Inicio Etiquetas La Gaia

Etiqueta: La Gaia

Un menú largo y de estrellas en la apertura de La Gaia

0

Óscar Molina no pudo idear mejor fórmula y compañero de fogones para la reapertura del restaurante La Gaia, situado en el Ibiza Gran Hotel, con uno de los eventos más exclusivos en la amplia oferta gastronómica actual de Ibiza.

Los dos cocineros protagonistas.
Los dos cocineros protagonistas.

Con la fórmula de ‘cocinar a cuatro manos’, Molina invitó a nada menos que al Premio Nacional de Gastronomía, Mario Sandoval, propietario y chef del restaurante ‘Coque’ de Madrid que ostenta dos estrellas Michelín y tres Soles Repsol.

Molina, chef ejecutivo del hotel y de La Gaia, acostumbra a sorprender a los comensales con un show cooking de alto nivel en el que fusiona su estilo de cocina peruvian con el de su colega culinario de la ocasión.

Un menú exquisito

La experiencia junto a Sandoval fue exquisita e increíble a tenor de los comentarios del centenar de comensales que disfrutaron de un menú de exquisitos aperitivos, seis platos y tres postres.

Un menú largo y de estrellas en la apertura de La Gaia

Un menú exquisito.
Un menú exquisito.

Durante la recepción en pie en la barra del restaurante, el equipo dirigido por Molina y Sandoval ofreció aperitivos de bienvenida: huevo de pepino, jengibre y schichimi; mocktail de arándanos y té de jazmín especiado; crujiente de tapioca, remolacha y citrus; bocado de arroz salvaje, maíz y caviar y un caldo de ramen.

El menú largo y de estrellas Michelín se sirvió a la mesa con una ostra Amélie selección especial; un ensalada de crostes con peix sec y tomates encurtidos en dashi; esencia de carabinero a la parrilla con gelée de su cabeza amontillado elaborado por Sandoval; falso risotto de piñones con espárragos trigueros, cristal de patata y polvo de café; secuencia de atún toro cocinado con su médula, ventresca con piparras y papatana glaseada y cordero de Ibiza con mousse de ñame, cebolla glaseada, gel de cítricos y cardamomo.

A la hora de los postres Molina rizó el rizo con una leche cuajada de Santa Gertrudis con manzana y nuez pecán y Sandoval preparó un souflé de yuzu y vainilla.

Los cocineros departieron con los invitados.
Los cocineros departieron con los invitados.

La cena, amenizada con música, se prolongó varias horas en un ambiente extraordinario con interacción de los chefs y el equipo de La Gaia con los invitados.

Coctelería entre dos mundos

0

En el restaurante La Gaia, en Ibiza Gran Hotel, el maridaje es parte esencial de la experiencia gastronómica. El estilo Japeruvian que el cliente saborea en los platos va perfectamente acompañado por una coctelería de «fuerte personalidad», muy equilibrada, que hace constantes guiños a las tradiciones de Japón y Perú.

El fomento de la creatividad y la innovación se ha convertido en la filosofía que impera en la barra de La Gaia. A este ideal, esta temporada se han añadido «nuevos formatos que aportan diversión y originalidad», según el coctelero, Daniel Martínez, quien busca sorprender gratamente a quienes se sumerjan en la experiencia de La Gaia. Y lo consigue, ¡claro que sí!

esta temporada, la coctelería de la gaia añade nuevos formatos que aportan diversión y originalidad

Uno de los cócteles más icónicos del restaurante es el Wasabi Martini. Versátil, ligero y sabroso, «es perfecto para maridar con sushi o para tomarlo solo», apunta Daniel. El cóctel tiene un atractivo color verde, y sorprendentemente es el que cuenta con una elaboración más sencilla. «A veces, menos es más», añade el barman, que pone todo su esmero en la elaboración de cada uno de sus combinados.

Novedades hay muchas este 2018, y las que quedan por venir…  Están sorprendiendo gratamente a quienes se deleitan con sus sabores el nuevo Jap-pear-uvian, el Citrus Sakura, el Pisco Sour de uva o el Lichi House Tea, entre muchos otros.

