Una enfermera de Policlínica con un recién nacido.
Una enfermera de Policlínica con un recién nacido.

Pediatras, ginecólogos, matronas, médicos de la Unidad de Cuidados Intensivos y de urgencias de Policlínica Nuestra Señora del Rosario han asistido a un curso de reanimación neonatal impartido por especialistas del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. El doctor Gonzalo Zeballos (Servicio de Neonatología del Hospital Gregorio Marañón) fue el director del curso, que se impartió en Sa Residència durante dos días, y reunió a alrededor de 25 profesionales sanitarios de Policlínica. ¿El objetivo? Promover partos más seguros.

Clases prácticas de reanimación neonatal.
Clases prácticas de reanimación neonatal.

La Unidad de Maternidad del Gregorio Marañón de Madrid es una de las más populares y prestigiosas a nivel nacional. Este hospital suele atender a una población aproximada de un millón de personas, por lo que cuenta con profesionales altamente cualificados. El área de maternidad es, de hecho, un área de referencia dentro y fuera de la Comunidad de Madrid, gracias al desarrollo que han tenido las especialidades de obstetricia, ginecología y pediatría dentro del propio centro.

Objetivo: partos más seguros
El curso se impartió con el fin de que todas las personas implicadas en el proceso del parto tengan los conocimientos necesarios para realizar las maniobras de reanimación al bebé en caso de que sea necesario. Durante el mismo se difundió entre los profesionales un plan de asistencia perinatal en cuanto a cómo realizar una reanimación completa, de acuerdo a las normas internacionales dadas por expertos de obligada aplicación.

Jornada teórica durante el curso.

Policlínica Nuestra Señora del Rosario pretende impartir cursos cada tres meses para todos los profesionales implicados en el parto, y así mantener una formación continua en reanimación neonatal y completa. De esta forma se optimiza la actuación de los especialistas, y se garantiza más seguridad a la paciente y al recién nacido.

Es un porcentaje bajo de recién nacidos el que necesita una reanimación completa (menos del 1%), aumentando las posibilidades en bebés prematuros. Pero que el equipo médico esté perfectamente formado para afrontar una situación de este tipo, va a conseguir disminuir los riesgos para el recién nacido.

El paritorio de la Policlínica.
- Publicidad -