Inicio Autores Artículos por Marta Torres Molina

Marta Torres Molina

Marta Torres Molina
6 ARTÍCULOS 0 COMENTARIOS

Reconocimiento a tres «incansables»

El escultor Pedro Hormigo posa sonriente entre Alba Pau y Manu San Félix (Premis Diario de Ibiza a la Acción Social y Personaje del Año), que sostienen en sus manos sus premios. Esas piezas de bronce que repasan la historia del rotativo a través de su tipografía y que hace sólo unos…

Artículo original Publicado en: www.diariodeibiza.es

Premis Diario de Ibiza 2019: la noche de Manu, Alba y los Vilás

Sociedad. Unas 200 personas asistieron ayer por la noche a la entrega de los Premis Diario de Ibiza al biólogo marino Manu San Félix (Personaje del Año), la empresaria Alba Pau (a la Acción Social) y la Policlínica Nuestra Señora del Rosario (Iniciativa e Innovación Empresarial). Un…

Artículo original Publicado en:

www.diariodeibiza.es por [author_name]

Alba Pau: «Lloro mucho por los niños que sufren»

Esta catalana –«banyolina», matiza– que acaba de cumplir 64 años recibirá el 11 de octubre el Premio Diario de Ibiza a la Acción Social por la labor que desempeña en varias asociaciones dedicadas a mejorar la vida de los niños más desfavorecidos. Una acción que compagina con su…

Concurso Futur Adlib, la victoria de las sombras de Alfonso

Alfonso Sánchez empieza fuerte su carrera como diseñador. No sólo se impuso en el concurso de jóvenes diseñadores Futur Adlib (celebrado el jueves en Sa Punta des Molí) sino que sus prendas gustaron tanto que ya han vivido más allá de la pasarela. El viernes fue la consellera insular de Comercio e Industria, Marta Díaz, quien lució uno de sus vestidos (largo, negro, transparente y con piedras en las mangas) para la primera noche de los desfiles de Adlib. El sábado fue la diseñadora Maya Hansen la que se puso una de sus faldas para acudir al cierre de la edición de este año. Ella fue una de las integrantes del jurado, que presidió el histórico de Adlib Luis Ferrer, y en el que también estaban los diseñadores Melania Piris y Tolo Crespí, el periodista de RTVE Rafael Muñoz y la jefa de la sección de Industria del Consell de Eivissa, Olga Torres.

Sánchez confesó tras el concurso que después del negro tiene ganas de trabajar con los colores

Al certamen asistieron algunos de los famosos invitados este año a la pasarela ibicenca: las actrices Manuela Vellés y Nerea Garmendia, el actor Jesús Olmedo, el torero Óscar Higares, la periodista Flora González y la presentadora Raquel Meroño, que se lo pasó en grande con su hija en una noche en la que el exnadador Felipe López aprovechó la puesta de sol para pedirle a su chica, la modelo Mireia Canalda, que se casara con él. Ella, que en ese momento lucía un vestido de novia diseñado por la ganadora de la pasada edición, Lorena Sánchez, accedió, tras lo que la pareja se fundió en un apasionado abrazo.

El ganador, que apenas podía creerse la victoria, explicó tras el certamen que escogió el negro absoluto para su colección porque considera este color como el inicio. Eso sí, confesó que ahora tiene ganas de ponerse a trabajar con el blanco y los colores.

Alfonso Sánchez ‘L’Ombra’

Concurso Futur Adlib, la victoria de las sombras de Alfonso
«Prendas hechas de manera clásica, plagadas de detalles únicos y hechos a mano, pensadas para perdurar en el tiempo como lo hace una pieza artesanal. Vestidos de corte romántico, detalles
de inspiración futurista, toques folk más tradicionales…»

Marisa del Hoyo ‘Arrels’

Concurso Futur Adlib, la victoria de las sombras de Alfonso
«Es una colección que recoge toda la esencia y raíces de la moda Adlib. Destaca el uso de encajes y tela de algodón que hacen que prendas de patronaje muy limpio resalten y adquieran un toque glamuroso».