El contacto entre la dirección de la cocina cocina y la coctelería es constante, para poder lograr ese equilibrio que tanto valoran los comensales. En las bebidas, Dani propone «una secuencia de sabores exóticos fusionados con productos de kilómetro cero». Por que esa vertiente internacional que se recoge de las culturas peruana y japonesa no está reñida con una clara apuesta por los productos de mayor calidad de una isla rica en sabores de la tierra. Esta fusión es la que el barman está empeñado en transmitir a sus comensales, que pueden degustar sus creaciones mientras cenan o en la sobremesa. Veladas llenas de magia en La Gaia.

Óscar Molina: «De japón me llevo la disciplina y la sencillez»

La Gaia, que nació en Ibiza Gran Hotel hace seis años, se ha convertido con el paso del tiempo en un restaurante de referencia en Ibiza. El nivel de exigencia, la dedicación y las ansias por crear experiencias del chef Óscar Molina y todo su equipo están llevando el estilo Japeruvian a otra dimensión.

Óscar Molina es el responsable de la cocina de La Gaia, en el Ibiza Gran Hotel.
Óscar Molina es el responsable de la cocina de La Gaia, en el Ibiza Gran Hotel.

Iniciaron la temporada con una carta completamente renovada, y hace solo unas semanas volvieron a idear nuevos platos, ¿es una forma de no dejar de evolucionar, ni en plena temporada?
Estos cambios se deben especialmente a la temporalidad. Nosotros queremos trabajar con el producto en el mejor punto, y no hay nada que aguante primavera, verano y parte del otoño. Además, tenemos un nivel de exigencia muy alto, y sería muy aburrido estar siete meses haciendo lo mismo, ¿no?

Van innovando pero sin perder el hilo conductor, que es su particular estilo Japeruvian.
Es nuestra marca de identidad, nuestra línea. Es cierto que va evolucionando a nivel técnico y va teniendo cada vez más personalidad. Queremos ir más allá del concepto nikkei. Este año, por ejemplo, hemos incorporado las fermentaciones. Nos hemos atrevido a hacer elaboraciones más complejas.

¿Cómo llegan a este punto?
Conforme el proyecto va madurando, el equipo también madura. Tengo la suerte de tener un equipo muy estable y muy ambicioso. Esto me da la oportunidad de poder crecer, y crecer con ellos. Cuando todo está alineado, hace que te atrevas a poner un puntito más. Ahora estamos teniendo platos con entre 15 y 16 elaboraciones diferentes, lo que añade una complejidad a tener en cuenta. Hay un plato que tardamos dos meses en hacerlo: la ensalada de caballa que hacemos con una fermentación de judía pinta.

«cambiamos platos porque sería muy aburrido estar siete meses haciendo lo mismo»

¿Cuál es el secreto para evolucionar a este ritmo?
Es fundamental contar con un equipo que le dedique cuerpo, alma y corazón.

¿Cómo ha cambiado La Gaia desde sus inicios?
La Gaia comenzó hace seis años. Había que cubrir la necesidad de dar de comer sin que trastocara mucho el día a día. Empezamos con el sushi, al año siguiente se incorporaron los ceviches y gustaba, los clientes lo veían como opción de cena. Y hace tres años ya creamos el concepto actual que irá a más, estoy convencido de que seguirá madurando. Mucho más desarrollado, más definido y más complejo. Ha cambiado nuestra ambición, lo que queremos expresar.

¿Cómo es un proceso de creación de nueva carta prácticamente desde cero?
Intentamos basarnos en alguna experiencia. Experiencias vividas, recuerdos que nos llamen la atención y que podamos expresar en un plato. Este año, por ejemplo, hemos creado ‘Les nostres muntanyes’, que me recuerda a cuando iba a pasear con mi padre a la montaña, cuando podía oler el pino o acariciar el romero. Lo hemos sabido reproducir en un plato, es muy emocionante.

¿Y cómo lo consiguen?
Intentamos trabajar, desde una historia, un plato, ya que creemos que solo así se le puede dar alma. La parte fácil, pero que carece de todo, es el hecho de decir: quiero hacer una lubina. Buscar los ingredientes y, cuando está bueno, dar por conseguido el plato. A este proceso le falta algo. Creo que tengo mucho más que contar. Quiero explicarte algo de mi vida cuando te sientas a la mesa aquí, que vivas una experiencia.

