Fallece Francisco Verdera

José Miguel López Romero

25 años

El exdirector de Diario de Ibiza.
El exdirector de Diario de Ibiza.

Francisco Verdera Ribas, que fue director de Diario de Ibiza durante 25 años, fallecía en Madrid la noche del jueves 18 de marzo de 1993 a causa de un infarto de miocardio. Nacido en 1933, residía en Madrid desde el año 1986, cuando un derrame cerebral le dejó secuelas. Dos años más tarde abandonaba, por esa causa, la dirección de Es Diari. «Un periodista genial en ocasiones, mordaz en otras, pero humano siempre y, por encima de todo, honrado», se le describió en las páginas de este periódico. Había ocupado el cargo de redactor jefe en Arriba y en 1963 regresó a Ibiza, donde sustituyó en la dirección de Es Diari a José Zornoza. También fue concejal del Ayuntamiento de Ibiza y presidente del Fomento del Turismo entre 1977 y 1980.

El 24 de marzo de 1993, GESA comenzó a instalar una nueva chimenea: medía 60 metros de altura

Una semana más tarde, el 24 de marzo, GESA comenzó a instalar una nueva chimenea: medía 60 metros de altura, que según Amics de la Terra superaba en ocho metros lo pactado con una plataforma ciudadana creada en 1991 en contra de esa ampliación. Hasta entonces, la chimenea medía la mitad, 30 metros.
La crisis seguía haciendo mella en el tejido económico de las islas. Según la patronal, la inversión extranjera estaba casi paralizada y los casos de quiebras habían aumentado un 57%.

50 años

Se precisan camareras para el Hotel Fenicia.
Se precisan camareras para el Hotel Fenicia.

Problemas con la vivienda. No sólo ahora hay problemas con la vivienda. El presidente del Sindicato Nacional de Hostelería, Alberto de Uribe, visitó la isla el 22 de marzo, fecha en la que los hoteleros le comunicaron diversas quejas, como la abundancia de mosquitos, la falta de formación del personal de la hostelería, el estado de las carreteras (donde las había), el pésimo transporte marítimo… Y la vivienda: Madrid, aseguró Uribe, se ocuparía de ese problema «gravísimo». Uribe afirmó, en presencia de Abel Matutes, entonces vicepresidente del Fomento del Turismo, que hablaría del tema con el director general del Instituto Nacional de la Vivienda. Si ese era grave, lo de las comunciaciomnes era de traca. Telefónica anunciaba que instalaría un cable interurbano entre Vila y Sant Antoni «con posibilidad para 100 conferencias simultáneas», el no va más. Multiplicaba por 15 las que había entonces.

75 años

Tintolina, imprescindible para señoras.
Tintolina, imprescindible para señoras.

Macabich guarda cama. «Es verdaderamente lamentable la falta de asistencia a las escuelas debido, principalmente, al abandono y dejadez de los padres, que no cuidan de la educaciópn de sus hijos», se quejaba en estas páginas el Ayuntamiento de Vila. Daba un plazo de 15 días para que todos los chavales estuvieran matriculados (esto se publicó en marzo, casi finalizado el segundo trimestre). Pasado ese tiempo, los «agentes de la autoridad» denunciarían a los progenitores, que serían «castigados convenientemente», sin especificar. Curiosa época en la que cuando el redactor jefe, Isidor Macabich, estaba de baja, se daban pelos y señales en el periódico: «Guarda cama debido a un fuerte enfriamiento», se publicó el 21 de marzo de 1943.

100 años

Gran estreno de la película basada en la obra de Blasco Ibáñez.
Gran estreno de la película basada en la obra de Blasco Ibáñez.

Militarización de Correos por dos días. Los funcionarios de Correos y Telégrafos de Eivissa se sumaron el 21 de marzo de 1918 a la huelga y abandono de sus puestos que mantenían desde jornadas antes sus compañeros de la Península. Un día después se hacía cargo de la estafeta de Correos un militar, el comandante Moreno, y de Telégrafos, el teniente Ledesma (justo aquellos días fue nombrado el nuevo comandante militar de Ibiza, el coronel de Infantería Vicente González Martínez y atracaba en el puerto el estilizado torpedero ‘17’). Un soldado prestaba el servicio de ordenanza; otro se encargaba de repartir los despachos. El asunto se resolvió un par de días más tarde, cuando Antonio Maura se hizo con las riendas del Gobierno y devolvió Correos y Telégrafos –que habían sido militarizados para atajar la huelga de celo– al Ministerio de la Gobernación.
Mientras los carteros iban a la huelga, se cometía un crimen en el Ensanche: un joven disparó con un arma a otro con el que estaba «enemistado por rivalidades amorosas», con tan mala fortuna que hirió a su acompañante, otro chaval. La herida tenía «orificio de entrada y salida en la región lateral izquierda del tórax». Fue atendido en el dispensario de la Cruz Roja por el médico Juan Villangómez. El agresor, que se dio a la fuga, fue detenido luego por la Guardia Civil.
El teatro Pereyra estrenaba el «gran acontecimiento cinematográfico» del año: ‘Sangre y arena’, película dividida en seis partes.