Centro de recuperación animal Can dog. Recogida y custodia de perros los 365 días del año

No te lo pierdas

Cena de altura para celebrar Sant Ciriac

Una cena en el Sky Bar del OD Talamanca es una toda una experiencia por las espectaculares vistas de...

Un menú especial con la música de José Mora

El restaurante Corso ha preparado una velada muy especial para celebrar Sant Ciriac mañana por la noche. En el...

La unión entre la gastronomía y la elegancia

La unión entre la gastronomía y la elegancia Ir al artículo original
Diana Blesa
Diana Blesa
Periodista. Redactora de especiales de Diario de Ibiza.

Can Dog es el centro de protección animal que se encarga de recoger perros, gatos, caballos y cualquier otro animal que aparezca abandonado en las localidades de Sant Josep, Sant Joan, Santa Eulària y Sant Antoni. Los ayuntamientos de estos cuatro municipios confían en Can Dog para gestionar la estancia de los perros recuperados, que tras un periodo de custodia (y siempre que no aparezcan los dueños) pasan a darse en adopción.

El año pasado, Can Dog recogió 1.292 perros en la calle, de los que el 55% fueron recogidos por sus dueños. Casi 600 de estos perros fueron abandonados, y 480 ya forman parte de familias de Ibiza, Suiza, de otros lugares de España y de Alemania. «Ahora mismo tenemos 122 perros en adopción», explica José Aranda, director de Can Dog.

Las cinco personas que trabajan en el centro atienden las 24 horas del día, los 365 días del año. Por ello, quien encuentre un perro abandonado, debe ponerse en contacto con la policía local del municipio correspondiente, que a su vez avisará a Can Dog o Sa Coma. «Nunca hay que llevarse el perro a casa», recuerda José Aranda, quien explica que los propietarios del perro perdido podrán encontrarlo fácilmente si se siguen los protocolos oficiales, y el animal se interna en Sa Coma (si se localiza en Ibiza) o Can Dog (en el resto de municipios).

El Centro de Recuperación Animal también ejerce de hotel para perros, que pueden disfrutar en sus más de 60.000 metros cuadrados a la espera de sus dueños.

Más artículos de este tipo