«en japón conocí a un cocinero con estrella michelin que solo trabajaba la anguila»

El año pasado tuvo la oportunidad de viajar a Perú, ¿ha visitado algún país este invierno?
En enero-febrero estuve en Japón. Es curioso. Es el único sitio en el que he estado y estoy convencido de que voy a volver. No me había pasado nunca antes. Estuve en la zona de Kioto, que es la parte de culto gastronómico. Ahí hice mi ruta, intentando entender y conocer su cultura y gastronomía. Fui 15 días con el objetivo de comer.

¿Estuviste en alguna cocina?
Es muy complejo porque en Japón no se habla inglés, se habla japonés. Así que meterte en una cocina donde ya no solo hay una filosofía de trabajo sino de vida tan diferente es muy complicado, y más con la gran distancia del idioma. Pero intenté probar todo lo que pude y meterme en todos los restaurantes que podían aportarme algo.

¿Qué es lo que se lleva de Japón?
Me he llevado sabores, sencillez, la naturalidad con la que se hacen las cosas y el rendimiento que pueden sacar a las cosas más sencillas. Me quedo con la disciplina. Estuvimos en un restaurante con estrella Michelin. Era un restaurante muy chiquitito, especialista exclusivamente en anguila. El hombre limpiaba cada día 100-180 anguilas, con la complejidad que conlleva. Llegaba a las seis de la mañana y se ponía a limpiar anguilas, y estaba allí metido hasta las doce de la noche. Y así todos los días del año. Mayor implicación, mayor disciplina es casi imposible de encontrar. Creo que es una forma de vida.

¿Y lo más sorprendente?
Me llama mucho la atención que tengan tanta tradición, pero que al mismo tiempo estén a la vanguardia en tecnología. A veces piensas que son casi tercermundistas, pero luego mueven el mundo.

Un viaje cargado de experiencias en La Gaia

0

Sensaciones. Aromas. Sabores, muchos sabores. Y recuerdos. Experiencias. Quizá estas son las palabras que mejor definen la cocina que el chef Óscar Molina propone en La Gaia, el restaurante de noche de Ibiza Gran Hotel que continúa reinventándose casi a diario, siempre con el hilo conductor de su estilo Japeruvian.

‘Cocotxas’ de rape.
‘Cocotxas’ de rape.

Si esta primavera, cuando el restaurante abrió sus puertas, el equipo de cocina ya había dado un giro a todos los platos de la carta, ahora sus propuestas vuelven a cambiar por «la temporalidad» de sus creaciones, por ese afán de utilizar «el producto más fresco en su mejor punto», indica Óscar Molina.

La Gaia es la definición de una historia. La historia que transmite cada uno de los platos que se sirven cada noche a la mesa. «Este año, por ejemplo, hemos creado ‘Les nostres muntanyes’, un plato que me recuerda a cuando iba a pasear a la montaña y podía acariciar el romero», explica el chef, que no basa sus recetas en un conjunto de ingredientes sino en el deseo de trasladar al comensal sensaciones placenteras.

Como gran novedad este 2018, han incorporado nuevas técnicas para dar un paso más en la cocina. Las fermentaciones, por ejemplo, que consiguen resultados únicos en determinados alimentos.

‘Edamame’ estofado.
‘Edamame’ estofado.

Para acompañar las recetas Japeruvian, qué mejor que una selección de cócteles ideados precisamente para este tipo de cocina. «Una secuencia de sabores exóticos fusionados con productos de kilómetro cero», según expresa Dani, creador de los icónicos Wasabi Martini (versátil, ligero y sabroso), el Citrus Sakura o el Pisco Sour de uva, entre muchos otros.

En definitiva, La Gaia es el lugar perfecto para vivir una velada única en una atmósfera con arte en la que, sobre todo, el cliente puede relajarse y dedicarse a disfrutar.

La barra Japeruvian de La Gaia.
La barra Japeruvian de La Gaia.

