Planes para disfrutar del verano en Ibiza

Arranca la temporada más calurosa del año, y con ella es posible vivir la isla blanca de mil formas, casi siempre con el mar como telón de fondo. Pasar el día en la playa al modo tradicional, experimentar la Ibiza más lujosa sobre una cama balinesa o sentarse a la mesa en restaurantes tradicionales son los planes más recurrentes

El lujo tiene un nombre en la arena de Platja d’en Bossa. Foto: Ushuaïa Ibiza Beach Club
El lujo tiene un nombre en la arena de Platja d’en Bossa. Foto: Ushuaïa Ibiza Beach Club

Existen mil formas de vivir el verano en Ibiza, pero prácticamente todas ellas tienen el mar como telón de fondo. Todo el mundo, en algún momento, se acerca a la costa para empaparse de la magia mediterránea, a pesar de las aglomeraciones propias del verano ibicenco.

Hay quienes quieren sumergirse en la playa al modo tradicional, extendiendo sus toallas en la arena, jugando a las palas en la orilla y dándose un chapuzón en familia. Otros escogen sentarse a la buena mesa en un restaurante tradicional, alquilan una cama balinesa a los pies del Mediterráneo para darse un capricho de lujo, disfrutan de un saludable desayuno con vistas de impacto, reciben una sesión de yoga en plena costa ibicenca o incluso se animan a ver una película bajo la luz de la luna.

Con la diversificación de la oferta complementaria de las Pitiüses, las posibilidades se han ido multiplicando en los últimos años, tanto que todos los perfiles de turistas o residentes encuentran una forma agradable de disfrutar de los encantos costeros de Ibiza y Formentera.

¿Quién quiere saborear las delicias propias del recetario tradicional? Los modernos y lujosos restaurantes que fusionan música con gastronomía conviven en el perfil de la costa ibicenca con restaurantes cargados de historia que ofrecen las propuestas más arraigadas a la isla. Con el bullit de peix acompañado con arroz a banda como principal reclamo, o los ricos mariscos y pescados locales como manjares imprescindibles, estos establecimientos son altamente valorados por los residentes en la isla, y suponen un gran descubrimiento para aquellos turistas que quieren dejarse llevar por la autenticidad local.

un sinfín de posibilidades para disfrutar en la costa ibicenca

El restaurante de vocación marinera Port Balansat, en el Port de Sant Miquel, es un claro ejemplo de esta apuesta por la cocina ibicenca, como el ya clásico Can Gat, en la Cala Sant Vicent, que también desarrolla su visión tradicional de la restauración frente al mar.

Del mundo a la mesa

Si bien es todo un placer disfrutar de un arroz o un pescado local con los pies en la arena, está al mismo nivel deleitarse con otras cocinas del mundo que aterrizan directamente en el Mediterráneo. Sir Rocco Beach Restaurant by Ushuaïa es uno de los restaurantes que propone un viaje sensorial en Platja d’en Bossa. Bajo el lema de ‘la vita e bella’, acerca una selección de platos italianos entre los que destacan unas pastas perfectamente equilibradas con salsas de escándalo.

Su hermano mayor, Ushuaïa Ibiza Beach Club, también en Platja d’en Bossa, presenta un restaurante que también quita el hipo, donde la cocina contemporánea es la gran protagonista. «Antojos para todos los gustos y estados de ánimo», destacan desde el establecimiento, con sus ensaladas, pescados, carnes, arroces, pastas y entrantes que beben de diferentes tradiciones del mundo y las funden en platos de alto nivel.

The Beach At Hard Rock Hotel Ibiza, vecino de Ushuaïa Ibiza Beach Club, se inspira claramente en el Mediterráneo, pero en sus platos conjuga los mejores sabores de este mar que nos rodea con caprichos gastronómicos de otros lugares del mundo, siempre elaborados con dedicación y esmero. Aquí es posible degustar desde un bullit de peix con arroz a banda hasta ceviches de lubina al estilo peruano, pasando por una selección de pescados, carnes y pastas.

En el mismo entorno (Platja d’en Bossa parece el epicentro de las cocinas del mundo), Nassau Beach Club Ibiza no deja indiferente a nadie con sus propuestas asiáticas y mediterráneas, siempre de la mano de un hilo musical perfecto para relajarse a pie de mar.

Si buscas la fusión asiática y estás en la zona de es Canar, Jacaranda Lounge es una opción perfecta para disfrutar de playa y piscina con gente de todo el mundo. La buena música acompaña en todo momento.

Sabores exóticos a pie de mar en Jacaranda Lounge. Foto: Sergio G. Cañizares
Sabores exóticos a pie de mar en Jacaranda Lounge. Foto: Sergio G. Cañizares

En todos estos establecimientos, el lujo gastronómico se conjuga con la posibilidad de alquilar una hamaca o cama balinesa, donde es posible o bien deleitarse con los sabores mediterráneos o internacionales (en muchas ocasiones acompañados de bebidas de alto nivel), pero también refrescarse con coloridos cócteles. Todo sin renunciar a la presencia del Mediterráneo.

Una vida más saludable

Cada vez más preocupados por cuidar la salud, los visitantes y residentes de Ibiza agradecen que las propuestas de los establecimientos costeros atiendan sus demandas. En las cartas de muchos de estos restaurantes ya se puede observar la inclusión de platos elaborados de forma sana con productos saludables, pero las propuestas no quedan ahí, sino que incluso se llegan a impartir clases de yoga al aire libre, a un paso del Mediterráneo.

Yoga y desayuno saludable para empezar bien el día. Foto: Aiyanna Ibiza
Yoga y desayuno saludable para empezar bien el día. Foto: Aiyanna Ibiza

Aiyanna Ibiza presenta sus ‘Yoga and breakfast mornings’ en Cala Nova, con clases de esta disciplina deportiva y, al finalizar, desayunos basados en frutas naturales, zumos y una variedad de propuestas para mimar la salud.

Amante Ibiza también permite disfrutar de la esencia de Sol d’en Serra bajo los rayos de sol matutinos a ritmo de yoga, en un entorno en el que se respira la calma de la naturaleza. La sesión también se acompaña con un bufé desayuno sano con yogur natural, cereales, frutas y bollería integral recién horneada. Opciones cargadas de placer sin renunciar al cuidado de cuerpo y mente.

 

Cine bajo las estrellas

El cine adquiere un tinte mágico bajo los acantilados de Sol d’en Serra. Foto: Amante Ibiza
El cine adquiere un tinte mágico bajo los acantilados de Sol d’en Serra. Foto: Amante Ibiza

El verano frente al mar en Ibiza no se disfruta solo por el día. La mayor parte de los restaurantes, tanto tradicionales como más vanguardistas, amplían su propuesta a las noches, cada uno con su estilo. Algunos se decantan más por ofrecer música en vivo o de algún DJ, otros mantienen su esencia más tranquila, y los más originales incluso incorporan novedosas propuestas como ofrecer sesiones de cine bajo la luz de la luna, como es el caso de Amante Ibiza, con su gran pantalla instalada bajo los acantilados

- Publicidad -