Inicio Etiquetas Payesa

Etiqueta: Payesa

Rolf Blakstad, «El minimalismo ha estado muy presente en las casas payesas»

Diseñador de espacios. Es el heredero natural del proyecto de desarrollo de la vivienda tradicional y de la casa payesa que inició su padre. Mantiene vivo su legado y trata de culminar los sueños del famoso arquitecto canadiense buscando la forma de construir viviendas más sostenibles y ecológicas sin perder las raíces de la tradición y sabiduría milenaria de la arquitectura tradicional. Por ello diseña casas para vivir a gusto y disfrutarlas, en donde el equilibrio, la luz y los espacios armónicos permiten que sus habitantes se puedan fundir en ellos. Defiende la vigencia del diseño tradicional ante lo moderno y minimalista porque la arquitectura es continuidad.

Rolf Blakstad mantiene viva las ideas y el legado de su padre, Rolph, auténtico promotor de la evolución de la casa payesa a la que convirtió en un icono de la arquitectura internacional. Sueña con una casa ecléctica y desordenada, muy activa, para disfrutarla.

—Me llama la atención que ha cambiado el nombre de Rolph de su padre por el Rolf suyo. ¿Es un signo de nuevos tiempos?
—Fue mi padre quien me lo cambió. Mi abuelo era noruego y mi padre nació en Canadá, así que mi abuelo decidió hacer el nombre más anglosajón y mi padre lo retornó a la forma clásica noruega.

—¿Cómo va el legado Blakstad?
—Ante todo me gustaría aclarar que no soy arquitecto licenciado, me dedico al diseño. El legado va muy bien, en el sentido que después de mucho tiempo está de moda el diseño de vivienda tradicional, se buscan hogares más cálidos, con acabados más rústicos y se distancia del minimalismo. Son ciclos que pasan y ahora mismo están en auge las casas rústicas.

—¿En un sitio como Ibiza con tanta luz es más fácil crear interiores luminosos o cálidos?
—Durante mucho tiempo del año estás queriendo atenuar la luz. Esto es lo que le encanta y sorprende a la gente que viene del norte de Europa. Quedan impresionados por la maravillosa luz que hay en la isla, especialmente la que aparece después de un día de viento y lluvia. Es impresionante.

—¿Qué papel juega la luz en los espacios?
—Crea mucha profundidad en el juego de distintas cantidades de luz, en las diferentes dependencias y a través de las aperturas se puede apreciar que hay otras estancias y darle más profundidad al espacio. Con buena luz se consigue más amplitud en un espacio sin tener que recurrir a ventanas o puertas.

«La casa es evolutiva, puede mutar a través del tiempo según las necesidades  familiares o del momento»

—¿La iluminación nocturna es un factor que usted trabaja mucho para ambientar una casa de noche?
—Es difícil porque las visitas a las casas suelen hacerse de día, y la iluminación es algo realmente complicado. A veces al acabar la obra el efecto de la luz nocturna es casi una sorpresa para saber si has acertado o hay que seguir trabajando para mejorar la ambientación.

—¿Cómo se consigue una adecuada luminosidad nocturna?
—Tiene que ser siempre muy sutil. Escoger pocos elementos en los que enfocar la luz y el resto que sea muy suave. El color es muy importante, si se busca una luz cálida, u otros tonos.

—En Ibiza hubo una mezcla de espacios minimalistas con toques étnicos y balineses que creó estilo. ¿Qué se lleva ahora?
—En realidad llevamos 2.500 años años de historia de minimalismo con diferentes etnias así que es como una continuidad. La arquitectura es una continuidad constante, el minimalismo está muy presente en las casas tradicionales payesas. El hecho de que Ibiza haya sido objeto de interés de arquitectos de vanguardia que proyectaban arquitectura y minimalista ha logrado que este se haya desarrollado de una manera muy interesante. Ahora hay un auge de personas que buscan casas más rústicas, pero se mantiene el minimalismo y se hacen casas de este estilo muy bien hechas e interesantes.