La Gaia de Ibiza de Gran Hotel inicia la temporada

El Ibiza Gran Hotel, único cinco estrellas de lujo de Ibiza, celebra este año su décimo aniversario coincidiendo con la ampliación de su espacio de habitaciones de gran lujo y suites y presentará varios eventos conmemorativos a lo largo de esta temporada. La primera acción de esta celebración tuvo lugar en el exclusivo restaurante La Gaia con la presentación de su nueva carta de alta gastronomía, convertida ya en símbolo y máxima expresión de la restauración de lujo en la isla.

La cena se convirtió en un relevante acto social al que asistieron destacados empresarios locales, artistas, críticos gastronómicos, autoridades y medios de comunicación de España y Portugal.

Para este evento gastronómico el chef Óscar Molina, cuya personal forma de entender la fusión de la cocina peruana y japonesa se ha convertido en una exquisita y sofisticada filosofía denominada “Japeruvian” (sello de identidad de La Gaia), contó con la complicidad del gran maestro de la cocina portuguesa José Avillez y su equipo. La colaboración de estos dos maestros se puso de manifiesto en un exclusivo, largo y variado menú que plasmó la confluencia en la interpretación de las raíces y filosofía de la gastronomía y la sintonía culinaria que ambos comparten.

La puesta en escena de La Gaia desde la copa de bienvenida, la explicación pormenorizada en la mesa de cada uno de los platos, la presentación, la vajilla, el servicio, la dedicación a la elaboración de los platos del equipo de cocina de más de veinte personas y la atención de los chefs y su equipo hacía los comensales, deja claro la intención de La Gaia de buscar su primera estrella Michelín y varios soles de Repsol.

Los 50 comensales elegidos para la ocasión disfrutaron de una soberbia cena que recreaba sabores de distintos países elaborados con productos locales y guiños especiales a Perú, Japón y Portugal entre otros.

“Pañuelo de pistacho y sal de Ibiza”.; “ostra Amélie selección especial con jugo de manzana verde y romero salvaje”; “escabeche de remolacha con texturas de coco, tartar de rábano picante y berros”; y “carpa ahumada con hígado de bacalao, flor de pepinillo y cebolla de verdeo” son algunas de las delicias creativas que disfrutaron los invitados. Los “nigiris de autor de gamba de Ibiza y atún rojo Balfegó”; “el carabinero del Algarve en dos servicios: con xerém de Samos y menta de la ribera y cabeza con costra de sal de remolacha”; “cocotxas de rape cocinadas a la brasa con salsa de sake y ajo negro” y “rabo de buey con garbanzos, foie y crema de cebolla con queso de la sierra” completaron la velada gastronómica que cerró con dos postres:  “Suspiro de naranja sanguina” y “chocolate & Maní”. Todo ello regado de principio a fin con Champagnes Laurent Perrier Brut.

Molina resume el menú presentado como «el reflejo de una cocina de autor con referencias del mundo en 20 platos, cada vez más propio, más evolucionado y con innovaciones y referencias de mi último viaje a Japón»

Estudio y pasión por la comida ‘japeruvian’

0

Tras un invierno de preparación, durante el cual el chef Óscar Molina ha viajado a Japón, el restaurante Gaia, situado en el Ibiza Gran Hotel, ha abierto y ofrecerá un espectacular menú degustación #japeruvian por 65 euros.

Sin duda, el restaurante, que cuenta con un Sol de la Guía Repsol, es un buen lugar para empezar la noche en Ibiza.

La Gaia. Un paraíso ‘japeruvian’ hasta el 12 de octubre

0

Ha sido un verano espectacular en el restaurante La Gaia, situado en Ibiza Gran Hotel. El chef Óscar Molina lo ha vuelto a conseguir: ha despertado las sonrisas y los halagos de un sinfín de comensales que se han sentado a su mesa para disfrutar de unas cenas incomparables. Pero todavía hay tiempo de vivir esta experiencia esta temporada, ya que La Gaia permanecerá en marcha hasta el 12 de octubre (incluido) para brindar su concepto japeruvian directo al paladar.

El salón de La Gaia.
El salón de La Gaia.

Deleitarse con esta interpretación de la gastronomía es posible a la carta o con el exquisito menú degustación de seis platos más postre. Perú y Japón se dan la mano a través de suculentos platos del mar y la tierra que conjugan a la perfección con cócteles que siguen la estela japeruvian. Una selección gastronómica de autor por 60 euros.