Gabriela Durán ‘Hattori Hanzo’

Concurso Futur Adlib, la victoria de las sombras de Alfonso

«Japón como fuente de inspiración. La belleza cultural y artesanía siempre presentes. Tejidos coloridos y suaves. Fantasía dentro de una realidad palpable con un camino lleno de sueños, pero sin dejar el orden y la armonía».

Patricia Perales ‘Illatra’

Concurso Futur Adlib, la victoria de las sombras de Alfonso

«Unión de las palabras illa y llatra. Nace del deseo romántico de no querer que una tradición milenaria se pierda en un futuro de engranajes. Una colección luminosa de piezas sencillas que paulatinamente van oscureciéndose a la vez que su patronaje se vuelve más elaborado».

Francisco Heredia ‘Cañí’

Concurso Futur Adlib, la victoria de las sombras de Alfonso

«Nace desde dentro de lo más personal. El origen de mis raíces generan un interés en la búsqueda del origen de la raza gitana. Una colección mixta, natural y sofisticada en la que colores como el blanco y el beige se fusionan entre ellos».

Esperança Martínez ‘Translight’

Concurso Futur Adlib, la victoria de las sombras de Alfonso

«Una colección inspirada en la orilla del mar, una colección dividida, que refleja el día y la noche mediante transparencias, texturas y toques luminosos. Prendas entalladas y volúmenes holgados dan lugar a propuestas perfectas para fiestas tanto de día como de noche».

María Paloma Ojea ‘Ibz’

Concurso Futur Adlib, la victoria de las sombras de Alfonso

«Prendas que tratan de plasmar los complejos principios que intervienen en la aeronáutica. ‘Ibz’ se basa en la sutileza geométrica que acompaña al cuerpo y lo recorre sin aprisionarlo. Formas rectas y sencillas que juegan con la caída y la sustentación de los materiales».

Lina M. Rojas ‘Barroco’

Concurso Futur Adlib, la victoria de las sombras de Alfonso

«La época barroca me sirve de inspiración. Fusionándola con la indumentaria que se llevó en Ibiza en los 80, influenciada por los grupos de rock. Esta colección realza su fuerza y color en telas brocadas de colores ocres y prendas de piel».

Nieves Rubio ‘Tanit’

Concurso Futur Adlib, la victoria de las sombras de Alfonso

«En esta colección son visibles varias simbologías, ya que la diosa tiene la Luna como emblema. Tanit se vincula con la magia, por tanto los outfits recuerdan la forma de la capa de una bruja. Una colección en la que el blanco representa la fertilidad».

Laia Valverde ‘Gonellas’

Concurso Futur Adlib, la victoria de las sombras de Alfonso

«Una isla parada en el tiempo. Una burbuja de misterio y tradiciones. Un mundo que nadie conoce. Un sentimiento arraigado al pecho. Otra forma de vida. Mi vida». Así define la alumna de la Escuela de Moda LCI de Barcelona su colección.

[td_smart_list_end]

Para el frío, la cuchara

­Son las fiestas de Santa Gertrudis. El día grande. Hace viento y el ambiente es desapacible. Tanto, que todo el mundo busca el refugio de la iglesia aunque falta aún tiempo para que empiece la misa. En ese momento, Lali, que aguarda en el porche junto a uno de sus nietos, se alegra de haber preparado unos col amb ossos para el día de fiesta. Es uno de los platos favoritos de su marido, Joan, y aunque ella pensaba esperar aún unas semanas para empezar con los platos de cuchara, ha decidido darle el gusto. Ahora se alegra. Algo calentito les vendrá bien después de la mañana de celebración al aire libre. «La cuchara calienta el estómago y el corazón», afirma, convencida, Lali, que asegura, seria, que nada hay mejor para la pena, para «calmarla y no dejar que se lleve las fuerzas», que un buen caldo de gallina.

La ‘borrida de rajada’. SERGIO G. CAÑIZARES
La ‘borrida de rajada’. SERGIO G. CAÑIZARES
El arroz de pescador y el de matanzas son, seguramente, los platos de cuchara más populares

En la gastronomía pitiusa abundan los platos de cuchara. Esos que fuera de las casas a veces es complicado encontrar: como la olla fresca (con habas secas, judías blancas y tiernas, patatas…) o la olla podrida (tocino, sobrassada, butifarra, cerdo, judías tiernas…). Mucho más populares e imprescindibles en los menús de invierno son las legumbres, que antiguamente servían de comida durante varios días seguidos. Es el caso de las lentejas, a las que en las Pitiüses, al sofrito inicial se añadía un buen trozo de botifarró. Lo mismo se hacía con los garbanzos.

