- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Pino Sagliocco recupera el descanso del guerrero en su isla del alma preparando dos macro conciertos en Barcelona con artistas de primer nivel para el verano. En esta entrevista exclusiva repasa la actualidad musical, los conciertos y la vuelta de las grandes bandas de rock and roll, el futuro de la música electrónica y su visión de una Ibiza más universal, al tiempo que advierte del peligro de morir  de éxito propio.

[quote_center]«Ahora eres famoso dependiendo de la pulsera que lleves. Si la pulsera no es la adecuada, no eres nadie»[/quote_center]

—¿Ha vuelto a recuperar su reposo del guerrero en Ibiza?
—La verdad es que vuelvo a disfrutar de la isla como siempre lo he hecho, pero sin ningún compromiso. Vuelvo a cogerle el gustillo, sigo teniendo inquietudes pero es agradable disfrutar sin tensión o agresiones que no he entendido por no sentirte comprendido en lo que quieres hacer. Siempre he tratado de aportar cosas a la isla.

—Al final,  los proyectos que ideó para Ibiza, como el Ibiza 123 Rocktronic, se desarrollan y magnifican ahora con éxito en Barcelona?
—Ibiza fue la inspiración para proyectos que se desarrollan ahora en Barcelona como el Barcelona Beach Club, donde conseguimos celebrar un evento en la playa después de mucho tiempo y ha sido realmente bonito e histórico con un éxito sin precedentes. Este año repetimos con un festival con los primeros espadas de la música electrónica con  Hardwell, Axwell e Ingrosso, David Guetta y Mar+in Garrix y una colaboración con Ants de Ushuaïa. Una nueva posibilidad de dar cabida al stage underground y el streaming underground.

—¿En el fondo es la idea de Ibiza 123, Rocktronic?
—El BBC es otra idea que tiene que ver más con un festival de música electrónica, pero ahora hemos montado un nuevo concepto que si tiene que ver con Rocktronic. Es el Hard Rock Rising Festival de la mano de Hard Rock Café y que reúne el 24 y 25 de julio a un plantel increíble de artistas como Robbie Willians, Kings of Lion, Lenny Kravitz, Vetusta Morla, Juanes y cierran el concierto Avicci y Steve Angelo. La intención es la de retomar la fusión de las estrellas del rock que comenzamos en Ibiza con los nuevos talentos de la música electrónica.

Elton John actuando en el Festival Ibiza 123 Rockronic.
Elton John actuando en el Festival Ibiza 123 Rockronic.

—¿Es esta la propuesta para la música del futuro?
—Creo que vamos en esta dirección, no podemos prescindir de la música y del rock. Los Dj’s son los nuevos pop-stars pero no debemos olvidar quién domina el rock and roll. Las grandes estrellas del rock son muy fuertes y siguen estando vivas. Este año tenemos giras de Kiss, AC-DC y otras bandas legendarias con todo vendido. Creo que la fusión del rock con la música electrónica es el camino natural que debemos seguir, no solo los festivales, también  las discotecas y los productores. En el futuro tiene que surgir una estrella que trabaje con el mundo del rock y la electrónica, con eventos en directo y no solo como experimento. Pienso que los dos estilos musicales pueden trabajar juntos en una nueva manera de hacer y sentir la música.

—¿Por que vuelven las grandes bandas de rock como AC-DC o Kiss a dar conciertos?
—No solo AC-DC o Kiss, también están U2, Pearl Jam, Black Sabbath, Iron Maiden, Metalica y Prince, entre otros. El rock es eterno. ¿Quién hubiera pensado que Mick Jagger o Neil Young podrían llenar estadios todavía con cerca de 70 años? El rock and roll no tiene fecha de caducidad, la buena música perdura y se mantiene en el tiempo.

