El alcalde Enrique Fajarnés rechaza una isla de cemento. Así rezaba el titular de Diario de Ibiza del 23 de abril de 1993, que recogía la conferencia que el día anterior había inaugurado el Club Diario en el hotel Royal Plaza. Un cuarto de siglo y mucho hormigón después, el Club se ha convertido en un referente de la cultura y la vida social de la isla, por el que han pasado miles de personajes y cientos de miles de asistentes. En aquel acto inaugural, la conferencia inaugural de Enrique Fajarnés, alcalde de Vila, la presentadora fue María Luisa Cava de Llano, a la sazón vicepresidenta del Consell Insular y que con el correr de los años llegaría a ser Defensora del Pueblo. En representación de Prensa Ibérica se sentó junto a ambos el entonces subdirector general de la empresa editora del Diario, Vicente Martínez Carrillo.

Enrique Fajarnés, en aquel entonces alcalde de Eivissa, pronunció la conferencia inaugural el 22 de abril de 1993, acompañado de María Luisa Cava de Llano que, años después, llegaría a ser Defensora del Pueblo. Rafa Domínguez
Enrique Fajarnés, en aquel entonces alcalde de Ibiza, pronunció la conferencia inaugural el 22 de abril de 1993, acompañado de María Luisa Cava de Llano que, años después, llegaría a ser Defensora del Pueblo. Rafa Domínguez

La sala del hotel Royal Plaza, que sería durante diez años el escenario principal de las actividades del Club hasta la inauguración de su sede en 2004, se llenó por completo para asistir a la conferencia del alcalde. En las primeras filas, Antonio Marí Calbet, presidente del Consell, y Cosme Vidal, expresidente, asistían a la charla acompañados de representantes de todos los ámbitos de la sociedad ibicenca de la época. Prensa Ibérica había ya probado con éxito en algunos de sus periódicos la fórmula del Club y quiso trasladarla a la isla.

El entonces alcalde de vila Enrique Fajarnés inauguró el foro de debate

No sabían aún los editores de Diario de Ibiza que, muy pronto, el foro se convertiría en un referente de la vida política, social y cultural de la isla. En ese primer momento, Conchi Gómez era la coordinadora del Club hasta el año siguiente, en que la periodista Rita Vallès asumió la dirección, una tarea que se prolongaría por espacio de más de 20 años, hasta principios de 2017, cuando Berta Lartuna tomó el relevo.

Ese día de abril del 93, Fajarnés expresaba sus deseos de futuro para la ciudad y la isla: ‘La Eivissa del año 2000’ se titulaba la conferencia. Algunos se cumplirían con el paso del tiempo: la creación del centro cultural de Can Ventosa, la plaza del Portal Nou, el monumento a la Paz, la recuperación de es Soto como paseo…Otros quedarían simplemente en deseos, especialmente el que reclamaba una isla libre de cemento que las sucesivas actuaciones urbanísticas se encargarían de sepultar.

El club cumple este año sus bodas de plata dando voz a todas las opiniones

El Club Diario ha asistido a todos estos cambios sociales y políticos de la isla, presa de un desarrollismo que ni el cambio de milenio ha conseguido reducir. Para el propio club, el punto de inflexión, el momento del despegue, llegó en octubre de 2004, hace casi 14 años, con la inauguración del edificio de Diario de Ibiza y el de su sede contigua. Un edificio coqueto y funcional, con un auditorio con capacidad para 165 personas y un vestíbulo que sirve como sala de exposiciones. El 25 de octubre, día de la gran fiesta de apertura pública de la nueva sede, la directora del Club soltó un gran suspiro de alivio.

Después de 10 años de bregar con un club itinerante, disponía por fin de un magnífico local que podría albergar proyecciones cinematográficas, espectáculos de teatro y danza, conciertos de música, exposiciones y tantas y tantas actividades que el ámbito cultural y artístico de la isla demandaba y que no tenían un lugar accesible y polivalente en el que desarrollarse. A partir de 2004, ya con sede propia, el foro de este periódico comienza a llevar a cabo unas 130 actividades anuales, entre ellas entre 15 y 16 exhibiciones artísticas, una cifra muy superior a la registrada hasta entonces.

La cifra de asistentes, que hasta aquel momento era de unas 4.000 personas anuales, se triplicó y llegó a las 12.000. En sus 25 años de historia, el Club ha conseguido no sólo adaptarse a la evolución social de la isla, sino también contribuir a ella. La tradicional timidez del ibicenco a la hora de mojarse en asuntos de calado ha ido venciéndose y en el Club muchos han aprendido a expresar sin miedo su opinión en voz alta en lugar de seguir haciéndolo en casa o en el bar, en petit comité.

Por el foro de opinión han pasado todo tipo de personajes, se han debatido todos los asuntos, por delicados que fuesen, y se ha abierto una ventana al mundo con la invitación a personajes de relevancia nacional e internacional. Han pasado por él incluso un Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, y un Premio Príncipe de Asturias, el cooperante Vicente Ferrer, así como nombres relevantes de la literatura, el cine, la poesía, la política, las artes o la economía.

Ahora que cumple sus bodas de plata es hora de celebrar la consolidación del Club Diario como el más importante foro de opinión de Ibiza y de agradecérselo a quienes lo han elegido para dar su opinión y a los ciudadanos que siguen acudiendo fieles a sus actos. De ellos es la responsabilidad de haber hecho del Club un lugar de todos y para todos, que nació pensando en los retos del nuevo milenio y que seguirá formando parte de la sociedad de la isla con la vista puesta en el futuro.