Las tendencias cerámicas para 2018 y 2019 siguen el camino que abrieron durante las ferias del año pasado, como quedó patente en la última celebración del Salón Internacional de Cerámica de Valencia, Cevisama: productos llenos de riesgo donde el color y la decoración vuelven a tener cabida. Por un lado destacan todos los productos, ya sea de pequeño o de gran formato donde la materia es la protagonista: mármoles, granitos, grandes piedras veteadas, jaspeados… Es un buen momento para los materiales en crudo y también pulidos que se afianzan gracias al crecimiento del sector de encimeras y proyectos.
Por otro lado, la cerámica continúa ganando terreno como elemento de diseño protagonista del interiorismo a través de baldosas que se alinean con las últimas tendencias decorativas. El estilo midcentury o el new art déco que han sido protagonistas en las últimas tendencias de diseño en Europa encuentran sus respuestas cerámicas en las últimas tendencias.

El color y la decoración vuelven a tener cabida.

1 – Light Marbled.

La tendencia Light Marbled se caracteriza por una serie de superficies moteadas y con sutiles vetas que le confieren un matiz claramente matérico donde el producto se convierte en hilo argumental del espacio.
Como reacción al minimalismo de los últimos años, vemos como estas superficies repletas de elementos, lejos de esconder el producto, lo exponen, destacando su materialidad. Revestimientos, textiles de hogar, alfombras… se convierten en recubrimientos llenos de vida y con una inspiración claramente natural, destacando por encima de todos los materiales las piedras como elemento de inspiración. Respecto a temporadas pasadas, destaca una reducción considerable de los fragmentos dentro de la superficie, con el efecto jaspeado y puntillista como destacado de la tendencia.

La línea Tile Déco apuesta por la decoración como tema central: la cerámica es componente ornamental

2 – Tile déco.

Influido por las últimas tendencias en el sector del interiorismo, destaca una línea de producto para el hábitat donde la decoración se convierte en tema central. La tendencia Tile Déco vuelve la vista atrás para rescatar con una mirada renovada algunos clásicos de décadas anteriores. Sin duda el componente ornamental de los interiores y de los productos que lo pueblan ganan una importancia capital. Destacan con especial relevancia la recuperación del art noveau y art déco de los años 20 y 30, pero también el movimiento arts & crafts inglés. Marquetería de madera y mármol, metales, cristal, elementos orgánicos y geométricos con inspiraciones exóticas, son algunos de los elementos de diseño destacados.

Juegos de contrastes con los revestimientos.

Degradados, efectos sombras y acuarelados son tendencia para los próximos meses

3 – Dark & watercolor.

Degradados, efectos sombras y acuarelados en las superficies para generar espacios con aire decadente, añejo, pero muy sofisticado. La tendencia Dark & Watercolors es especialmente interesante dentro del canal contract y explora la dimensión teatral de la cerámica. Productos de gran formato que funcionan a modo de juegos visuales donde se confunde figura y fondo, sombras y reflejos. Los colores predominantes son los tonos neutros, grises y negros, que se combinan con blancos y tonos fríos de azul que persiguen crear ambientes oníricos.

Cerámicas que recuerdan a la moda de hace décadas.

Esta temporada destacan los productos cerámicos que reivindican su naturaleza matérica

4 – Brutalist Style.

Se trata de una tendencia con productos de aspecto áspero, en crudo y con la geología como una de las claves de inspiración. La pasión matérica se traduce en propuestas monolíticas, con grandes superficies geológicas. La cerámica presenta propuestas reproduciendo materiales pétreos con un alto carácter arriesgado, tanto por sus gráficas como por sus formatos. Esta tendencia responde hacia un fenómeno cuasi fetichista hacia la materia en bruto y los grandes bloques de cementos y piedras, con fragmentos, piedras volcánicas, rocas ígneas como el granito.

Los aires decadentes y añejos pero muy sofisticados protagonizan los nuevos espacios

5 – Restore Materials.

Superada la época de los grandes proyectos arquitectónicos de firma, se buscan proyectos que trabajen sobre lo que hay, proyectos y edificios caracterizados por una arquitectura práctica, sobria y comedida. Muy lejos de aquellos megaproyectos realizados por grandes arquitectos durante la época previa de la crisis.
Entre ellos encontramos, no sólo proyectos de obra nueva, sino también de rehabilitación. Un evento que evidencia esta tendencia es el cambio en los criterios de selección en los premios Prtizer que en los últimos galardones ha reconocido proyectos más pequeños pero que trabajan el cambio social desde la arquitectura.
Destacan los productos cerámicos que reivindican su naturaleza matérica y la propia tierra con diseños sencillos pero versátiles destinados a explorar la creatividad a través del proyecto más que a través del producto.

Materiales cerámicos inspirados en elementos naturales.

La tendencia Bold Colors utiliza la cerámica con un fin decorativo, con influencia de los años 50 y 60

6 – Mid-century Colors.

La tendencia Bold Colors pone la nota protagonista usado con nivel altamente decorativo y con una clara influencia de los años 50’ Y 60’. En el espacio se combinan con productos de mobiliario en materiales nobles en los que destaca la madera de tonos oscuros. Colores planos y vibrantes que beben directamente de los mercados americanos y que encajan dentro de las tendencias decorativas midcentury, con toques decorativos sofisticados.
Se presentan propuestas con un repertorio grafico geométrico y lineal donde los recubrimientos están llamados a convertirse en los protagonistas del espacio.

- Publicidad -