Listas, recortes de revistas e incluso capturas de pantalla de influencers en el carrete del móvil. Está todo preparado para que se dé el pistoletazo de salida a largas colas en las cajas, eternas esperas para entrar en un probador, incluso, al peor enemigo, las existencias agotadas.
Las rebajas están a punto de empezar aunque algunos establecimientos ya se han avanzado. Es el momento de conseguir esa prenda que ya en noviembre estaba en la tienda y que hoy, por fin, está rebajada u ocasión de perderse en la web donde comprar ese videojuego tan buscado.


EL GRAN CONSUMO TAMBIÉN BUSCA DESCUENTOS
Los hábitos en España frente al Gran Consumo son diferentes a otros sectores. Según el informe de Nielsen 360 de 2017, únicamente el 13% de españoles realiza la compra a través de las plataformas online de los diferentes supermercados.
Al contrario que en Francia o Reino Unido, donde el consumo es superior, en nuestro país los hábitos están marcados por la compra de proximidad y un tique más reducido.
Así es como la mayoría de los consumidores españoles realiza la compra física, pero sí consulta las páginas web para preparar la lista de la compra. En concreto un 60% frente al 40% que lo hace en folletos o catálogos.
Algunas cadenas de supermercados se sumaron al Black Friday y ofrecieron descuentos de hasta el 70% en sus productos. Esta estrategia forma parte de un acercamiento al consumidor que va de la mano de otros descuentos como el Día sin IVA o las diferentes promociones ofrecidas a aquellos clientes que forman parte de los programas de fidelización.
Y es que, según el informe de Nielsen 360, el 60% de los consumidores en España afirma tener tarjeta de fidelización de almenos alguna cadena de supermercados.

Las rebajas son una estrategia de marketing que se remonta a la década de los años 30 cuando, debido a la Gran Depresión en Estados Unidos, empresas dedicadas al comercio minorista se unieron para hacer fuerza frente al descenso del consumo. Actualmente, este grupo empresarial se conoce como los famosos grandes almacenes Macy’s.

Una de las estrategias que llevaron a cabo fue la decisión de poner a la venta el stock de la temporada, justo al final de ésta, a un precio más bajo y así poder liquidarlo. Tras el éxito en Estados Unidos, a principios de los años 40 esta estrategia llegó a España.
Tras casi 100 años de historia, un estudio sobre el consumo durante las rebajas de verano demuestra como éstas pierden tirón. En concreto, un 6% menos de españoles compraron durante estas últimas rebajas de verano.

EL CONSUMO DE LOS ESPAÑOLES DESCENDIÓ UN 6% DURANTE LAS REBAJAS DEL PASADO VERANO

Este descenso del consumo durante las rebajas en los periodos de invierno y verano viene dado por dos factores: la tecnología y las nuevas promociones.
En concreto, según un estudio de Deloitte sobre el consumo navideño, más de un tercio de los españoles avanzaron sus compras a noviembre para aprovechar los descuentos del Black Friday y el 24,2% lo hicieron a través de la compra online.
Pero éste no es el único día que ha desbancado a las rebajas convencionales. Días como el Ciber Monday (el lunes después del Black Friday), el Boxing Day, las rebajas de mitad de temporada, conocidas como Mid Season Sales o también los Días sin IVA, son otras estrategias que las empresas se ven obligadas a llevar a cabo para hacer frente a la nueva tendencia de un consumidor cada vez más informado y que no espera a los grandes periodos de rebajas para comprar, sino que está atento para descubrir promociones puntuales y adaptadas a sus gustos.

- Publicidad -