Marina Ibiza, como cada año, organiza este fin de semana, junto con el Club Náutico de Ibiza la tercera edición de su Regata Infantil en Ibiza.

La conciencia medioambiental y la preocupación por el cuidado del entorno es un tema muy importante en Ibiza.

La isla está envuelta de un territorio natural precioso y, cada vez más, los ciudadanos y las empresas aumentan su implicación para mantener este entorno.

El entorno, una prioridad en la Regata Infantil

En esta tercera edición, la actividad incorpora una interesante novedad dirigida a los más pequeños, pero también a los familiares y asistentes que acudan a la regata.

La competición tendrá un enfoque medioambiental. La organización pretende motivar a los niños desde una temprana edad para la práctica del deporte y la pasión por el mar. También busca tomar conciencia ecológica y generarles la necesidad de cuidar su entorno y el medio en el que desarrollan sus aficiones náuticas.

La Regata Infantil

Para ello, se ha incorporado una jornada más en la III Regata Infantil de este fin de semana, con la colaboración de las empresas Vellmarí y Trasmapi, bajo el lema ‘Be Blue-Think Green’.

Los niños del Club Náutico de Ibiza realizarán una actividad de buceo y limpieza de fondos marinos en una ubicación cercana a la Marina.

El objetivo de esta actividad es que los participantes retiren la mayor cantidad de plásticos posible a la vez que ven en primera persona la cantidad de residuos que hay en el fondo marino de Ibiza.

El fin de semana promete ser entretenido y divertido, pero sobre todo didáctico.

Los organizadores tratarán de inculcar el espíritu de superación y el trabajo en equipo bajo un objetivo común: la sana competición.

La Regata Infantil, un ejemplo a seguir

A través de una actividad deportiva y otra medioambiental, los alumnos del Club Náutico de Ibiza junto con los familiares y asistentes que les acompañen se suman a la tendencia ecológica de la isla.

¿El objetivo? Conservar el precioso entorno que rodea Ibiza, eliminar los plásticos que tanto dañan el mar y aprender a reciclar desde temprana edad.

Sin duda, un gran ejemplo de cómo combinar las actividades deportivas y la conciencia medioambiental a los más pequeños de la casa.

- Publicidad -