BEDRINKS: La versatilidad de los vinos rosados

La frescura y la calidad de estos caldos hacen que sean los auténticos protagonistas del verano

De perfil gastronómico encontramos Ruinart Rosé, ideal para maridar mariscos. Foto: BEDRINKS

En los meses estivales la demanda de vinos y espumosos rosados en las islas de Ibiza y Formentera aumenta notablemente, y no es de extrañar, pues son ideales para disfrutar bajo los soleados días de verano e incluso para acompañar la gastronomía mediterránea, ya que maridan a la perfección con arroces o pescados al horno, pero también son gran compañeros de platos internacionales como el sushi.

El catálogo de Bedrinks cuenta con una gran variedad de vinos y espumosos rosados de características muy variadas, con tonos desde la fresa hasta el rubí pasando por el color cebolla, aromas afrutados o varietales muy destacados, ácidos, dulzones, refrescantes…

Unos de los más habituales de las mesas en los restaurantes ibicencos son los rosados de estilo provenzal como Domaines Ott, que se encuentra entre los rosados más prestigiosos e internacionales junto a su hermano pequeño By Ott. Los Chateau Pigoudet o UP Ultimate Provence no faltan en los restaurantes más cool de Eivissa. Estos vinos se caracterizan por su color cebolla, son pálidos o muy pálidos con notas de fruta roja y fruta tropical ácida, son muy refrescantes, una apueta genial para tomar una copa bajo el sol o como acompañamiento para comer.

A de Arínzano, Chivite las Fincas Arzak, UP Ultimate Provence o By Ott son ejemplos de rosados color cebolla y pálidos. FOTO: BEDRINKS

Aumento de la demanda

Este perfil de vinos pálidos lleva años dominando en algunas de las bodegas españolas más conocidas, adaptándose así a la demanda de este gran producto. Un ejemplo de ello es A de Arínzano, un rosado exclusivo para Ibizade la mano de Pago de Arínzano. Un vino con un perfil muy gastronómico y elaborado con uva 100% tempranillo.

Hay que mencionar el conocido Chivite las Fincas, un vino indispensable producido con las variedades garnacha y tempranillo, que se cultivan en las especiales tierras de clima continental que dan vida a la Finca de Legardeta, en la Comunidad Foral de Navarra.

Siguiendo la línea de productos nacionales, no se puede dejar de lado a los espumosos cava rosados de nuestra tierra, realizados con variedades de uva pinot noir, monastrell y garnacha. Frescos, ligeros con notas de fruta roja como los cavas Juvé& Camps Brut Rosé o Llopart Brut Rosé.

Momentos únicos

También, merecen una especial mención los espumosos rosados gastronómicos que poco a poco se están colando en nuestras mesas para regalarnos momentos únicos. Llopart Microcosmos y Juvé&Camps Millesime Rosé son ideales para acompañar una buena comida.

Los champagne rosados son otros imprescindibles que maridan a la perfección con la cocina mediterránea. Elaborados sobre todo con uva pinot noir, chardonnay y pinot meunier destacan Moët&Chandon Rosé Imperial, Veuve Clicquot Rosé u otros de perfil gastronómico como Ruinart Rosé y Armand de Brignac Rosé, perfectos para acompañar mariscos. Sin olvidarnos de grandes vintage de champagne rosado como Dom Pérignon Rosé Vintage y Cristal Rosé de Louis Roederer. En definitiva, la versatilidad, la frescura y la calidad del rosado son las causas de que esta variedad de vino sea un auténtico protagonista de los veranos, y de que se le conceda un lugar especial como auténtico protagonista de los veranos y de nuestras mesas.

- Publicidad -