—¿Y que pasa con las nueva generaciones?
—Probablemente todo el mundo pensaba que habría un cambio generacional, nadie hubiera creído que Madonna puede volver otra vez o que cualquiera de los grandes artistas estarían a estas alturas en el escenario. La pregunta es quién reemplazará a estos en un futuro. Salvo Coldplay o Prince no hay nada nuevo importante.

—Estamos en un revival musical constante. ¿Por qué?
—Cuesta pensar qué estilo o artista surgirá con la fuerza necesaria para ser un gran artista. El punk dejó algunos nombres importantes, el New Romantic y el Indie alternativo también,  pero la generación del rock and roll ha sido quien más nombres ha aportado. Elton John sigue estando en el candelero, vuelve Bob Dylan, Pink Floyd, David Gilmore y si volviese Genesis o Phil Collins, Abba o David Bowie tendría igualmente éxito. Kiss celebra su 40 aniversario este verano y tiene todo vendido.

—¿Le falta a la música actual el recorrido del rock and roll para crear grandes mitos y perdurar?
—Más que la música rock, son las canciones que han hecho que los artistas perduren en el tiempo.  Las nuevas generaciones se acordarán de David Guetta, Avicci y demás pero recordarán sobre todo cómo bailaron con  sus canciones

—¿Le falta melodía a la música electrónica?
—Las letras de la música electrónica están hechas por los artistas que siguen ahí. Los Dj’s han creado nuevas tendencias, hoy en día no concibes que un joven compre un CD, tiene su hit list propio con las canciones de sus Dj’s favoritos. Son las nuevas tendencias y tienen su protagonismo en la música de baile actual, pero me cuesta creer que  David Guetta o Avicci estarán sobre un escenario dando conciertos cuando tengan 7o años como la hacen las estrellas del rock todavía.

Luciano y Lenny Kravitz fusionandomúsica en ses Variades.
Luciano y Lenny Kravitz fusionandomúsica en ses Variades.

—Pero la música electrónica ha cambiado muchos parámetros y conceptos…
—Indiscutiblemente han cambiado muchas cosas, los Dj’s han hecho mucho por la música porque la han cambiado completamente. Me gustaría que la electrónica y el rock fueran tal para cual y se crearan fusiones que promovieran Rocktronics Tours o Rocktronics Discoteques. Podría ser espectacular combinar Djs y estrellas de rock. Ver a Depeche Mode con Avicci, Foo Figthers, Chemical Brothers, Rianha, Dead Maud y otros juntos.

—¿El secreto está en la mezcla o en la fusión?
—Siempre he sido un apasionado de la fusión, el rey de la fusión, porque todos nos fusionamos cada día con todo. Fusionamos la raza, el  credo,  formas de sentir y vivir, la comida y todo, porque sino la vida sería muy lineal, monótona y aburrida. La fusión es un enriquecimiento del espíritu, del alma y de la manera de sentir las cosas. Por eso me gustaría fusionar el rock con la música electrónica para buscar nuevos caminos.

—¿Por qué no se experimenta más con la búsqueda de nuevos estilos?
—Nadie se ha tomado realmente en serio este tema, hay que meter en los estudios a las estrellas de ambas tendencias y trabajar seriamente en la búsqueda de algo nuevo. Ha habido experimentos tímidos como Elton John con Pieanut, pero hace falta componer juntos e inspirarse juntos porque el mundo está preparado ahora para fusionar cosas. Quiero brindar la oportunidad de hacer este tipo de cosas y el Rocktronic es un paraguas perfecto para ello.

—¿Es un problema generacional más que de entendimiento musical?
—Estamos trabajando en una idea intergeneracional para que padres e hijos puedan acudir juntos a un concierto. El padre va a ver a su artista rock y le hace descubrir a su hijo quien es y viceversa. Así el hijo puede descubrir a Robbie Willians y el padre disfrutar con Avicci, por poner un ejemplo. Son generaciones paralelas que pueden ver la visión de cada uno hacía donde van, porque la música emociona siempre. No tiene credo ni límites. Se trata de desarrollar y vivir una emoción conjuntamente. Me gustaría llevar a mi hijo a un concierto de rock para que descubra a un gran artista. Lo haré con Kiss y espero que el me lleve a descubrir un nuevo Dj.

