MOLA

Es diari de la juventud pitiusa

El Institut d’Estudis Eivissencs otorgó la Menció Jove Sant Jordi en su edición de 2016 a este suplemento, dirigido ya por la periodista Marta Torres

César Navarro

Diario de Ibiza, Es Diari, no sólo es un referente como medio de información plural y objetivo, también como plataforma de difusión y protección de la cultura de Ibiza y Formentera. Y con una especial preocupación por la juventud, con el objetivo de educar e informar sobre los valores y la necesidad de mantener la herencia acumulada por generaciones y que define la identidad de un pueblo. Así se explica la existencia de este suplemento escrito íntegramente en catalán y dirigido a los más jóvenes.

Una portada de Mola de marzo de 2002. D.I.
Una portada de Mola de marzo de 2002. D.I.

Y con estas premisas salió de la rotativa en marzo de 2002 el primer ejemplar de Mola, una idea que germinaba tras mucho tiempo de maduración en la Redacción. El equipo que capitaneó la salida de este producto ya emblemático estaba coordinado por el periodista Vicent Tur y compuesto por Carles Torres (que sigue escribiendo, hoy día, en Mola), Xicu Lluy, Vicent Ribas y el fotógrafo Moisés Copa.

El primer ejemplar de este semanario escrito en catalán y digirido a los lectores de hasta 35 años de edad salió publicado el 6 de marzo de 2002.

«Desde una óptica moderna y con un lenguaje dinámico y cercano a la forma de hablar de la calle, las páginas de Mola –título que juega con el doble significado de término ortográfico y la palabra utilizada por los más jóvenes para expresar satisfacción–, incluirán noticias, reportajes, entrevistas y varias secciones fijas», explicaba Diario de Ibiza un día antes de que viera la luz el primer número de este semanario.

Reportaje ‘accidentado’ de Pere Palau. D.I.
Reportaje ‘accidentado’ de Pere Palau. D.I.

Desde entonces, la nómina de colaboradores no ha dejado de crecer: el geógrafo y político Josep Antoni Prats, con una sección sobre rincones de la isla poco conocidos titulada ‘Amb els peus a la Terra’; el poeta Ben Clark, ya consagrado y que se embarcó desde el primer número con un artículo semanal sobre temas de actualidad, o el geógrafo y el gestor cultural Jordi Salewski, que comentaba una foto curiosa, con independencia de su procedencia. Clark fue galardonado en 2017 con el XXX Premio internacional de Poesía Fundación Loewe 2017 por su libro ‘La policía celeste’. A sus 33 años, es el poeta más joven en lograr este reconocimiento, considerado el ‘Planeta de la poesía’.

Premio del IEE

En 2016, bajo la coordinación ya de la periodista Marta Torres (lleva años al frente de este suplemento), el Institut d’Estudis Eivissencs decidió otorgar al Mola la Menció Jove Sant Jordi, por «crear un espacio de información y divulgación semanal con los jóvenes como protagonistas y destinatarios».

Estas distinciones del IEE fueron creadas en 1989 como reconocimiento público del trabajo que han realizado y realizan personas o instituciones a favor de la lengua y cultura de las Pitiüses.

De hecho, este producto tiene como principal objetivo informar a los jóvenes sobre la cultura pitiusa. Con el tratamiento en catalán de temas de diferente índole, el equipo que lo edita pretende disociar este idioma de asuntos meramente tradicionales y normalizar su uso, como corresponde en la sociedad que lo creó y lo utiliza.

Joan Serra recoge la Menció Jove de 2016 del IEE. Sergio G. Cañizares
Joan Serra recoge la Menció Jove de 2016 del IEE. Sergio G. Cañizares

Sobre sus contenidos, se mantienen secciones como el reportaje principal a doble página, una entrevista a personajes pitiusos, la sección ‘Mira que et veig’, la recomendación de una web en catalán y una voz de la Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera, una manera ágil y sencilla de acercar la historia y la cultura pitiusas a los jóvenes.

Mola es una ventana al mundo en catalán para los lectores más jóvenes

Desde hace unos años se publica además ‘En va marcar’, donde un personaje relevante de las islas recomienda una experiencia cultural que le haya marcado en su vida. Un libro, una canción, un viaje, un concierto…

Las páginas del Mola han generado decenas de momentos inolvidables, como por ejemplo la vez que el entonces candidato del PP a la presidencia del Consell de Eivissa, Pere Palau, accedió a subirse a un globo y sufrió un aterrizaje accidentado.

O cuando los redactores se plantaron en Cala d’Hort para demostrar que se podía jugar al golf sin tener que destrozar este paraje natural, practicando una suerte de ‘agrogolf’ hilarante.

Mola resulta, en definitiva, una ventana al mundo en catalán para aquellos que están asomándose a una realidad cercana en un mundo cada vez más global.