Por este mismo precio, también hasta el 12 de octubre, es posible decantarse por el menú degustación Posidonia, con el que Óscar Molina sorprende homenajeando a esta valiosa alga y en general al cristalino Mediterráneo que envuelve la isla de Ibiza. Ostra en ceviche con huevas de tobiko, usuzukuri de salmonete y palta, gyozas de shiitake, nigiri del chef, parihuela nikkei, asado de ternera a baja temperatura y, de postre helado de haba tonka y el Santa Inés, un postre elaborado con algarroba, almendra y aire de hierbas ibicencas.

Todo en el magnífico contexto de La Gaia con un servicio de lujo.

La Academia toma La Gaia

0

La Academia de Gastronomía de Ibiza y Formentera celebró su primera asamblea constitutiva desde su fundación con una comida en el restaurante La Gaia, del Ibiza Gran Hotel, a la que acudieron los académicos fundadores de esta asociación que vela por la promoción de la gastronomía y los productos del mar y el campo pitiuso en las islas y en el exterior.

   EL MENÚ   

MENÚ DEGUSTACIÓN POSIDONIA

APERITIVO
Cuatro tipos de snack realizados con diferentes técnicas.

SNACK: Teja de wasabi, crujiente de algas nori, galleta de sofa y aire de licor de palo.

TRÍO DE OSTRAS
– Ostra de sol al natural.
– Ceviche de ostra Amelie especial con gel de ponzu.
– Ostra en tempura con salsa Tsume y mayonesa japonesa, acompañada de un picadillo de cebollino.

ENTRANTES
Tiradito de salmón con emulsión de conchas y yemas de mar. Salmón Ora King con salsa de vieiras y erizos.
– Ensalada de solomillo con huevas de pez volador y vinagreta de jengibre, soja y ajo.
– Ceviche de sirvia con aires de Japón
– Ceviche carretillero de atún
– Gyozas de shitake
– Tempura de Camarón
– Nigiris de autor

EL PAN
Parihuela Kikkei.
– Asado de ternera a baja temperatura

POSTRES
– Helado de haba tonka Santa Inés

Un año después de la reunión que auspició la constitución de la Academia, se han dado todos los pasos legales para ser considerada como miembro de la Real Academia Gastronómica de España (RAG), y en este periodo ha celebrado diversas reuniones y realizado acciones de gran impacto y notoriedad pública en torno a la gastronomía local como las Jornadas Gastronómicas en Semana Santa, que contaron con la participación de diversos restaurante de Marina Botafoc con menús diseñados exclusivamente para la ocasión por chefs locales e invitados como Samatha Vallejo Najera, reinterpretando platos tipos de Ibiza y Formentera.

El menú y maridaje del almuerzo fue diseñada por el chef de La Gaia, Óscar Molina, quien explicó en primera persona los detalles de los 18 platos elaborados para el menú degustación ‘Posidonia’ de la carta del restaurante. Molina comentó también con los académicos y Rafael Ansón los detalles de los productos locales utilizados. Tras la presentación de los miembros fundadores, se inició la reunión en la que se acordaron varias acciones culinarias a llevar a cabo durante este año, la elección del mejor cocinero, jefe de sala y bodega de las Pitiüses y la presentación oficial de la Academia Pitiusa en Madrid ante el resto de la academias regionales en una cena donde cocinarán chefs locales.

El presidente de la Real Academia de Gastronomía de España, Rafael Ansón, presidió la asamblea pitiusa y participó de forma muy activa en los acuerdos alcanzados en esta primera cita con todos los miembros fundadores.

Le acompañaron el director general del Ibiza Gran Hotel, Raúl Sierra; el presidente de la Academia de Ibiza y Formentera, Pedro Matutes; el tesorero José Antonio Avellaneda; el secretario Daniel de Busturia y los académicos fundadores Vera Herrero, Yolanda Torres, Carmen Matutes, Montse Riva, Gonzalo Alvargonzález, Antonio Beneyto, Carles Sans, Eduardo Montes, Juan Suárez, Juanma Costa, Armando González, Pepe Roselló, Joan Gracia, Toni Matutes, Joan Lladó, Juanan Martinez y Josep Gomara.

