Marina Ibiza es uno de los entornos más agradables para dar un paseo al atardecer, contemplando la belleza del puerto de Ibiza y Dalt Vila, sin olvidar los increíbles yates que amarran durante todo el verano. En este mágico contexto ha ido surgiendo una variada oferta gastronómica capaz de conquistar a los paladares más exigentes.

Una de las sorpresas esta temporada es la cómoda y divertida terraza de Petit Gourmet, un establecimiento de delicatessen que trabaja especialmente delivery en barcos, pero que ya cuenta con un espacio propio para disfrutar en tierra firme de los productos más especiales del mercado.

una variada oferta gastronómica en un contexto de lujo

Allí se puede encontrar una de las mejores selecciones de delicatessen de la isla, con los mejores vermuts del mercado que sirven con exquisitas gildas de primera calidad, jamón Joselito (conocido como el mejor del mundo, cortado a mano y preparado para llevar), caviar y champán de las mejores marcas, además de botellas magnum de los mejores vinos del mundo para disfrutar a lo grande. Ya sea en alta mar, en la fresca barra de dentro del local o en su terraza lounge, perfecta para relajarse.

A esta irresistible propuesta se suman otros grandes establecimientos, ya viejos conocidos por turistas y residentes, como son Lío Ibiza con sus noches llenas de buenas vibraciones, el famoso Blue Marlin Ibiza Marina, la particular esencia de Cappuccino Grand Café o la increíble propuesta gastronómica de Calma Restaurant, un espacio que invita al auténtico relax a solo un paso del mar. Un lugar para disfrutar de cada momento en el verano ibicenco.

- Publicidad -