La ciudad de Helsinki ha visto evolucionar, en los últimos años, algunos de los barrios que actualmente atraen a un público joven, pero también a la gente moderna de la ciudad y a los turistas que visitan la capital de Finlandia. Uno de estos barrios que ha experimentado esta evolución es Kallio, ubicado en el extremo este del corazón de Helsinki, y que se ha convertido en un distrito joven, singular y lleno de tiendas, cafeterías y restaurantes. Entre muchas de sus atracciones, este distrito cuenta con el mercado de Hakaniemi.

El mercado de Hakaniemi

En el mercado de Hakaniemi también se puede desayunar.
En el mercado de Hakaniemi también se puede desayunar.

En este popular y renovado mercado se puede desayunar en una de sus carpas al aire libre, probar una tradicional sopa bullabesa en el Soppakeittiö (comedor popular) o comprar algunos de los muchos productos de la típica gastronomía finlandesa. El mejor momento para visitar el mercado es a primera hora, cuando los vecinos del barrio de Kallio desayunan una taza de café acompañada de Korvapuusti, la versión finlandesa de los tradicionales bollos de canela. Se dice que el origen de este dulce podría estar entre Suecia y Finlandia, pero estos últimos gozan de preparar los mejores y, además, de tener el consumo es más elevado en comparación al resto de países europeos.

Una cocina deliciosa

Sin duda, las recetas horneadas son muy típicas en Finlandia, donde también destaca un elemento básico de su dieta, el pan de centeno, llamado Ruisleipä, o los tradicionales pasteles Karjalanpiirakka, preparados con harina de centeno, rellenos de arroz y acompañados de huevo. Una auténtica delicia originaria de Finlandia durante la ocupación rusa. En varios de los puestos del mercado de Hakaniemi venden muchos de estos manjares para comerlos ahí mismo, pero también para llevar, como es el caso de las conservas de Mustikkapiirakka, los arándanos que tiñen los bosques finlandeses durante los meses de julio y agosto.

- Publicidad -