Con 99 plazas en habitaciones individuales y dobles que en breve aumentarán la capacidad en 15 más, Sa Residència ha cumplido más de una década esforzándose por merecer, día a día, el reconocimiento como el mejor lugar donde alojar a nuestros seres queridos de edad avanzada, o con necesidades de atención especiales en Ibiza.

El centro del Grupo Policlínica está constantemente sometido a inversiones de mantenimiento y reformas, valorando cada nuevo ejercicio cómo mejorar la calidad de vida de los residentes. Si el año pasado se reformó la piscina y se pintaron las zonas comunes, en este 2018 la remodelación pasa por disponer de habitaciones aún más espaciosas y confortables.

Sa Residència ha cumplido más de una década como el mejor lugar dónde alojar a nuestros mayores. Foto: Grupo Policlínica
Sa Residència ha cumplido más de una década como el mejor lugar dónde alojar a nuestros mayores. Foto: Grupo Policlínica

Pero este es un aspecto complementario de otros puramente asistenciales y tanto o más importantes para el confort de los usuarios de Sa Residència.

El centro cuenta con los sellos más importantes de calidad

Es el caso de las certificaciones ISO 9001 y UNE 158101 que, como recuerda el director de Sa Residència, Roberto Balado, «no sólo nos convierten en el único centro para mayores de la isla de Eivissa con estos dos importantes sellos, sino que indican que estamos sometidos a los más altos estándares de calidad en la asistencia sociosanitaria».

Todo ello, añade Balado, «supervisado por los servicios de gobernanza, cocina, trabajo social y enfermería, cuyos responsables forman parte del equipo directivo y realizan la gestión de incidencias junto al departamento de calidad del Grupo».

En las mejores manos

Sa Residència ofrece estancias indefinidas o temporales para adaptarse a las necesidades de cada cliente. Un servicio especialmente bien valorado es el ‘respiro familiar’ para que las familias puedan viajar o atender imprevistos dejando a sus mayores en las mejores manos. También se dispone de convalecencias post-hospitalarias para que «los usuarios se rehabiliten totalmente y vuelvan a sus domicilios fuertes, recuperando su vida cotidiana en plena forma».

Otras ventajas pasan por un potente servicio de animación, con un calendario de actividades lúdicas muy variado que incluye «visitas de colegios, salidas mensuales a la playa, el mercado medieval o los almendros en flor, por ejemplo. Y aprovechando siempre las sinergias de Grupo Policlínica, Sa Residència dispone de un envidiable departamento de rehabilitación».

El gran valor de Sa Residència es su equipo humano

Sin embargo, el gran valor de Sa Residència es su equipo humano. Todo el personal dispone de los títulos obligatorios y la habilitación profesional para ejercer en el cuadro médico, de enfermería y auxiliar.

De hecho, «la formación es una condición indispensable para acceder a los puestos de trabajo de Sa Residència y formar parte de una plantilla comprometida con los residentes y su bienestar».

- Publicidad -