Tipografía de Diario de Ibiza

Un tipo contemporáneo inspirado en el siglo XVIII
Utopia fue originalmente creada en el año 1989 por Robert Slimbach. Y aunque su eje completamente vertical y el significativo contraste de sus trazos muestran cierta inspiración en las tipografías romanas ‘transicionales’ de finales del siglo XVIII —como Baskerville (1757) o Walbaum (1800)—, Utopia presenta un carácter muy contemporáneo en sus astas y remates que lo alejan de ser un mero ‘revival’ de romanas anteriores.

Hasta la llegada de la fotocomposición, primero, y de los ordenadores, después, la composición tipográfica se realizaba mediante tipos de metal. Esto suponía que, durante la mayor parte de la historia de la prensa escrita, para cada medida de tipografía se utilizaba un juego completo de caracteres diferente que se debía fabricar expresamente para aquella concreta medida de texto, subtítulos, o titulares. Los grandes tipógrafos de la historia trabajaron individualmente cada medida de la tipografía que creaban. De forma que Giambattista Bodoni o Claude Garamond esculpieron manualmente los tipos a los cuales dan nombre a cuerpo 12, 24, 36, etc.

LA TIPOGRAFÍA DE CONTRASTE

Legibilidad y contundencia combinadas en una tipografía con una acusada personalidad Como tipografía de contraste para el diario (listados, textos complementarios, pies de foto, infografías y titulares de deportes, por ejemplo), Diario de Ibiza ha escogido la novedosa Amplitude, que aunque fue creada en 2003, es ya uno de los tipos preferidos en el diseño editorial internacional: se emplea desde el diario ‘The Independent’ al ‘Avui’, y desde 2008 es la tipografía de nuestros suplementos. Los peculiares ‘ink traps’, propios de la tipografía a cuerpos muy pequeños, se usan ahora para darle una apariencia moderna y muy reconocible para grandes titulares.


Cifras distintas para titulares y textos
Mientras que en los titulares utilizamos las cifras convencionales o ‘alineadas’, en el texto usamos las ‘elzevirianes’, que respetan más la legibilidad y el ritmo en las grandes masas de texto.


Ligaduras para la ‘fi’ y la ‘fl’
Para evitar los puntos de colisión más frecuentes entre dos caracteres, en el ejercicio avanzado de la composición tipográfica se han utilizado tradicionalmente las ligaduras, que son enlaces entre dos letras por crear una de suela, aunque pocas veces se ven aplicadas a los periódicos. Diario de Ibiza aprovecha las nuevas posibilidades de la tecnología OpenType y en sus titulares la ‘fin’ y la ‘fl’ utilizan caracteres específicos.

Obviamente, todos poseían características comunes se trataban al fin y al cabo de versiones de un mismo tipo , pero mantenían sensibles diferencias. Los tipos más pequeños requerían menos detalles, trazos más gruesos y mayor anchura en sus proporciones por facilitar su impresión y lectura. Sin embargo, los más grandes solían tener mucha más modulación, es decir, combinaban partes muy gruesas y muy finas, además de una mayor compresión relativa, incluso rasgos descendentes (la cola de la g o de la j ) y ascendentes (el asta de la d o de la t) más largos. Todas estas sutilezas desaparecieron con la tecnología digital. Los ordenadores permitieron que los tipógrafos no tuvieran que dedicar años para crear las diferentes medidas de sus tipografías, ya que había suficiente con realizar una sola versión, porque los programas de los ordenadores son capaces de reinterpretarlos matemáticamente a la medida que se desee.

De esta manera, una misma versión de una tipografía, como la célebre Times New Roman, sirve para escribir una carta desde un ordenador con el cuerpo de letra a la medida que queramos, lo cual facilita mucho a los tipógrafos la creación y a los usuarios la aplicación de la tipografía. Pero a cambio a los tipos de lectura les empezó a faltar cierta versatilidad, pues se creaba una sola versión que debía ser lo suficiente cuidadosa y detallista como para resultar atractiva a medida grande, pero a la vez lo suficientemente robusta y amplia como para ser leída con eficacia en medida pequeña, una combinación prácticamente imposible.

Y esta homogeneización de características acabaron sufriéndola incluso los tipos que en el siglo XVI creó Garamond y en el siglo XVIII Bodoni, porque los tipógrafos escogieron sólo una de sus versiones y las reinterpretaron en un solo archivo digital apto para todas. Esto explica que haya tantas versiones diferentes de Garamond o Bodoni con ciertas diferencias significativas. Según la versión que se digitalizara de entre los diferentes tamaños originales que creó Garamond, habría ciertas particularidades que las distinguían de las otras.

