El nuevo Nissan Leaf encabeza el esfuerzo de la marca por crear una sociedad más emocionante, segura y conectada.

La segunda generación del Leaf, el 2.Zero cuenta con los adelantos tecnológicos que hay actualmente en el mercado. Uno de ellos es el ProPilot, el primer paso para la conducción autónoma de la marca. Este sistema mantiene la velocidad adecuada, controla la distancia con el coche precedente y evita el cambio de carril. En las situaciones de tráfico lento, el vehículo desacelera o para cuando el tráfico se detiene. En el momento que el tráfico reanuda la marcha, el coche comienza a circular, siguiendo al vehículo que tiene delante.
Este sistema puede completarse con el ProPilot Park, con el que el Leaf busca huecos donde aparcar de forma automática, en fila o en batería.

Con una sola carga se pueden recorrer 378 kilómetros

Un solo pedal

Otra innovación es el sistema e-Pedal, que permite acelerar y frenar solo con el pedal del acelerador, al mismo tiempo que entra en funcionamiento un sistema de regeneración de energía.
Toda esta nueva tecnología va acompañada con una batería de 40 kWh, uno de los cambios más significativos del nuevo Leaf en comparación con su antecesor.

Con esta batería, se puede recorrer hasta 378 km con una sola carga, con lo que se cubren las necesidades diarias de la mayoría de los conductores y se elimina la ansiedad por encontrar puntos de recarga.

También ha mejorado el motor, que con este nuevo modelo es mucho más potente: tiene 110 kw (150 cv) y una aceleración de 7,9 segundos de 0-100 km/h.

Respecto a la seguridad destacan los 6 airbags, el asistente de frenado, el control dinámico de vehículo que compensa el sobreviraje o subviraje para ayudar a frenar, así como el control de tracción que evita los derrapajes, entre otros mecanismos.

Mas capacidad y mismo espacio

La batería del nuevo Leaf de 40 kWh de capacidad guarda más energía, es más eficiente y no ocupa espacio extra. La mejor forma de recargarla es mediante

La bateria se puede recargar en menos de una hora

un Wallbox que deberá ser instalado en una plaza de aparcamiento. También se puede recargar en cualquier toma de corriente doméstica con los cables que incorpora el vehículo, aunque requerirá más tiempo. En caso de necesidad, existen puntos de recarga rápida que recuperan hasta un 80% de carga en menos de una hora

- Publicidad -