas las ventajas que ofrece cada una de las compañías, asesorando al cliente para satisfacer sus necesidades reales. «Realizamos análisis y estudios de todos los seguros y conocemos sus beneficios para garantizar que cubrirá las expectativas del cliente», añade Gema Torres, quien alerta de los problemas que puede conllevar incurrir en el infraseguro. «Es esencial proteger nuestro patrimonio para evitar situaciones muy complejas», añade.

C. Torres A. es una empresa familiar que continúa creciendo gracias a la implicación de su equipo.

- Publicidad -