La Gaia de Ibiza de Gran Hotel inicia la temporada

El Hotel celebra este año su décimo aniversario con varios eventos y La Gaia busca su primera estrella.

Los equipos de cocina de La Gaia y de Avillez posan al final de la cena. fotos: aisha bonet
Los equipos de cocina de La Gaia y de Avillez posan al final de la cena. fotos: aisha bonet

El Ibiza Gran Hotel, único cinco estrellas de lujo de Ibiza, celebra este año su décimo aniversario coincidiendo con la ampliación de su espacio de habitaciones de gran lujo y suites y presentará varios eventos conmemorativos a lo largo de esta temporada. La primera acción de esta celebración tuvo lugar en el exclusivo restaurante La Gaia con la presentación de su nueva carta de alta gastronomía, convertida ya en símbolo y máxima expresión de la restauración de lujo en la isla.

La cena se convirtió en un relevante acto social al que asistieron destacados empresarios locales, artistas, críticos gastronómicos, autoridades y medios de comunicación de España y Portugal.

Para este evento gastronómico el chef Óscar Molina, cuya personal forma de entender la fusión de la cocina peruana y japonesa se ha convertido en una exquisita y sofisticada filosofía denominada “Japeruvian” (sello de identidad de La Gaia), contó con la complicidad del gran maestro de la cocina portuguesa José Avillez y su equipo. La colaboración de estos dos maestros se puso de manifiesto en un exclusivo, largo y variado menú que plasmó la confluencia en la interpretación de las raíces y filosofía de la gastronomía y la sintonía culinaria que ambos comparten.

La puesta en escena de La Gaia desde la copa de bienvenida, la explicación pormenorizada en la mesa de cada uno de los platos, la presentación, la vajilla, el servicio, la dedicación a la elaboración de los platos del equipo de cocina de más de veinte personas y la atención de los chefs y su equipo hacía los comensales, deja claro la intención de La Gaia de buscar su primera estrella Michelín y varios soles de Repsol.

Los 50 comensales elegidos para la ocasión disfrutaron de una soberbia cena que recreaba sabores de distintos países elaborados con productos locales y guiños especiales a Perú, Japón y Portugal entre otros.

“Pañuelo de pistacho y sal de Ibiza”.; “ostra Amélie selección especial con jugo de manzana verde y romero salvaje”; “escabeche de remolacha con texturas de coco, tartar de rábano picante y berros”; y “carpa ahumada con hígado de bacalao, flor de pepinillo y cebolla de verdeo” son algunas de las delicias creativas que disfrutaron los invitados. Los “nigiris de autor de gamba de Ibiza y atún rojo Balfegó”; “el carabinero del Algarve en dos servicios: con xerém de Samos y menta de la ribera y cabeza con costra de sal de remolacha”; “cocotxas de rape cocinadas a la brasa con salsa de sake y ajo negro” y “rabo de buey con garbanzos, foie y crema de cebolla con queso de la sierra” completaron la velada gastronómica que cerró con dos postres:  “Suspiro de naranja sanguina” y “chocolate & Maní”. Todo ello regado de principio a fin con Champagnes Laurent Perrier Brut.

Molina resume el menú presentado como «el reflejo de una cocina de autor con referencias del mundo en 20 platos, cada vez más propio, más evolucionado y con innovaciones y referencias de mi último viaje a Japón»

- Publicidad -