Más de 1.200 personas disfrutaron ayer de un agradable paseo por el mundo del vino sin salir de Formentera, gracias a una nueva edición de Viniterraneus, el showroom que organiza Enotecum en las Pitiusas desde el año 2001. Congregados frente a las apacibles aguas de ses Illetes, profesionales del sector vitivinícola, responsables de establecimientos de hostelería y restauración y público en general, pudieron degustar una selección de más de 300 vinos procedentes de 80 bodegas nacionales e internacionales servidos por los propios bodegueros. Todo un éxito de convocatoria que reafirma este evento como uno de los más prestigiosos del sector del vino en nuestro país.

Josep Tarrats y Javier Escandell, de Enotecum. P. M. V.
Josep Tarrats y Javier Escandell, de Enotecum. P. M. V.
Los vinos se distribuyeron por 40 expositores . P. M. V.
Los vinos se distribuyeron por 40 expositores . P. M. V.

La calidad de las elaboraciones es condición indispensable para participar en esta feria porque, según asegura Javier Escandell, gerente de Enotecum, «Formentera se merece un evento de este tipo por el gran nivel de la restauración que existe en la isla y el turismo de calidad que la visita».

Bodegueros procedentes de toda España, pero también de Italia, Francia, Estados Unidos, Chile y Australia, presentaron sus mejores creaciones a un público entregado donde disfrutaron por igual tanto los profesionales del sector como los aficionados.

Viniterraneus, que ayer puso a Formentera en el centro del mundo del vino, volverá a celebrarse el año próximo, esta vez en Ibiza.

- Publicidad -