Tradicionalmente, a las legumbres como lentejas y garbanzos se añadía un trozo de ‘botifarró’

Aunque los reyes, sin duda, del ‘cuchareo’ pitiuso son los arroces. El arroz de pescador (a la marinera) y el de matanzas. Ambos tremendamente gustosos, sabrosos, intensos y capaces de calentar el día más frío. Ambos siempre presentes en las cartas de la mayoría de restaurantes de comida típica. Ambos imprescindibles. Mucho menos conocido y mucho más difícil de degustar fuera de casa es el arrós amb xulla i pinya de col, una receta sencilla para la que únicamente hay que sofreír la carne (panceta y costillas de cerdo), añadirle tomate, coliflor, pimiento rojo y ajo troceados y, una vez rehogado, cocer con abundante agua hasta que la coliflor esté tierna, momento en que se añade el arroz.

Un plato de garbanzos. SERGIO G. CAÑIZARES
Un plato de garbanzos. SERGIO G. CAÑIZARES

La lista de platos que, según la teoría de Lali, garantizan un invierno calentito para el estómago y el alma es casi interminable: el bullit pilotes i mandonguilles, la sopa i bullit (la versión ibicenca del cocido), el guiso de pollo, el estofado de ternera, el guiso de caracoles, la borrida de rajada, el guiso de langosta, la langosta a la marinera, el guisat d’ous o las diferentes variedades de las llamadas sopes. No sólo se trata de caldo con algún aderezo, sino que aquí, tradicionalmente, era costumbre añadir trozos de pan. Éstos se empapaban, absorbían todo el sabor y, revueltos con el caldo, aliviaban el frío y el hambre.

Más de 110 metros cuadrados para vender lo mejor de Ibiza

Un total de 111,5 metros cuadrados, diez mesas de trabajo, una pequeña cocina para preparar las degustaciones y un diminuto almacén en el que guardar folletos, dípticos, trípticos, flyers, tarjetas, bolígrafos y todos los obsequios (jabones, bolsas, packs sensuales, chocolate de algarroba, pelotas de playa, pendrives, baterías…) con los que la nutrida representación de Ibiza en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur) intentó durante cinco días atraer turismo a la isla. Fuera de temporada, a ser posible.

El espacio de Ibiza se distingue claramente al entrar en el pabellón número 7 de Ifema. Por las fotografías (una puesta de sol en Benirràs, la plaza de Santa Gertrudis, casas blancas en Balàfia, Dalt Vila…) por la pantalla en la que se proyectaban imágenes de aguas cristalinas, bodegas de vino, rincones bucólicos y mercadillos y el blanco prácticamente integral. Mesas, sillas, taburetes, paredes… Hasta los uniformes del personal de turismo, que estrenan en Madrid estilismo Adlib que lucirán en todas las ferias y actos de promoción.

En el estand de Ibiza los asistentes posaron divertidos con los elementos de la campaña #ibizeate, bailaron con el espectáculo de Sandra Love para promocionar el Ibiza Gay Pride de 2016, cantaron con la propuesta de Ibiza Blau Music y degustaron los platos que cada día preparó el cocinero José Miguel Bonet: tartar de espardenyes con aire de remolacha, salmonete en escabeche, huesos con col (sin hueso), tataki de sirvia, ensalada líquida de gamba, espuma de greixonera y mousse de café caleta.

En varios instantes el espacio se quedó pequeño y algunos políticos tuvieron que celebrar reuniones con agentes de viaje y turoperadores en rincones improvisados junto al estand, en el que la actividad no paró en ningún momento. En algunos, de hecho, el espacio parecía una auténtica fiesta, como cuando drag queens, bailarines y zancudas con plumas y lentejuelas lo convirtieron en su escenario. O cuando la Reina de Turismo de México, Indira Andrade, aceptó cantar un tema de Alaska, o cuando el candidato socialista a la presidencia del Gobierno posó con los políticos y decenas de visitantes le pedían a gritos un selfie.