Endesa realiza poda selectiva para minimizar riesgos en la red

Endesa ha invertido, en el último ejercicio, 173.485 euros en Ibiza y Formentera, en los trabajos de tala y poda de 233 kilómetros de traza de las líneas eléctricas de distribución de 15kV en las que se ha actuado.

La especial orografía de los bosques, como elemento vivo que crece y cambia constantemente, hace que Endesa, consciente de las dimensiones de la red de distribución, destine una inversión importante para proteger los espacios forestales siguiendo las directrices de sostenibilidad y protección ambiental de la compañía. Las actuaciones se centran, especialmente, en los espacios boscosos y otros especialmente sensibles.

Así, una de las tareas esenciales para garantizar este objetivo es la tala y poda selectiva de la masa forestal que crece alrededor de las líneas eléctricas. Estas acciones permiten minimizar el riesgo de posibles contactos de los árboles con la red de distribución en casos de meteorología adversa, y las consecuentes incidencias en el servicio.

Trabajos de poda realizados en Ibiza y Formentera para evitar el contacto con las redes eléctricas Fotos: Endesa

La tala y poda selectiva de esta masa forestal que crece junto a las líneas eléctricas es una de las tareas esenciales del Plan de Anual de Mantenimiento desarrollado por Endesa. La especial orografía de algunas zonas de las islas puede hacer especialmente complejo el desarrollo de estos trabajos, por lo que Endesa destina recursos adicionales para asegurar que sus actuaciones en los espacios forestales garanticen la adecuada conservación. Del mismo modo, la compañía comprueba el buen estado de los elementos de la línea para garantizar la mejor calidad de servicio.

- Publicidad -