- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

La gastronomía goza cada vez de más valor en todo el mundo, y una isla tan internacional como Ibiza no podía quedar al margen de esta tendencia. Durante todo el verano, turistas y residentes han podido degustar todo tipo de estilos culinarios: desde bocados de otro mundo elaborados por cocineros con estrellas Michelin hasta el más tradicional de los platos locales, pasando por un sinfín de sabores presentados en restaurantes de todo tipo. Llega el invierno. Y ahora, ¿qué?

Variedad culinaria a la mesa también en temporada baja. C. BRONGNIART
Variedad culinaria a la mesa también en temporada baja. C. BRONGNIART

Muchos establecimientos echan el cierre durante el invierno esperando la llegada de la nueva temporada estival; otros, sin embargo, continúan presentando sus recetas día tras día, brindando a los residentes la posibilidad de continuar disfrutando de la buena mesa fuera de casa. Un compromiso con la isla necesario para no dejarla sin vida en los meses de frío. «La dinamización en invierno resulta complicada, aunque los clientes de los restaurantes que permanecen abiertos todo el año son en su mayor parte ibicencos», afirma el presidente del Consell de Ibiza, Vicent Torres, también responsable del área de Turismo. Las instituciones apoyan a los restauradores a la hora de organizar eventos gastronómicos que, en forma de menús cerrados o platos especiales, animan a los residentes a salir a comer o tomar unas tapas.

 

Día tras día, muchos restaurantes de la isla continúan ofreciendo su oferta a los residentes

¿El objetivo pendiente? El de siempre: alargar la temporada. «Ojalá tuviéramos una oferta de invierno suficiente para que muchos de estos restaurantes que cierran pudieran mantenerse abiertos también en temporada baja», expresa Torres.

La gastronomía de las islas forma parte importante de los reclamos con los que se promocionan las Pitiüses

La moda de los grandes chefs beneficia el modo en el que el turista se fija en la gastronomía de los destinos que visita. «La oferta de la isla es mundialmente conocida, tanto por los grandes maestros de la cocina que vienen en verano y tienen sus restaurantes en Ibiza, como por la gastronomía local, que tiene una demanda considerable». Por ello, conseguir hacer de Ibiza un destino gastronómico internacional es un sueño que algunos se atreven a pronunciar.

Un paso hacia la formación

La mejor noticia que han recibido los restauradores en los últimos días es la llegada de cursos de formación de la Escuela Balear de Hostelería a la isla. «Es una manera de empezar —apunta Vicent Torres—. Nuestro objetivo a medio plazo es tener una extensión de la Escuela Balear de Hostelería en Ibiza». Y es que la falta de formación en el sector es una de las demandas más urgentes de los empresarios, que se ven obligados a contratar a personas que no tienen conocimientos de hostelería, con el perjuicio que esto puede suponer de cara a su clientela.

La formación llegará próximamente de forma reglada a Eivissa con cursos de la Escuela Balear de Hostelería. SERGIO G. CAÑIZARES
La formación llegará próximamente de forma reglada a Eivissa con cursos de la Escuela Balear de Hostelería. SERGIO G. CAÑIZARES

El presidente del Consell de Ibiza comprende esta reclamación. «Ibiza, como todos los destinos turísticos españoles y de las islas, desarrolló su capacidad profesional de forma autodidacta —recuerda Torres—. Ahora tenemos una gran oportunidad de que nuestros jóvenes adquieran la experiencia de nuestros mayores, y que lo hagan de manera reglada». La sede ibicenca de la Escuela de Hostelería se situará en sa Coma. «El proyecto es muy grande y variado. Iremos paso a paso, pero la Escuela de Hostelería es una de las prioridades. Nos gustaría iniciar este proyecto en 2016», explica Torres. De momento, 220 alumnos podrán apuntarse a los cursos de turismo y hostelería que incluirán operaciones básicas de cocina, de restauración e idiomas.

Continuar cuidando el producto

La Escuela Balear de Hostelería tendrá sede en Ibiza el próximo año en las instalaciones de sa Coma

El Consell ha manifestado su compromiso de trabajar por homologar la calidad de los productos ibicencos. «Para ello no solo hablamos del sector de restauración sino también del sector primario, especializado cada vez más en un producto único como es el de Ibiza», apunta Vicent Torres. La institución quiere potenciar estos elementos que intervienen «tan directamente en la restauración y en el producto final que la gente que visita los restaurantes se lleva al paladar».

El uso de productos locales por parte de los restaurantes, una meta para la isla. D.I
El uso de productos locales por parte de los restaurantes, una meta para la isla. D.I

Una de las iniciativas que continúa apoyando el Consell es el sello de Sabors d’Ibiza, a través de la conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Medio Marino. Los establecimientos pueden adherirse a esta marca siempre que utilicen productos locales. «Se han sumado tres empresarios de la isla, pero esperamos que se apunten muchos más».

El Consell incide en la importancia de ligar los productos de la tierra a la red de restauración local

Torres afirma la importancia de ligar estos productos locales de calidad a la red de restauración, esencial en la oferta turística de Ibiza. En particular, sería interesante que los grandes chefs que han aterrizado en la isla para ofrecer sus particulares propuestas gastronómicas incluyeran en sus recetas los productos locales. «Nuestro objetivo debería ser que todos estos grandes chefs utilizaran los productos de la isla, tanto del mar como de la tierra —apunta Vicent Torres—. Seguramente lo vamos a conseguir en un futuro próximo. Me consta que aprecian mucho la cocina tradicional ibicenca, y sobre todo los productos fantásticos que tenemos».

El cambio de mentalidad de unos años a esta parte se percibe no solo en los clientes, cada vez más conocedores de los detalles gastronómicos, sino también en las instituciones. La cocina, a la que durante años no se había dado mayor importancia, forma parte hoy en día de la promoción turística de las Pitiüses. Folletos informativos reclaman la atención de los turistas hacia suculentas paellas, bullits de peix o guisados típicos de las islas.

Además de la presencia de estas guías o folletos en las ferias y en las oficinas turísticas, el Consell intenta «mostrar a todos los turoperadores que vienen, profesionales del sector, esta oferta a lo largo de todo el año», según Vicent Torres, quien felicita al sector por su constancia, incluso frente a las adversidades. «Es una lástima que su oferta sea muy adecuada y completa durante los meses de verano y en invierno estén trabajando a un ritmo muy inferior».

Torres afirma: «Como objetivo nos tenemos que marcar alargar la temporada, porque desde luego el esfuerzo que están haciendo lo merece».