La reinvención de Utopia

Cuando Robert Slimbach creó Utopia en 1989, con la ayuda de la emergente tecnología informática, lo hizo en estas condiciones. Creó un tipo con una gran legibilidad y resistencia a la impresión en cuerpos pequeños (por esto es la tipografía para texto elegida por una veintena de diarios españoles, como 20 minutos, La Razón o Diario de Burgos), pero le faltaba cierta elegancia y modulación en cuerpos grandes. Aunque sus proporciones eran armónicas y atractivas, no mostraba el cuidado por los detalles, la sutileza y la esbeltez de otras tipografías para titulares. Sin embargo, en el año 2002 Slimbach volvió a rehacer Utopia reproduciendo aquellas intenciones de los primeros tipógrafos. Su serie Utopia Std Opticals ofrece cuatro versiones diferentes según la medida a la cual se vayan a utilizar: Captions (menos de 9 puntos), Text (de 9 a 12), Subhead (de 12 a 22) y Display (de 22 en adelante).

Esto permite a la nueva Utopia Std adecuarse con precisión a los requerimientos técnicos y estéticos que cada una de estas medidas precise, de forma que los titulares de Diario de Ibiza utilizan la versión Display, elegante y ligeramente condensada para que encajen mejor los títulos, mientras que para el texto que están leyendo utilizamos la versión Text, más ancha y robusta, con menos detalles, para facilitar la impresión en rotativa y la reproducción en el absorbente papel prensa.

Robert Slimbach

EL AUTOR DE UTOPIA STD

Robert Slimbach
Evaston, Illlinois, 1956.
Desde su incorporación a la empresa Adobe, en 1987, ha sido el adalid de los adelantos informáticos y ha digitalizado fuentes clásicas como Garamond o ha creado nuevas, como Minion, Poetica o Myriad. Comprometido con las posibilidades de la nueva tecnología OpenType, que permite multiplicar los caracteres de cada tipo digital, sus fuentes cuentan con hasta 3.000 glifos, frente a los 200 habituales de otros creadores.

Christian Schwartz

EL AUTOR DE AMPLITUDE

Christian Schwartz
New Hampshire, 1977.
Es sin duda alguna el tipógrafo más celebrado de su generación. Prolífico como pocos, con 33 años ya ha diseñado alguna de las tipografías más exitosas de la historia, como Público, Stag, FF Unit, Neutraface o Farnham. El ambicioso proyecto de Guardian Egyptian (2005), un conjunto de más de 200 fuentes creadas para este diario británico, le han convertido en la referencia indiscutible de la tipografía para prensa contemporánea.

Bell Gothic Creada como tipografía de alta legibilidad en cuerpos pequeños y papel de baja calidad para las guías telefónicas de la compañía AT&T. Su nombre homenajea a Graham Bell.

Bell CentenialRevisión de la anterior encargada por AT&T para su aniversario. Para anticipar los problemas de falta de precisión en la impresión en condiciones difíciles, dibujó las letras con ‘ink traps’ o trampas de tinta, permitiendo mayor legibilidad en cuerpos pequeños.

El eje inclinado
Era el propio de los tipos ‘romanos’ creados entre el siglo XV y XVIII (en el ejemplo, Bembo, de 1501)

Cuanto mayor la utilicemos, más contrastada y condensada

En los años 80 y 90, en el diseño de los diarios se utilizaba un mismo tipo de letra para todas las medidas. Pero un tipo que funcione bien como texto de lectura (9-10 puntos) puede parecer demasiado sutil y poco definido a una medida muy pequeña (6 ó 7 puntos) y poco grácil y elegante a grandes medidas. Por esto en la actualidad los tipógrafos procuran crear tipos «serif» con versiones diferentes adaptadas para texto (Texto) y para titulares (Display). Utopia Std ofrece incluso dos versiones más con más precisión: una para texto pequeño (Captions, que no utilizaremos) y para subtítulos (Subhead).

utopia std text

Diseñada para conseguir la máxima legibilidad en cuerpos de texto entre 9 y 12 puntos

utopia std subhead

Combina la robustez y elegancia, como término medio para elementos tipográficos entre 12 y 22 puntos

utopia std display

Contraste y finura, sólo apta para grandes tamaños. Es la versión que empleamos en titulares