Decorar con ramas secas para dar un toque rústico al hogar

La naturaleza ofrece grandes posibilidades para dar un toque de calidez a la decoración de la casa

Redacción
Decorar con ramas. Las ramas pueden ponerse en jarrones o maceteros.
Las ramas pueden ponerse en jarrones o maceteros. fotos: istock

A veces, dar un toque diferente a nuestro hogar es más fácil y barato de los que pensamos. No siempre se trata de pagar por nuevos objetos y diseños para transformar el ambiente de la casa. Si, por ejemplo, nos gusta el estilo rústico, en la naturaleza podremos encontrar un sinfín de elementos que nos ayudarán en nuestro objetivo de aportar calidez al salón, las habitaciones o la propia cocina.

Un recurso barato, sencillo y con un sinfín de aplicaciones son las ramas de los árboles. Las podemos recoger muchas veces más cerca de lo que pensamos y nos ofrecen un mundo de posibilidades, convirtiéndolas en algo útil y diferente. Ya sea en jarrones, estanterías, percheros o para adornar cualquier espacio o rincón del hogar, constituyen una opción versátil y ecológica.

Un aire natural en la vivienda.

La clave está en cómo usarlas. Estas son algunas ideas que pueden servir de inspiración. Decorar con ramas jarrones o maceteros. Las plantas siempre han sido un buen recurso para dotar de vida diferentes estancias del hogar. Pero mantenerlas siempre implica un cuidado y mantenimiento que no siempre nos apetece. Por eso, una opción de decoración minimalista es la de usar ramas secas en jarrones o maceteros. La idea puede servir para dormitorios o salones, y si las elegimos bien, pueden aportar a estos espacios un toque de distinción. Nunca más necesitarán atención.

Decorar con ramas paredes y lámparas. Una pared sin vida puede cobrar un apariencia muy diferente su colocamos hábilmente las ramas adecuadas. Así, con un recurso de la naturaleza, aunque sean en esta ocasión ramas secas, lograremos un espacio diferente donde antes no había vida. Si las intercalamos con lámparas o las usamos como plataforma para éstas el resultado puede ser sorprendente. Las posibilidades son enormes.

Decorar con ramas mesas y estanterías. La naturaleza ofrece un mundo de posibilidades. La belleza se puede esconder en los elementos aparentemente más humildes y sencillos. Las ramas secas, por ejemplo, adoptan en ocasiones las formas más caprichosas y, por sí mismas, pueden constituir un elemento decorativo.
Si las usamos con acierto, nos servirán para poner un contrapunto rústico en un ambiente minimalista que nos ayudará a dar calidez al hogar. Colocadas sobre una mesa o una estantería pueden resultar una solución ideal.

Decorar con ramas secas usadas como perchero. Entre los múltiples usos que les podemos dar a las ramas también está el de utilizarlas como percheros. No todas valen, pero eligiendo las adecuadas, encontraremos una forma original de dar un toque diferente a nuestro dormitorio, por ejemplo. Aunque las ramas funcionan muy bien en ambientes rústicos, como hemos comentado anteriormente, este uso encaja perfectamente en espacios de decoración minimalista.

- Publicidad -