—El concepto Blakstad ha proyectado el cubo de la casa payesa de diferentes formas. ¿Sigue siendo la base de su pensamiento arquitectónico?
—Siempre trabajamos con cubos, es un juego de cubos.

—¿La sencillez de este elemento complica la forma de diseñar?
—Es tan sencillo que a veces llegamos a complicarnos. Lo realmente importante es encontrar el equilibrio, no desarrollar la complicación y mantenerse en lo sencillo. A veces tendemos a desarrollar demasiado lo sencillo y ahí es donde se complica. Se trata de ir evolucionando aunque termines cerca de donde habías empezado, pero con un proyecto mejorado.

—¿Cómo sería la casa de sus sueños?
—Hogareña, relativamente pequeña y desordenada. Tenemos muchas actividades siempre en marcha en nuestro hogar, lo que le da un carácter ecléctico y falto de orden, pero muy activo, usado y sobre todo disfrutado.

—¿Y arquitectónicamente como sería su hogar ideal?
—De estilo ibicenco.

—¿Con qué sueña?
—Con espacios y la forma de poder crear espacios armónicos en los que puedes estar a gusto, sentir que eres parte del espacio y te puedes fundir en él.

«La luz crea profundidad. Con buena luz se consigue más amplitud en un espacio sin recurrir a ventanas»

—La nueva tendencia es una casa con una pared llena de sombreros, una pequeño mueble antiguo, un sofá minimalista, una foto impresionante… Muchos elementos que el desarrollo arquitectónico normal ve impensable. ¿Este fenómeno se debe a como vive la gente en la isla o a su gusto particular?
—Creo que se dan ambas cosas: el gusto, que puede ser algo pasajero, y la base, cuyos elementos pueden ser transitorios ya que el ambiente de una casa puede cambiar según el momento o la época que estás pasando. Una casa puede mutar a través del tiempo según las necesidades de las familias o el momento que esté viviendo que son muy distintos a lo largo de los años. La casa es evolutiva.

—¿Si su padre levantara la cabeza cree que estaría orgulloso de lo que ejecuta ahora?
—Sí, de hecho su sueño era que siguiera la evolución de la casa payesa y que se adaptara a las necesidades de hoy en día. Lo que falta por cumplir de su sueño es llevar esta idea a un nivel de sostenibilidad. No hace falta intentar reinventar la rueda sino tomar el ejemplo de una tradición milenaria que tiene tanto que ofrecernos. A veces pensamos que lo moderno supera todo lo tradicional, pero es muy importante apreciar la sabiduría milenaria. Nos faltaría desarrollar este aspecto y estamos en ello.

—¿Cómo construye esta idea?
—Llevar la construcción que tenemos entre manos a un nivel sostenible es también uno de mis sueños. Quiero hacerlo en dos áreas para que la construcción de la vivienda en sí sea mucho más sostenible y ecológica, minimizar el gasto de todas las instalaciones y servicios que usamos (gasto de energía y de recursos) y ser mucho más conscientes de ello.

—Estudia a un cliente para ver que casa le hace o proyecta la casa que usted tiene en la cabeza.
—Es muy sencillo, la casa es suya y es para quien la vive, por tanto se tiene que adecuar a sus necesidades, no las mías. Simplemente me acoplo a tus gustos.

—¿Se está animando la construcción otra vez en Ibiza o solo se piden más licencias?
—Hay una presión en la isla que ha aparecido en los últimos años. Se ha animado en los dos últimos años porque Eivissa está muy de moda y por varios factores internos y externos. Habrá que ver lo que dura.

—¿A dónde nos conduce el gran lujo y la proliferación de espectaculares mansiones en la isla?
—Por lo que vemos se está limitando. Me imagino que la limitación de viviendas nuevas nos llevará a potenciar las reformas.

—¿La reforma del PTI con un volumen máximo de 300 m2 por casa es una manera de contener la presión urbanística?
—No soy profesional del sector y mi opinión no será la más acertada. Es un tema muy complejo que necesita ser estudiado desde muchos ángulos. Los cambios son buenos, pero me pregunto qué pasará con la gente que ha mantenido sus terrenos tanto tiempo para su familia. No hay que olvidarse de ellos, esta gente se merece que se acuerden de ella y que se busquen soluciones.

