- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Grupo Terravita ha logrado convertir una de sus viviendas, Can Tanca, en la quinta del mundo en conseguir el Passivhaus Premium, el certificado internacional más exigente en eficiencia energética. Se trata de un «código técnico que establece unos límites de consumo energético y ofrece una herramienta de cálculo para saber cuál es la demanda real de energía en tu vivienda», explica Álvaro Martínez, arquitecto técnico de Terravita directamente implicado en la proyección de Can Tanca.

Micheel Wassouf entrega el certificado a Jason Watson y su familia. TERRAVITA

La placa que ya luce en la fachada de la vivienda es un valor añadido que garantiza que los niveles de consumo de sus 210 metros cuadrados de superficie son mínimos. «Se estima que la casa de Can Tanca reduce en un 80% las necesidades de climatización respecto a otras de características similares», expresan desde Terravita.

Todas las fases de construcción han respetado el entorno. TERRAVITA

Desconectada de la red eléctrica y de agua, Can Tanca dispone de una instalación solar fotovoltaica que le permite ser autosuficiente en energía. Los mínimos niveles de consumo se deben a la combinación de diversas técnicas y sistemas constructivos como añadir aislamiento de fibra de madera a la estructura, la cubierta y la fachada, reducir puentes térmicos, colocar ventanas de doble y triple acristalamiento y conseguir un alto nivel de hermeticidad en la envolvente que no permite el paso del aire.

Todo pensado para ahorrar el máximo de energía. TERRAVITA

Para la climatización se ha instalado un sistema de ventilación mecánica controlada de doble flujo, que además extrae el aire viciado de la casa e introduce aire limpio, permitiendo recuperar el 90% de la energía del aire expulsado. «Esto hace posible, por ejemplo, que si en invierno la temperatura de la calle es de 0º y la interior de 20º, el aire renovado que entra en la vivienda lo haga a 18º, por lo que el gasto de energía para alcanzar una temperatura confort es muy bajo», explica Álvaro Martínez.

Una vivienda autosuficiente de 210 metros cuadrados. TERRAVITA

A por el Breeam Excepcional

El equipo de Terravita quiere ir más allá, y lograr para Can Tanca la Breeam Excepcional, una certificación medioambiental que evalúa impactos en diez categorías: gestión, salud y bienestar, energía, transporte, agua, materiales, residuos, uso ecológico del suelo, contaminación e innovación.

Si lo consiguen, Can Tanca sería la primera vivienda en el planeta certificada como Passivhaus Premium y Breeam Excepcional. Una de las viviendas más eficientes del mundo que nació del compromiso del promotor por respetar y cuidar el medio ambiente.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!