- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

Cala Gració se convertirá en la tercera playa apta para perros en Ibiza. El concejal de Medio Ambiente, Pablo Valdés, ha anunciado que ya ha tramitado la solicitud a Costas, y antes del verano los perros podrían estar ya autorizados a pasear en dicha playa. «En Sant Antoni tenemos solo cinco playas. Nos planteamos hacerlo en el Arenal, pero la proximidad de la carretera nos hizo descartarla», apunta Valdés, que detalla que la playa sería apta para perros desde la retirada de las hamacas en octubre o noviembre hasta el inicio de la temporada siguiente. La playa se señalizará, se instalarán dispensadores de bolsas y se contemplará esta nueva situación en la contrata de limpieza.

Cala Gració se convertirá en playa apta para perros, siempre que Costas dé el visto bueno al proyecto

Hoy por hoy solo Santa Eulària cuenta con playas caninas. Una es la situada en la desembocadura del río, y otra está en la zona de Cas Capità, cerca del Palacio de congresos. «Durante todo el año, se puede ir a estas playas con el perro para que juegue allí o se bañe», explican desde el Ayuntamiento. Se trata de zonas señalizadas en cuyas inmediaciones hay ‘pipicanes’ para poder contar con bolsas y recoger los excrementos de los perros, un deber obligatorio también en estos espacios.

Playa apta para perros en Santa Eulària. D.I.Por otro lado, Santa Eulària también tiene un parque canino en Cas Capità que estrenó el pasado mes de diciembre. En una parcela de 1.600 metros cuadrados vallados, los perros pueden correr a sus anchas bajo la supervisión de sus dueños, que a la vez aprovechan para establecer nuevas amistades. En este nuevo espacio hay una gran zona con obstáculos tipo agility y otra más pequeña que básicamente ejerce de ‘pipican’.

Ibiza es el municipio que cuenta con más parques caninos. Quizá uno de los más frecuentados por propietarios de perros y sus mascotas es el de es Viver, el más grande, con 2.000 metros cuadrados. Allí se pueden soltar los perros (la ordenanza no permite llevarlos sueltos por la calle), que pueden correr y jugar con otros perros a sus anchas.

El parque de es Viver, el más grande de la isla. D.I.Los propietarios pueden reunirse con sus perros también en el ‘pipican’ instalado en el Paseo Juan Carlos I, que es de césped y tiene unos 230 metros cuadrados. Ibiza cuenta con otro parque en Pedro Francés, Platja d’en Bossa y Puig des Molins. Todos estos espacios están vallados.

A la espera de un cementerio canino

En una sociedad cada vez más interesada por los animales, que tiende a protegerlos y crear ciudades más amables con ellos, propietarios y profesionales veterinarios reclaman la creación de un cementerio para mascotas. «La gente reclama un lugar donde enterrar a sus perros, un sitio que poder visitar después», comenta José Aranda, quien se encarga de la retirada de animales muertos tanto de carreteras como de clínicas veterinarias y viviendas particulares. «En Montevideo, en Uruguay, hay hasta tres cementerios de perros», explica Aranda, quien considera que unas instalaciones así serían muy positivas en nuestra sociedad, aunque «un crematorio sería lo ideal». Antes, la gente enterraba a sus perros en sus parcelas, pero hoy en día la mayor parte de los ciudadanos residen en viviendas que no les permiten hacerlo. De momento, no hay en marcha ningún proyecto de estas características.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!