Los enlaces que se celebran en Ibiza merecen que cada detalle permanezca en armonía. Las parejas quieren un evento original en el que todo esté enlazado, y en este sentido el estilismo de los novios tiene mucho que decir. Princesa de Sal, en Ibiza Gran Hotel, asesora a novios e invitados para recibir los mejores tratamientos con productos exclusivos para estar radiantes.

La estilista Eva María Amador, gerente de Princesa de Sal, afirma: «las bodas en Ibiza se alejan de los trajes de alta costura para perfilarse de forma más personal, íntima y minimalista». Una tendencia que se extrapola al mundo de la belleza y que lleva «a mujeres más discretas, que huyen de los volúmenes y quieren mostrarse naturales y vibrantes».

Tratamientos exclusivos en un espacio de lujo.
Tratamientos exclusivos en un espacio de lujo.

Con vestidos Made in Ibiza, el cabello destaca por su cuidado, brillo y color, y por los tocados de flores o complementos sencillos. Las bodas ya no se reducen a los meses previos o posteriores al verano, sino que se extienden a lo largo del año. «Por eso, contamos con estilismos para cada persona, cada fecha y cada concepto de belleza».

«Si la novia lleva un ramo de olivo, su manicura debe ser delicada y erena, del mismo modo que su maquillaje y su peinado», recalca la estilista, quien permite a las novias ser mujeres reales que aprecian la elegancia y el estilo.

- Publicidad -