El pasado mes de enero, la OIT (Organización Internacional del Trabajo) estimó que el desempleo se reducirá en dos puntos porcentuales este año, en nuestro país, con unos 3,5 millones de personas activas. Según el informe presentado, ‘Perspectivas sociales y del empleo en el mundo, Tendencias 2018’, la mejora en el empleo se dará en toda Europa y, especialmente, en los países más afectados por la crisis económica: España y Grecia. El informe destaca que hay 8,8 millones de personas en la UE que podrían estar trabajando pero no buscan empleo, a lo que hay que añadir unos 2,3 millones que estaban buscando, pero que no lo obtuvieron a corto plazo, dadas las responsabilidades familiares o estudiantiles. Frente a estos datos, el estudio atribuye una tendencia positiva, registrada entre 2017 y 2018, al buen desempeño de los mercados laborales en los países desarrollados. La pregunta es, ¿cómo encontrar trabajo?

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) afirma que «buscar empleo es todo un desafío que puede ayudarte a crecer como persona y como profesional» y añade: «no te quedes parado».

Cuando una persona busca trabajo, lo hace por una necesidad, ya sea, por ejemplo, por desarrollo profesional, aumento de ingresos o cambio de ciudad. Esa necesidad hace desempeñar una inferioridad frente a cualquier oferta de empleo o empresa a la que postular.

Para poder minimizar esa actitud, es importante entender que toda empresa que ofrece una vacante en su plantilla también tiene una carencia y su única solución es encontrar a alguien. Es interesante para ello conocer que, además de saber que el candidato es una necesidad para la empresa, actualmente, es más sencillo encontrar una oportunidad laboral.

Empleos en Redes Sociales

Las redes sociales han cambiado el panorama de los procesos de selección.
Las redes sociales han cambiado el panorama de los procesos de selección.

Hoy en día hay dos tipos de reclutamientos: el reclutamiento activo, en el que la empresa oferta un trabajo y espera que lleguen candidatos y el reclutamiento pasivo, en el que la empresa busca, en las redes sociales, candidatos que se adapten a esas necesidades.

Este punto es importante, porque la mayoría de la gente no tiene el curículum actualizado hasta que se propone encontrar trabajo, pero la introducción de las redes sociales en los procesos de selección, obliga a tener actualizado el perfil y, por consiguiente, el currículum, con cada nuevo contacto, proyecto y recomendación.

‘Networking’

Además de poder encontrar trabajo a través de ofertas publicadas en periódicos, plataformas online o redes sociales, hay una manera muy tradicional, pero que en muchas ocasiones se deja de lado: los contactos. Practicar networking es una manera de, no únicamente darse a conocer a nuevas personas, sino también de ser un candidato directo en procesos de selección que conozcan estos contactos.

tener una red
de contactos
es clave para conocer
otras ofertas

Una vez se conozcan las ofertas de trabajo actuales hay que adaptar el currículum para enfocarlo a cada oferta. No es lo mismo optar a un puesto directivo que a un equipo con más empleados. En ese momento, los contactos también son importantes para pedir cartas de recomendaciones que crean ser interesantes para cada oferta.

Primer contacto

Llega el momento del primer contacto. ¿Será una llamada? ¿una entrevista directa? ¿una vídeollamada?

Desde Infojobs afirman que el primer contacto en un proceso de selección suele ser una llamada, dado el posible elevado número de candidatos a los que atender. Ese primer contacto sirve, a una empresa, para « asegurarte de que el candidato está interesado en el puesto y verificar si cumple con los requisitos imprescindibles para la vacante ofertada».

Se trata de un primer intercambio de impresiones, así que es importante, en el terreno formal, no improvisar.

Quien está al otro lado, repetirá esta llamada muchas veces a lo largo del día, por lo que hay que ser conciso, ceñirse a responder las preguntas, no contar nada que no sea estrictamente necesario y así resultar eficiente y, en esos cinco o diez minutos que dure la llamada, conseguir cumplir el objetivo marcado: generar la imagen que se ha querido dar, trabajo previo que se habrá preparado en el momento de adaptar el currículum y el perfil para cada oferta.

el primer contacto suele ser una llamada telefónica

Si se consigue formar parte de la preselección, en función del proceso se pasará a una ronda de entrevistas o pruebas para detectar habilidades y competencias requeridas para el puesto como un test psicotécnico, la gamificación o desempeñar un rol playing.

Hay que sentirse seguro de uno mismo para poder realizar la entrevista lo mejor posible.
Hay que sentirse seguro de uno mismo para poder realizar la entrevista lo mejor posible.