El equilibrio de la luz

0

Las tendencias en diseño de interiores y decoración cambian con los tiempos y los lugares donde se edifica o se reforma una casa o vivienda. El orden ya no es una prioridad, se impone el estilo transversal, los ambientes complejos que no lo parecen. La simplicidad, calidez y lo artesano sumado a lo práctico marcan la tendencia de interiores más cálidos, acogedores y eclécticos. Menos orden y control.

Eivissa es un cromosoma de diversos estilos arquitectónicos por su diversidad, internacionalidad y la estructura mediterránea de vida en la que conviven mansiones de estilo moderno o minimalista con casas ibicencas tradicionales, nuevas o restauradas.

Esta dualidad arquitectónica que camina en paralelo con el interiorismo otorga a las casas de Ibiza un sentido especial, particularmente en el diseño interior donde se refleja la personalidad del propietario, sus gustos, preferencias y hasta su nacionalidad.

Se impone la diversidad de estilos en la concepción decorativa de los espacios de las nuevas casas

El atractivo de la ‘marca Ibiza’ ha actuado como ‘efecto llamada’ en la última década para la construcción de increíbles mansiones, lujosas viviendas y casas de estilo tradicional ibicenco modernas o adaptadas a las necesidades y gustos del morador.

El minimalismo ha pasado de actualidad aunque sigue vigente en muchas construcciones de residentes y extranjeros. La casa tradicional ibicenca mantiene su protagonismo, aumentado por la evolución en el concepto cúbico de la estructura de la casa payesa y su evolución hacia espacios interdependientes que crean ambientes diferentes e intercomunicados de estilo mediterráneo.

De la mano del prestigioso fotógrafo Conrad White, el diseñador de espacios Rolf Blakstad y la diseñadora de interiores catalana Malales Martínez Canut, presentamos un recorrido por las tendencias actuales en la decoración y el interiorismo de viviendas de diferentes estilos que se construyen actualmente en la isla más famosa del mundo.

La diversidad y la mezcla de estilos se imponen en estos momentos en la concepción decorativa de los espacios. No hay un estilo concreto, rígido, ni definido, sino una amalgama de elementos decorativos singulares que conforman ambientes cálidos y luminosos que buscan el espacio y el confort.

La mezcla de elementos decorativos permite combinar la fotografía con muebles de todo tipo

La mezcla de elementos decorativos es amplia, desde piezas clásicas y contemporáneas, un gran cuadro o fotografía a pequeños retratos; sofás modernos en colores suaves con mesas bajas antiguas con candelabros y velas de madera; sombreros de diferentes formas y colores colgados de forma irregular en la pared, modernas chimeneas, suelos de madera o cemento y techos de sabinas.

La luz y la búsqueda de la comunicación con las terrazas o los espacios exteriores con grandes ventanas o puertas tradicionales y de cristal son elementos que marcan poderosamente el diseño interior de las nuevas viviendas rurales sobre todo.

La fotografía en sus múltiples estilos y tamaños se ha convertido en un elemento clave para la decoración junto a las lámparas que juegan el doble papel decorativo y de cuidada iluminación ambiental nocturna.
Curiosamente han desaparecido las plantas.

Conrad White: «Lo importante en la fotografía es leer la luz»

Conrad WhiteEl fotógrafo holandés afincado en la isla prepara un nuevo libro sobre las casas y mansiones de Ibiza tras el éxito internacional cosechado por su último trabajo ‘Blakstad Houses’ del que se han vendido más de 5.000 copias en todo el mundo: «Este libro significa mucho para mí, creo que es uno de los mejores trabajos fotográficos de casas de Ibiza, quizá porque he podido dirigir todo el proceso editorial y hacerlo como realmente me gustaba».

