Raquel Pelissier: «Utilizo las redes para ayudar a los demás»

Finalista en Miss Universo, ayuda a los niños de su país a través de la fundación Kids of Haiti Pelissier Foundation

Raquel Pelissier, Miss Haití, primera finalista en Miss Universo 2016 y graduada en Óptica y Optometría por la Universidad Complutense de Madrid, participará el jueves 11 de julio en el evento eWoman Ibiza con un espacio para dar a conocer un libro para colorear que ella misma ha creado. «Se trata de un cuaderno con ilustraciones educativas para colorear en las que se enseñan valores como la igualdad de género o la protección del medio ambiente. Conceptos difíciles de explicar a los niños pequeños por otros métodos», manifiesta.
Este proyecto surgió para canalizar la influencia en redes sociales de Raquel, que tiene más de 200.000 seguidores en Instagran @raquelpelissier.

Además, Raquel ha creado la fundación Kids of Haiti Pelissier Foundation. «Con esta fundación pretendo ayudar a los niños de Haití en la vuelta al cole, con la compra mochilas o libros», dice.

Esta modelo y optometrista considera que eWoman es el lugar idóneo para potenciar la fundación que lidera. «La mayoría de las mujeres que acuden a este evento tienen una gran influencia digital y son líderes en el entorno empresarial», apunta.
Además, opina que «en Eivissa hay un alto poder adquisitivo y gente con muy buen corazón», por lo que pretende ser un enlace entre esta isla y su país.

Raquel iba al colegio cuando en 2010 Haití sufrió un devastador terremoto por lo que tuvo que ser trasladó sola a Martinica para seguir estudiando en el liceo Francés. Posteriormente eligió Madrid para formarse en Óptica y Optometría. Una vez terminada la carrera, Raquel volvió a Haití para presentarse al concurso de Miss con la meta de llegar a lo más alto. «Siempre que oía una noticia sobre mi país era negativa, así que mi propósito era que se hablara bien. Quería ser la primera haitiana que ganara el concurso de Miss Universo», relata. Aunque se quedó a las puertas, Raquel se muestra satisfecha con el resultado ya que era la favorita de quienes asistieron a la final en Filipinas. Recuerda que el público gritaba «Haití, Haití» y para ella ese reconocimiento fue su «mayor corona», dice.

- Publicidad -