- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Los vestidos de novia de la temporada 2018 conjugan el espíritu libre con la delicadeza y sensualidad de las novias millenial, que buscan el vestido ‘perfecto’, capaz de reflejar su propia personalidad realzando su feminidad y belleza.

Estructuras multicapas, silueta sirena o princesa, escotes de vértigo en la espalda y hombros descubiertos vestirán muchas de las novias de la temporada primavera /verano 2018, tal como ha podido verse en los desfiles de la Barcelona Bridal Week, celebrados entre el 25 y el 28 de abril. No faltarán las transparencias de tul y gasas bordadas con pedrería que convivirán con vestidos estructurados, de líneas suaves y sofisticadas, realizados en mikado de seda u organdí.

Rosa Clará inauguró la 27ª edición de la pasarela con su colección más ‘sexy’. EFE/Marta Pérez

La diseñadora Rosa Clará inauguró el martes la 27 edición de la Barcelona Bridal Fashion Week con una colección llena de sensualidad en la que destacaron los escotes pronunciados y las aperturas que resaltaban la figura femenina a través de tejidos vaporosos y el encaje como protagonista. «Estamos ante la colección más sexy que hemos presentado nunca», reconoció la propia diseñadora.

La marca Studio St. Patrick, del grupo Pronovias, debutó en la Barcelona Bridal Fashion Week con una colección «pensada para mujeres urbanas y modernas» que ha contado con la modelo internacional Karolina Kurkova como protagonista.

El director creativo de Pronovias Fashion Group, Hervé Moreau, comentó que la colección se dirige a mujeres a las que «les guste destacar su cuerpo», y explicó que para la colección 2018 ha jugado con los contrastes. «Puedes lucir un vestido discreto y en un momento determinado mostrar ese detalle que te haga brillar, y esta colección lo permite», precisó Moreau.

Raimon Bundó celebró su 50 aniversario con ‘Autentic’. EFE/Marta Pérez
Studio St. Patrick, de Pronovias, debutó con una colección «para mujeres urbanas y modernas»

Para su lanzamiento mundial, Studio St. Patrick ha apostado por una colección detallista, con acabados muy trabajados, líneas suaves y sofisticadas para realzar la figura femenina, y se ha servido de la combinación de materiales y tejidos para dotarla de sensibilidad y romanticismo. La modelo checa Karolina Kurkova fue la encargada de abrir y cerrar la pasarela con dos vestidos de corte sirena con encaje, transparencias y delicadas aplicaciones de pedrería.

Por su parte, el diseñador venezolano afincado en Nueva York Ángel Sánchez presentó en la pasarela su colección ‘Rose Mist’, su primer desfile en Europa, donde espera abrirse puertas. El diseñador aseguró que Europa «supone un reto más» en su carrera, aunque reconoce que su estilo siempre ha sido muy europeo, tomando como referencia la costura francesa.

El diseñador Ángel Sánchez presentó ‘Rose Mist’. EFE/MARTA PÉREZ.

En Barcelona, Sánchez presentó su nueva colección ‘Rose Mist’, en la que ha querido mostrar la «fragilidad y delicadeza» que, según el diseñador, debe tener un traje de novia. «La frescura implica que el vestido no se vea pesado, en la levedad y la ligereza, hay cosas que deben dejarse al natural», comentó Sánchez. Para esta colección se ha inspirado en «aquel pétalo tocado por el rocío de la mañana, algo súper delicado» y, siguiendo con las metáforas florales, comparó un vestido de novia «con una flor de un solo día, en el momento tiene que lucir casi sin tocarlo», lo que le lleva a añadir detalles «que no se vean pesados».

No faltaron a la cita nupcial Jesús Peiró, YolanCris, Cristina Tamborero, Isabel Sanchís e Inmaculada García, que desfilaron el miércoles. Marylise & Rembo Styling, Isabel Zapardiez y Ana Torres, Raimon Bundó, Jordi Dalmau Novias y Matilde Cano, Marco&María, Cabotine by Gema Nicolás y Galia Lahav presentaron sus diseños el jueves, mientras Cymbelline, Ramón Sanjuroj, Morlee Madeline Gardner, Carla Ruiz, Sonia Peña, Demetrios y Pronovias desfilaron el viernes.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!