El volumen representa la arquitectura ibicenca del arquitecto Rolph Blakstad y su evolución contemporánea con el trabajo de sus hijos: «Su obra está muy cerca de la arquitectura tradicional ibicenca y sus formas y el libro ha potenciado en buena parte su valor: «Su padre hacía casas para gente mayor pero ahora hay una nueva generación de jóvenes que prefieren otro estilo, más moderno y contemporáneo basado en la arquitectura local». Este nuevo concepto valora, según Conrad, «la importancia de ver una nueva dimensión de las casas con la misma estructura cúbica. Las personas hacen las casas y les dan su personalidad». A la hora de fotografiar White busca elementos como «el equilibrio y los puntos de luz como referencia; la composición de la foto tiene que reflejar el ambiente de la casa sin deformar la realidad. En una foto tiene que ocurrir algo que llame la atención del espectador y que deje volar su fantasía para investigar o descubrir cosas nuevas en una segunda mirada. Hay que leer la luz como se escucha la música. La luz es básica, determina dónde si sitúa una ventana o una terraza o detalles que marcan el estilo de la arquitectura».

El Carnicero. El templo de la carne cumple un año

Las mejores carnes del mundo pueden degustarse en el asador El Carnicero, un auténtico Edén para los paladares más exigentes. En un impresionante restaurante situado en el primer cinturón de ronda de Vila, un gran equipo ofrece servicios de lujo y una variedad de cortes de carne que hace las delicias del comensal.

La entraña es exquisita, pero también lo son otros cortes como el T-Bone o el lomo alto, seleccionados de diferentes lugares del mundo, o el selecto chuletón de buey de El Capricho, que deja gratamente sorprendidos a quienes lo prueban.
El Carnicero está de aniversario. Hace un año que el establecimiento abrió sus puertas en Ibiza como extensión de su restaurante hermano situado en Milán, uno de los asadores más importantes de Italia.

Decoración, iluminación, disposición de las mesas… Todo está cuidado al detalle en El Carnicero, que nace de una casa payesa reformada respetando la arquitectura tradicional, y se extiende ofreciendo diferentes ambientes en los que cenar pero también relajarse a tomar una copa. El Circo, con una decoración clásica bajo una gran carpa, y El Patio, con una tenue luz exquisita, son algunas de las atmósferas donde satisfacer a los cinco sentidos, pero también hay salas en el interior de la casa payesa y una terraza junto a la parrilla.

La Paloma. Esencia natural de la isla en un espacio relajado

La abrumante naturaleza ibicenca esconde uno de los restaurantes más recomendables de la isla: La Paloma. En una finca payesa ubicada en Sant Llorenç, este establecimiento presenta una atmósfera muy familiar en un espacio amplio y agradable.
A mediodía, La Paloma elabora un menú a base de ensaladas y gastronomía oriental, mientras que por la noche la carta se transforma para dar pie a platos mediterráneos e italianos elaborados con productos recién cogidos del huerto propio. Para poner la guinda, coctelería para relajarse bajo las estrellas.

Forn Can Bufí. Panadería, repostería y cocina casera

Forn Can Bufí es una garantía de calidad. Tanto en su faceta de panadería y pastelería como en la elaboración de comidas para llevar, la empresa utiliza los mejores productos para lograr unos resultados óptimos. Y esto el cliente lo nota.

Forn Can Bufí cuenta con un horno central en Santa Gertrudis, además de establecimientos comerciales en distintos puntos de la isla: cuatro en Vila, uno en Santa Gertrudis, dos en Sant Antoni, uno en Santa Eulària y ahora estrena local en Sant Jordi. De este modo, lleva todo tipo de panes y pasteles a todos los puntos de la isla.

La comida para llevar se cocina de forma tradicional. Se trata de platos caseros en los que priman variedad y calidad. Ensalada payesa, frita de polp, sofrit pagès, bacalao en salsa, albóndigas, berenjenas rellenas o pollo al horno son algunos ejemplos de las recetas que pueden encontrarse en Forn Can Bufí.
Otro producto a destacar es la comida envasada herméticamente, que se puede congelar para consumir cuando apetezca.

- Publicidad -