- Publicidad -
El Paladar
El Paladar
El Paladar
El Paladar

[dropcap type=”1″]H[/dropcap]ace cinco años, y tras el éxito de una publicación anterior sobre los retos de la odontología en España para comienzos del siglo XXI, el Consejo de Dentistas de España decidió lanzar un pormenorizado estudio sobre las tendencias de objetivos de la salud oral en los próximos años, titulado ‘La salud bucodental en España en 2020’ y que a día de hoy sigue vigente y es de gran utilidad para los profesionales del sector. Los cambios producidos en la demografía profesional, en los patrones epidemiológicos en España, y en la provisión de servicios dentales, en las últimas dos décadas, justificaban  abordar un análisis serio y profundo de las tendencias de la odontología, en su más amplio concepto, en nuestro país. En este estudio prospectivo dirigido por el profesor  Juan Carlos Llodra Calvo, de la Universidad de Granada, y el profesor Denis Bourgeois, de la Universidad de Lyon, participó un destacado  elenco de profesionales en el que se valoraron diferentes aspectos de la salud bucodental en España.

Este pormenorizado  estudio, basado en unas completas encuestas a los profesionales de la odontología, se planteaba  una escenario con diferentes aspectos. Por ejemplo, en relación a la evolución de la demanda global de cuidados dentales los epertos piensan que va a aumentar en población infantil y en la tercera edad, pero no existe consenso de lo que pueda ocurrir en adoslecentes y adultos jóvenes.

Menos tabaco, más alcohol
Se espera un aumento de la demanda asistencial.
Se espera un aumento de la demanda asistencial.

En cuanto a la evolución de los factores de riesgo, el estudio revela que el consumo de tabaco va a disminuir de manera muy clara en la población adulta y con alta probabilidad en población adolescente, pero en cambio se espera un empeoramiento del consumo alcohólico entre la población adolescente. Tampoco se espera que mejore el nivel de estrés/ansiedad, otra causa que provoca enfermedades buco dentales.

Los profesionales piensan que habrá un aumento de la demanda global de los cuidados. En este sentido, el hecho del envejecimiento de la población es un factor importante, como también se espera que aumente el porcentaje de españoles que acude al dentista regularmente (España es uno de los países de la Unión Europea con menor tasa de frecuentación periódica al dentista).

En cuanto a las novedades médicas y científicas, los expertos tienen gran esperanza en la mejora diagnóstica del cáncer oral, no así en otras patologías.

Sobre las tendencias socio-profesionales, consideran que la evolución de la demanda ha aumentado debido a la población inmigrante y que los tratamientos que más van a aumentar son los de implantación y estéticos.

En cuanto a la posible evolución de los productos de consumo dental, los expertos están convencidos de que va a producir un aumento del mercado de cepillos y una estabilización en el resto de productos (dentríficos, colutorios, flúor de aplicación profesional, etc.).

Sin control

Una de las mayores preocupaciones de los dentistas es el hecho que el número de profesionales va a seguir creciendo sin ningún tipo de planificación y control. Según los expertos, ello derivará en un ejercio profesional más difícil que ahora (en cuanto al mercado laboral) y más desagradable (en cuanto a la calidad de vida profesional). [quote_left]«Se asistirá a una modificación de la tipología de ejercicio profesional, con una clara reducción del ejercicio autónomo en solitario y un aumento de las modalidades de ejercicio con mayor grado de dependencia (trabajo en policlínicas, pluriempleo  en varias clínicas, etc.)»,[/quote_left] se asegura en este estudio prospectivo.

Finalmente, los dentistas creen que la profesión se va a «rejuvenecer» y a «feminizar» , pero que el intrusismo seguirá en aumento y que la marcha de dentistas españoles hacia el extranjero como de dentitas extranjeros a nuestro país no va a disminuir en los próximos años.

Los objetivos de la oms

Cepillo de DientesEn este estudio también se analizan los objetivos marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que  recuerda en unas pautas de qué objetivos deberían cumplirse para el año 2020:

  • Reducir el dolor oral (disminución de episodios de dolor, pérdida de horas de trabajo
    debido a problemas dentales, etc.).
  • Reducir desórdenes funcionales (impacto a la hora de comer, hablar, en relación
    a vida social, etc.).
  • Reducir los cánceres oro-faríngeos.
  • Reducir la caries (aumentar el porcentaje de individuos libres de caries en grupo
    5-6 años, reducir el índice CAOD en el grupo de 12 años incidiendo especialmente en el componente C, prestar especial atención a los grupos de riesgo de caries, reducir el componente A en cohortes adultas, etc.).
  • Reducir las enfermedades periodontales (reduciendo las pérdidas dentarias debidas a las mismas, reduciendo la prevalencia de enfermedad periodontal activa, aumentando la proporción de sujetos periodontalmente sanos, etc.).
  • Reducir las pérdidas dentarias (reduciendo el porcentaje de edentulos en cohortes adultas, incrementando el promedio de dientes presentes funcionales, etc.).
  • En relación a los servicios de salud oral: establecer planes de salud oral, aumentar la accesibilidad a los servicios dentales, aumentar la proporción de población cubierta con un sistema sanitario adecuado, etc.).

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!