¿Cómo ir a una entrevista? ¿Hay que llevar el currículum impreso? ¿Es importante el aspecto? ¿Cómo se prepara un candidato para ese momento? En ese punto del proceso de selección, la inseguridad y los nervios vuelven a ser protagonistas, pero es importante destacar dos cosas: cuando un candidato llega a la entrevista final es porque es el mejor de todos los que se han presentado y su perfil como profesional y persona gusta mucho. Ante eso hay que sentirse seguro de uno mismo y saber que esa entrevista final es para resolver los puntos o dudas que les queden por descubrir.

Entrevistar a la empresa

Por otro lado, también es importante llegar a la conclusión de que la entrevista final también es crucial para que el candidato conozca la oferta, el perfil de empleados, las oficinas y la manera de trabajar. Al fin y al cabo, si durante el proceso de selección, el candidato se da cuenta de que no le convence la oferta de empleo, puede rechazarla. No es únicamente una decisión por parte de la empresa. Se trata de llegar a un acuerdo entre dos partes, empresa y candidato.

consejo: llevar el cv estudiado a cualquier entrevista

Más allá de los consejos de siempre, como ser puntual o mirar a los ojos del entrevistador, hay una serie de consejos que ayudan a superar una entrevista.

Para preparar una entrevista, es imprescindible conocer todo lo que se pueda de la empresa y saber qué es lo que se está diciendo en los medios de comunicación. También es bueno hacer una lista con las debilidades para defenderlas durante la entrevista y otra con las fortalezas para hablar de ellas con fundamentos y pruebas.

Sacar lo mejor de uno mismo

El proceso de selección es igual de importante para el candidato, que busca un empleo, como para la empresa, que requiere del servicio de un profesional que se adapte a sus valores y mecánicas de trabajo.
El proceso de selección es igual de importante para el candidato, que busca un empleo, como para la empresa, que requiere del servicio de un profesional que se adapte a sus valores y mecánicas de trabajo.

Durante la entrevista, es preferible dejar pasar unos segundos antes de contestar. A pesar de parecer que el tiempo pasa muy lento, no es verdad y, además, da la posibilidad de pensar las respuestas y no contestar lo primero que a uno se le pasa por la cabeza. La actitud es muy importante, así que siempre hay que mostrar entusiasmo por el trabajo pero no suplicarlo. Mostrar seguridad y positivismo durante una entrevista demostrará al entrevistador que ante situaciones desconocidas se tiene la capacidad de mantener la calma y dar lo mejor de uno mismo.

¿Cómo redactar el CV?

¿Qué significa Curriculum Vitae? ¿Es importante indicar la edad en el CV? ¿Es mejor redactar un CV de una página o varias? El currículum es el documento que nos represente a lo largo de un proceso de selección, así que es importante dedicarle unas horas y tenerlo actualizado a medida que evolucionamos profesionalmente y agregamos proyectos a nuestra trayectoria.
  • Curriculum Vitae significa en latín, literalmente, camino de la vida y se refiere al conjunto de experiencias de cualquier persona.
  • Es importante no caer en la tentación de copiar la estructura idéntica de a una plantilla que esté colgada en internet. Está bien inspirarse para decidir el tamaño de la imagen en el CV o la ubicación de las aptitudes, pero hoy en día hay muchas plantillas a disposición de la comunidad online, así que escoger la primera plantilla y copiarla puede hacer perder puntos a un candidato, ya que el entrevistador puede encontrarla con la misma facilidad, el resto de candidatos también y, por consiguiente, que más de un candidato envíe el CV con la misma plantilla.
  • Antes de redactar el CV, hay que hacerse tres preguntas: ¿qué sé hacer? ¿a qué puesto me voy a presentar? ¿quién va a ver mi CV? De ese modo, se consigue un CV personalizado y enfocado a la oferta laboral.
  • Un seleccionador tarda, aproximadamente, 6 segundos en escanear un CV, así que es interesante diseñar un CV visual y esquemático, pero sin dejarse los puntos y detalles más importantes a comunicar.
  • Resaltar visualmente aquellos datos y atributos que se quieren destacar es un detalle muy importante para hacerle ver al seleccionador información que en otra ocasión no vería.
  • Hay palabras que revalorizan un CV, como: eficacia, optimización, liderar, resultados, objetivos, ahorro, retorno de inversión, conseguimos, liderar, coordinar, equipo, negocio, proyecto, análisis, facturación, rentabilidad, etc.
  • Indicar la edad en el CV es un tema muy discutido. Siempre hay que incluirlo, pero en el caso que se crea que es un dato que puede perjudicar o hacer perder puntos, se puede omitir.
  • No hace falta indicar el estado civil en el CV, ya que, si es un dato que se relaciona con la disponibilidad horaria, el entrevistador lo preguntará.
  • Añadir el perfil profesional, un resumen del CV que define al candidato en base al terreno personal, la educación, experiencia profesional y otros aspectos como aptitudes, actitud y entusiasmo por la oferta laboral.
- Publicidad -