La Gaia. Arte, diseño y alta cocina

0

Inspirado en los sabores de Perú y Japón, con una interpretación muy personal basada en el Mediterráneo, el chef Óscar Molina propone en La Gaia una nueva forma de experimentar la gastronomía. Sofisticación, arte y una fuerte personalidad se perciben en cada plato, despertando el interés y la sorpresa en un comensal que queda fascinado con la propuesta.

La Gaia. Arte, diseño y alta cocina
Todo detalle importa en las presentaciones de La Gaia.

De todo ello nace el concepto japeruvian, que ha vuelto a evolucionar tras el viaje que Óscar Molina realizó el pasado invierno a Perú. Un toque canalla, cargado de rock & roll, ha llegado para apoderarse de muchas de las propuestas del restaurante, que no olvida su identidad mediterránea y la aplica especialmente a las materias primas que utiliza para cada creación. También se han conseguido productos especiales de Perú y Japón que aportan ese distintivo que tanto aprecia el paladar.

La Gaia. Arte, diseño y alta cocina
Óscar Molina reinterpreta la cocina japonesa y peruana.

«El viaje me ha servido para coger ideas y descubrir una gran variedad de platos caseros de Perú», comenta Óscar Molina, quien se ha lanzado a incorporar a su carta recetas como la parihuela, un icono de la cocina tradicional que el chef reinterpreta consiguiendo un resultado realmente sorprendente. El anticucho de pulpo, los tubérculos de Perú, una lubina al estilo chifa o el japeruvian toriniku son algunas de las invenciones del chef, que también presenta una variedad de sushi de autor que hace un guiño a la isla.

La Gaia. Arte, diseño y alta cocina
El concepto ‘japeruvian’ sorprende al comensal.

El mejor maridaje se consigue en La Gaia con una serie de ‘japeruvian cocktails’ que siguen la filosofía de sorprender a quienes los degustan. También se sirve una propuesta de cócteles de sake que no dejan indiferente a nadie.

El arte completa la experiencia en este restaurante tan singular, que es todo un referente del ambiente más elegante de la isla. Las 29 medusas de malla metálica de Katrin Kirk se han convertido ya en todo un icono en La Gaia, donde también se exhibe una exposición de fotografías del artista norteamericano Tony Keeler, que recorre la esencia hippy de la Ibiza de los 70.

La Gaia. Arte, diseño y alta cocina
Vajilla especial para cada plato.

Si lo que más apetece es aproximarse a todos estos originales sabores sin tener que escoger solo uno, el comensal puede optar por viajar entre dos mundos a través del suculento menú degustación, que consta de un cóctel de bienvenida, aperitivo y seis platos, además de un postre, por tan solo 60 euros.

La Gaia. La interpretación más personal

La Gaia es un paraíso perfecto para perderse entre sabores que provocan, que despiertan los sentidos y conquistan al paladar. De la mano del chef Óscar Molina, un apasionado de su trabajo, los comensales descubren un nuevo modo de entender la gastronomía, una interpretación de los platos de Perú y Japón que no dejan de beber en el Mediterráneo.

Convencido de que la mezcla de culturas no hace más que enriquecer en el mundo de la cocina, el cocinero está en constante investigación y descubrimiento de nuevas técnicas y productos que acaba presentando en La Gaia. «Siempre tenemos que continuar evolucionando», apunta Molina.

De esta pasión, en la cocina de su restaurante, nació el concepto Japeruvian, una propuesta de autor caracterizada por la sofisticación que fusiona sabores inspirándose en la cocina nikkei, permitiendo al comensal viajar entre dos mundos.

En la carta, quizá el comensal se encuentre un poco perdido a la hora de escoger, pero sea cual sea su elección, es una garantía de éxito. La rica parihuela nikkei, la lubina estilo Chifa, el anticucho de pulpo o el japeruvian toriniku son algunas de las propuestas de La Gaia, un restaurante en el que no falta un selecto sushi de autor. Quienes decidan caer en las manos de Óscar Molina, pueden decantarse por su menú degustación, por 60 euros por persona. Recomendable: maridar con los exquisitos cócteles japeruvian.