La organización analiza, reflexiona y se reorganiza

La cita más importante del sector en las Pitiüses detecta una bajada de visitantes a su evento más importante y se plantea acciones que recuperen el interés del público para ediciones ulteriores

Redacción

La Feria Náutica de Santa Eulària, celebrada el pasado fin de semana electoral, registró una bajada de visitantes que ha hecho reflexionar a sus organizadores. Entre las posibles causas que se apuntan de esta pérdida de afluencia de público a la muestra están, según José Manuel Muñoz, «las elecciones y el buen tiempo que hizo el fin de semana».

De hecho, las actividades programadas dentro de la edición de este año tuvieron bastante éxito, pero la afluencia general de visitantes se vio reducida respecto de ediciones anteriores. Por esta razón los responsables de esta cita náutica, la Asociación de Náutica de Eivissa y Formentera de la Pimeef, se reunirá en fechas próximas para, como dice Muñoz, analizar la edición de 2019 y «ver si se puede hacer algo para recuperar gente», como por ejemplo «cambiar fechas o ubicación», entre otras medidas. «En estos días habrá que ver que nos dicen los socios [de la asociación] de como les ha ido y que impresiones tienen», aclaró Muñoz.

Actividades de éxito

La feria realizó una propuesta completa para los visitantes. Además de la exposición de embarcaciones en el muelle del puerto deportivo de Santa Eulària, se ofrecieron exhibiciones de flyboard, una disciplina acuática en la que se usan unas botas especiales conectadas a un sistema de bombeo de agua a alta presión para elevarse sobre la superficie del mar. De esta forma, se realizan acobacias y literalmente se vuela algunos metros con el impulso del agua a presión.

También tuvieron éxito las salidas en diferentes modelos de barcos que se encontraban a disposición de los visitantes de la feria. La charla de Alfredo Pons sobre la electrónica de abordo fue otro de los puntos fuertes de la jornada del sábado 27 para los aficionados presentes en la feria. La charla de Pons contó con una treintena de asistentes ávidos por conocer las novedades de estos accesorios y tecnología.

Finalmente, la presencia de un dj residente de Pacha para amenizar las últimas horas con música fue otro de los puntos de atracción para el público que se acercó al puerto de Santa Eulária.

Sin embargo, desde la organización de la feria se mostraron frustrados por el desencuentro que tuvieron con algunos de los restauradores del puerto santaeulariense. Muñoz asegura que a pesar de que los restauradores «quieren la presencia de la feria» porque «atrae público» a sus establecimientos, algunos se quejaron de la presencia de embarcaciones «frente a sus terrazas» o del ruido que suponía la actuación del dj de Pacha. «Todo son pegas. No recibimos ayuda de la restauración del puerto, cuando ellos se llevan todo el beneficio que genera la feria», aclaró Muñoz, que solicita mayor comprensión y colaboración para ediciones futuras.

Las cifras del sector

El sector de la náutica registró en España 5.545 matriculaciones en 2018, un 3,3% más que las registradas en 2017 (5.368). En Balears, sin embargo, se registró un descenso del 16%, 864 en 2018 respecto de las 1.118 de 2017. En lo que se refiere a Eivissa no hay datos concretos, ya que la mayoría de matriculaciones se realizan fuera de Balears. Para el año 2019 la impresión del sector según Muñoz es que seguirá el «frenazo». «Creemos que no subirá, pero tampoco bajará», explicó.

Otro factor que puede afectar al sector este año es el cambio de concesión del puerto deportivo de Botafoc. Según Muñoz, la incertidumbre acerca de lo que pasará con la nueva concesión está creando temores en los usuarios y propietarios. Hay mucha gente a la espera de saber «si subirán o no los precios o si tendrán amarre siquiera». «Este puerto tiene 400 amarres, lo que supone más del 10% del total de la isla», explicó Muñoz.

- Publicidad -