- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Organizar un enlace no es tarea fácil, especialmente en la actualidad, cuando todo el mundo desea cuidar hasta el más mínimo detalle: desde la decoración hasta la gastronomía, desde el momento de llegada de los novios hasta la despedida del último invitado. Hay quienes deciden planificar el evento por su cuenta, pero hay que tener en cuenta que existen organizadores de boda (wedding planner) que facilitan que las parejas cumplan sus sueños en su gran día sin mayores complicaciones.

Es importante seguir cierto orden para no volverse loco en la contratación de los servicios necesarios para la celebración del enlace: son muchos los proveedores que intervienen durante el proceso, y es importante saber cuáles son de confianza. Lo fundamental es evitar en la medida de lo posible los imprevistos de última hora que pueden poner nerviosos a los novios en los días previos al enlace.

Está bien organizar los momentos de la celebración, pero no hay que volverse loco: querer controlar todo es prohibir el paso a la espontaneidad. «Hay que dejar fluir la boda, que las cosas pasen por sí mismas -afirma la wedding planner Marina Amorós-. Si quieres tomar el control en todo, intimidas a los invitados, no les permites disfrutar del momento».

Los novios deben atender a las características propias del lugar donde se celebrará la boda: no es lo mismo casarse en Eivissa que en Madrid. Aquí algunos consejos para conseguir el enlace perfecto en la isla blanca.

INVITADOS

Invitados. MUCHIGRAPHY WEDDING PHOTOGRAPHY

¿Cuántas personas asistirán a la boda?

Si bien esta no sería la primera cuestión en otros lugares, en Ibiza es esencial. «El número de invitados puede limitar la elección del lugar. Para eventos de más de 200 invitados, en Ibiza empiezas a tener un problema», explica Marina Amorós. Aproximarse a la cifra de invitados es una buena forma de comenzar a organizar.

FECHA

¿Cuándo pensamos celebrar el enlace?

Está claro que Ibiza es un destino turístico, así que durante los meses de verano es más difícil (que no imposible) encontrar disponibilidad en ciertos lugares para celebrar la boda, pero también más complicado que los proveedores estén tan accesibles. Sin embargo, en temporada baja, muchos están cerrados. Así que es importante saber ‘cuándo’ antes de plantearse ‘dónde’.

LUGAR

Lugar. THE IBIZA WEDDING PLANNER

Ahora sí: ¿dónde dar el ‘sí, quiero’? 

Muchas parejas han soñado en mil y una ocasiones su boda… y una parte esencial de ese sueño es el lugar en el que se celebrará. ¿Playa o montaña? ¿Estilo urbano o en plena naturaleza? Algunos novios lo tienen muy claro; otros necesitarán visitar algunos de los emplazamientos que puedan atraerles para tomar la decisión final. La recomendación de los wedding planner es comenzar a organizar la boda con un año o un año y medio de antelación, con el fin de garantizar la disponibilidad de fechas en los restaurantes, hoteles u otros emplazamientos en los que celebrar el enlace o banquete, ya que de hacerlo con poco tiempo es posible que no haya posibilidad de reservar y tener que renunciar al lugar que prefieran. Las fechas más recomendables son en primavera o en otoño, ya que en pleno verano todo se complica en Ibiza.

PROVEEDORES

¿Qué necesitamos? ¿Quién lo va a suministrar?

Los proveedores son parte esencial para el éxito en la organización de la boda. El primer contacto con los proveedores hay que hacerlo cuanto antes, ya que hay que tener en cuenta que muchos desaparecen en temporada baja, y en otras fechas tienen tanta demanda que quienes puedan interesarte pueden no estar disponibles. Los proveedores van desde el catering, los decoradores, floristas, los encargados del pastel, los músicos o DJ, fotógrafos, alquiler del vehículo… Más adelante habrá que detallar qué necesitamos de cada uno de ellos, pero es importante conocerlos previamente para saber qué nos pueden ofrecer.

VESTIDO

La estrella del día.

La estrella del día. El vestido siempre hay que pedirlo con antelación: tanto si te lo haces a medida como si no, es normal tener que hacer arreglos que requieren un tiempo. La llegada del vestido puede demorarse hasta seis meses, y las novias suelen adelgazar siempre antes del gran día. La recomendación es ser previsoras.

DETALLES

Definir las pequeñas cosas.

Mejor no demorarse en decidir el diseño de las invitaciones, qué tipo de regalos se hará a los asistentes, el estilo de la decoración y otros elementos necesarios. Si los pedimos con tiempo, podría salir más económica su compra y, además, permitirá una mayor armonía entre todas las facetas del evento.

COMPLETAR EL 'LOOK' DE LA NOVIA

Un guiño a la celebración.

El vestido de novia ya está elegido, sí, pero es bonito completar el look cuando ya tenemos más o menos ideada la estética de la celebración. Así, se puede hacer un guiño con un detalle en el peinado, con el tipo de flores escogidas para el ramo o con algún tipo de joya que combine con la decoración general.

PASTEL

El momento más dulce.

El pastel de boda es otro de los elementos imprescindibles en una celebración. Hay muchas modas también en torno a este momento tan dulce, así que los novios deberán escoger entre un sinfín de sabores, texturas y diseños, por supuesto teniendo en cuenta el número de invitados que asistan al enlace. Además del pastel en sí, es posible diseñar espacios dulces que mantengan la imagen escogida para el evento.

‘TIMING’

Definir los momentos de la boda. 

Es imprescindible conocer los tiempos, saber cómo queremos estructurar el gran día, pero sin intentar tener todo atado. Cuándo comenzar a prepararse, a qué hora debe llegar la novia, en qué momento comenzará la ceremonia, cuándo el cóctel… Para que nada falle en este día.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!