—¿Cómo ve el nuevo rumbo que ha tomado Ibiza con el turismo de gran lujo y los grandes inversores?
—Es bueno pero hay que tener cuidado  que no muera de su propio éxito. No hay que olvidar que Ibiza es una isla que tiene mucha magia. Me ha gustado siempre la hospitalidad y la tolerancia de los payeses, las calas, el increíble mar, los olores y colores de la isla son únicos y no hay que perder la esencia de estas cosas. Nos estamos olvidando de la esencia y convirtiéndoos en la isla del ocio, el desmadre, que está muy bien porque le ha dado la fama que tiene actualmente a nivel mundial, pero hay que buscar un equilibro entre ambas cosas.

—¿Hay demasiada fiesta?
—Ibiza domina el mundo del ocio pero debe ampliar su oferta porque Ibiza no es solo fiesta y magia, hay que tener mucha sensibilidad para armonizar estas dos formas de vida y que nadie se sienta agredido o apartado.

—¿Se está perdiendo la famosa tolerancia de la isla?
—La integración de las culturas y la forma de vivir han sido algunas de las cosas más bonitas de Ibiza. Todo el mundo tiene cabida en esta isla que se ha distinguido por la forma tan especial de acoger a todo el mundo. Los grandes inquietos, creadores y buscadores de tendencias de todo tipo han venido a la isla, muchas veces en secreto, buscando un punto de encuentro. Siempre ha habido una integración natural que la propia isla ha permitido de una forma armoniosa.

—¿Hay demasiada oferta musical y de casi todo?
—Se ha canibalizado la oferta y hay que tratar de armonizar todo porque hay mucha presión comercial y el consumidor ya lo nota.

—Antes nadie era famoso y ahora todo el mundo quiere ser famoso en esta isla. ¿Qué ha pasado?
—Ahora eres famoso dependiendo del color de la pulsera que lleves en  la muñeca. Si no tienes la pulsera adecuada no eres nadie. Impera la pulsera, lo cual entiendo porque hay zonas privadas a las que solo tiene acceso gente de un determinado nivel por seguridad y demás, pero se podía relajar un poco el tema y ser un poco más hippies y más condescendientes  porque hay sitio para todos

—¿No se ha sentido lo suficiente  reconocido en la isla por lo que usted le ha aportado a nicel social y musical?
—Me he sentido muy querido, quizá no muy apoyado en ciertos momentos. Hecho en falta un colectivo de personas que puedan gestionar y canalizar las innumerables posibilidades que tiene la isla de potenciar  las muchas facetas que puede tener como destino turístico. Hay que amplificar la importancia de la isla en otras formas. Hay muchos personajes importantes de diferentes sectores que viven en la isla que les encantaría aportar ideas y su granito de arena para que la isla mantuviese su esencia y su universalidad. Gente que quiera trabajar en pro de la isla sin intereses y conseguir eventos de cine, música, moda, gastronomía y otras actividades de nivel mundial

—¿Por qué inspira tanto Ibiza?
—Ibiza inspira, emociona y enamora  a todos. Quizá falta la coordinación necesaria o un comité de sabios que pudiera dar cabida y apoyo a todas las personas que quieren invertir y hacer cosas en la isla. Es importante canalizar en el sentido adecuado la importancia de la marca Ibiza. Se trata de sumar, no de quitar nada a nadie. Tenemos un claro ejemplo con los hermanos Adrià y Guy Laliberté que están haciendo un acto de generosidad que situará a la isla en otra dimensión.  Hay que aplaudir que dos personajes como Guy y Adrià se fusionen para hacer algo como Heart aquí cuando lo podrían hacer en cualquier lugar del mundo. Se merece un aplauso como se le ha dado a Lío y otras ofertas que han llegado en los últimos tiempos a la isla.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!