Trabajo contra el tiempo

Administración. De izquierda a derecha, Juan Antonio Gisbert, María Ruiz, José Luis Gisbert, Marilín Franch e Irene Marí. Vicent Marí
De izquierda a derecha, Juan Antonio Gisbert, María Ruiz, José Luis Gisbert, Marilín Franch e Irene Marí. Vicent Marí

Si hay un departamento invisible en un diario, ese es el de administración. En un medio de comunicación donde todo lo que se hace se ve al día siguiente, el área de administración trabaja en silencio, sin que se note, pero está igual de viva que el resto. Tanto que sufre la misma lucha contra el tiempo que la redacción.

El departamento cuenta con un experimentado y sólido equipo de cinco personas a cuyo frente está José Luis Gisbert. El jefe de administración es el encargado de la gestión administrativa y financiera de la compañía, misión en la que se incluye la contabilidad, la realización de informes periódicos de explotación y tesorería, las declaraciones con Hacienda, la elaboración de informes para Prensa Ibérica, las altas y bajas de los empleados, y la relación con la gestoría.

«Para llevar a cabo este tipo de trabajo hay que ser muy minucioso, disciplinado y organizado», según explica Irene Marí, palabras que corroboran el resto de sus compañeros.

Marí se encarga de gestionar la cartera de clientes, tanto de publicidad como de suscripciones, así como de la facturación de estas últimas. Además, realiza los apuntes contables relacionados con la gestión de cobros y la atención a los clientes en cualquier incidencia que se produzca con las facturas.

La gestión de la contabilidad de proveedores, gastos, control del efectivo de caja y conciliación bancaria es una de las tareas de Marilín Franch, así como los pagos de facturas. También se encarga de las facturas de Artes Gráficas de Ibiza. El control de la facturación diaria de los anuncios clasificados es otra de las responsabilidades de Marilín.

La más veterana del equipo, con 34 años en la empresa, es María Ruiz Miras. Ella se encarga de gestionar la distribución de la edición impresa, es decir, de hacer las previsiones de tirada diarias, gestionar las facturas que conlleva la distribución, los puntos de venta, las promociones y, sobre todo, las suscripciones.

Como la mayoría de los miembros de este departamento, trabaja también para Artes Gráficas de Ibiza. Allí se encarga de emitir las órdenes de impresión tanto de Diario de Ibiza como de otros clientes. Tiene también el contacto directo con los encargados de distribuir el Diario.

El buen ambiente y la complicidad marca el día a día del departamento

El más novel en Administración es Juan Antonio Gisbert y lleva ya diez años en su puesto. Su trabajo principal se centra en Artes Gráficas de Ibiza, donde se encarga de la gestión diaria de la tesorería, los apuntes bancarios o la realización de informes. En Diario de Ibiza es el responsable de que los empleados trabajen de forma segura, ya que se encarga de la prevención de riesgos laborales. Además, colabora con María Ruiz en el departamento con el control de las suscripciones digitales.

Bajo la supervisión de José Luis Gisbert se encuentra otra figura indispensable, Daniel Yern, encargado del mantenimiento de las instalaciones. Sabe hacer de todo: tan pronto arregla una fuente, instala un cableado, pinta una pared o solventa una fuga de agua.

El buen ambiente y la complicidad de tantos años trabajando juntos, consigue que el departamento de administración funcione muchas veces con una sola mirada.