Be Blue. La presentación tuvo lugar en la Estación Marítima del puerto de la Savina. C. C.
La presentación tuvo lugar en la Estación Marítima del puerto de la Savina. C. C.

Trasmapi, naviera líder en el transporte de viajeros entre Ibiza y Formentera y con más de 40 años de servicio, refuerza su proyecto de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) para preservar el entorno en el que lleva trabajando más de 40 años. Esta iniciativa, totalmente desinteresada, nace de la pura convicción de su equipo de lo imprescindible que resulta poner en valor la riqueza y la importancia del patrimonio de las islas, y de que es necesario trabajar por generar un compromiso común de mejora de hábitos sociales y medioambientales entre todas aquellas empresas, visitantes y residentes relacionados con Formentera e Ibiza.

El proyecto se lanza bajo la marca ‘Be Blue. Trasmapi Formentera Care Project’, y parte de la base de que existe cada vez una mayor sensibilidad hacia la preservación del hábitat natural. Dado que la compañía cuenta con la capacidad y los medios para llegar a una parte importante del público usuario de las islas a través de sus ferries, su intención es la de poner todas sus herramientas y su potencial a disposición de aquellos que quieran unirse a esta iniciativa y colocar a Formentera y Ibiza en el mapa mundial de la sostenibilidad.

‘Be Blue’ cuenta con el biólogo marino manu san félix como embajador del proyecto de conservación

Para conseguirlo, Trasmapi ha ideado un programa de acciones y actividades enfocadas a divulgar y promover valores por la defensa y cuidado del patrimonio natural, cultural e histórico de las Pitiüses, que irá implementando a partir de este verano. Las diferentes áreas de actuación ‘Be Blue’ estarán representadas por las divisiones ‘Think Green’, ‘Think Sport’, ‘Think Social’ y ‘Think Heritage’.

Lucha contra el plástico

Una de las primeras acciones empezará con Formentera y se centrará en la concienciación del peligro que suponen los plásticos para el hábitat natural.

Trasmapi ya colabora habitualmente en numerosas actividades deportivas, sociales y medioambientales en Formentera. Pero este año, además, ha programado la instalación de puntos de reciclaje en buques y oficinas para fomentar la recogidas activa de plásticos en locales, playas y costa; la limpieza de fondos marinos o la elaboración de un programa de actividades educativas medioambientales para niños y jóvenes.

El proyecto cuenta con un embajador de excepción, Manu San Félix, biólogo marino residente en Formentera, que ofrece su colaboración desinteresada en el desarrollo de este proyecto. Sus más de 30 años de experiencia en el entorno marino y su prestigio internacional son valores que ayudarán a aportar solidez y credibilidad al plan, convirtiendo la iniciativa en un escaparate de divulgación ejemplar.

Como director del centro de buceo Vellmari y director de imagen subacuática de National Geographic, destaca su gran capacidad para conectar con instituciones, empresas, organizaciones y publicaciones internacionales, que serán un factor clave para generar interés.

Además, se está preparando un programa para involucrar y captar colaboradores relacionados con Formentera que deseen apoyar esta iniciativa y tomar parte activa en ella.

- Publicidad -